Influencia del aprendizaje

26-11-2011 in Psicología y psiquiatría, TIC by Chr Magleb

Como vimos en el documento anterior tenemos un temperamento que es la combinación de nuestro núcleo instintivo afectivo y el aspecto biológico que a trabes de la cnestecia nos provee de sensaciones internas, nuestro organismo. El temperamento nos condiciona a cierta predisposición, desde el nacimiento, con esa predisposición la conciencia empieza a tomar contacto con el ambiente que nos rodea y comienza el proceso de aprendizaje a través de estímulos que mediante nuestros sentidos comienzan a dejarnos impresiones, enseñarnos cosas y a nutrir el proceso de construcción de nuestra personalidad.

Con el aprendizaje inicial comenzamos a asimilar representaciones simbólicas en la memoria que con lleva posteriormente a la aplicación de mismas para expresarnos, asimilamos el lenguaje, luego la escritura y los aspectos culturales y mediante ese bagaje de símbolos interpretamos lo que pasa fuera y dentro de nosotros mismos. Este bagaje simbólico tiene limitaciones para la interpretación de los procesos interiores personales y transpersonales por lo que exigen de un trabajo interpretación o modelización de los mismos para el desenvolvimiento y también es una necesidad conocer la existencia de esa limitación.

La convergencia de los rasgos y tendencias personales de base temperamental, biológicos y genéticos con las variables del entorno da como resultado los factores predominantes de la personalidad.

En la conformación de nuestras reacciones emocionales, nuestros sentimientos, nuestro modo de pensar, nuestro autoconcepto, nuestro concepto de los demás, nuestro aspecto ideal sobre nosotros mismos y el mundo en general y nuestra capacidad de acción humana, en síntesis, en todos los elementos que intervienen en la dinámica del desenvolvimiento de la personalidad, tiene una importante influencia el proceso de aprendizaje familiar, escolar y social, como así también las experiencias personales de relevancia, positivas y negativas que tengamos.

El aprendizaje familiar es un proceso que se produce en gran medida de forma inconsciente mediante el trato cotidiano, el origen de futuras respuestas inadaptadas que podamos tener puede estar motivado por estímulos que actúan de refuerzo y que condicionen respuestas que hayan sido aprendendidas en ambientes disfuncionales y situaciones disfuncionales vividas sin que haya intención de haber sido transmitidas como tales.

El conductista Skinner afirmaba que las conductas enfermas se aprenden por condicionamiento operante, significa que una conducta tiene mas probabilidad de ocurrir si existe un refuerzo del entorno cuando esta ocurre, siendo un refuerzo, un estimulo que premia a la persona o premia esa conducta. Los conductistas estudian la influencia del entorno familiar, social y escolar sobre el aprendizaje de hábitos y conductas que se asumen como expresión natural de las personas, existen una amplia gama de estudios y teorías de la rama conductista y aquí citaremos solo algunos conceptos que se relacionan con lo que queremos transmitir.

Como proceso general de aprendizaje podemos afirmar que existen infinidad de estímulos que recibe el niño al nacer y que las va identificando con respuestas y asociándolas. El niño obtiene del entorno y de los demás recompensas (muchas veces no planificadas) a sus respuestas que en parte por medio de ensayo y error va asimilando como propias.

Según Bandura el funcionamiento psicológico es el resultado de la interacción entre la persona, la conducta y el entorno que lo rodea. En la persona intervienen las capacidades mentales y la memoria a esto lo llamó determinismo triádico. El resultado del aprendizaje produce capacidad de acción y desenvolvimiento, capacidad de poder actuar proactivamente conociendo el entorno y mediante el desarrollo de las capacidades cognitivas y a través de la conducta, trazar un rumbo de desarrollo, satisfacción personal y crecimiento.

El aprendizaje implica la capacitación y adquisición interna del modo de pensar, sentir, actuar, buscar satisfacción, relacionarse con los demás y aplicar la capacidad personal adquirida gradualmente para el desarrollo de objetivos de vida y para afrontar eficazmente los hechos fortuitos positivos y negativos que presenta la vida. Esta constituido por conocimientos científicos y técnicos, conocimientos convencionales y patrones culturales, que derivan en formas de expresión interna y externa a través de la conducta y que están cimentadas en creencias personales aprendidas que son en gran medida inconscientes.

Albert Bandura opinaba que el ser humano tiene plasticidad y flexibilidad para aprender diversas cosas y para seleccionar concientemente que va a aprender en las diversas situaciones de vida, son los contactos sociales y la cohesión con otras personas lo que permite la observación de conductas de otros y que posibilita también un aprendizaje por observación e imitación.

De la convergencia entre lo aprendido en el hogar, la enseñanza escolar y las experiencias personales derivan un mix de estímulos positivos y negativos. Hay que considerar también la sensibilidad personal a los estímulos como un factor de importancia y la resilencia que la persona vaya desarrollando en función de la contención familiar, para comprender el impacto subjetivo que esas experiencias traerán a su entendimiento interno de las mismas.

De acuerdo a la teoría de Miller y Dollar el aprendizaje se basa en la secuencia Impulso, respuesta, Indicación, recompensa. Los impulsos pueden ser familiares o no familiares, difiriendo estos en cuanto a que, en los familiares el organismo conoce la respuesta al impulso (como por ejemplo en el hambre, comer) mientras que en los no familiares el organismo busca la respuesta adecuada por medio del ensayo o error, encontrando la respuesta a aprender en función de la recompensa que reciba del entorno. El impulso es lo que estimula al individuo a la acción y tiende a canalizarse por medio de la respuesta y se denomina recompensa a la reducción obtenida de ese impulso, que puede ser la satisfacción de una necesidad derivada de una tendencia personal temperamental, la indicación es la gama de posibilidades que brinda el entorno para seleccionar y obtener la respuesta que reduce el impulso.

A la personalidad se van asimilando formas aprendidas por ensayo y error en la búsqueda de obtener respuestas que reduzcan los impulsos, pero si los impulsos son la reducción de angustias por traumas de maltrato o situaciones nocivas vividas, puede que se busquen formas no adaptadas de conducta que se originan en el hecho de estar inmerso en un ambiente disfuncional, cuando las condiciones de crianza o el ambiente social no es el ideal para el desarrollo de una personalidad equilibrada y adaptada. Por lo tanto el entorno y el clima de crianza y dentro del cual se realizan experiencias de aprendizaje tiene influencia notoria.

También existen en las familias figuras primarias que son aquellas que el niño considera fuerte y toma como modelo de aprendizaje, el niño copia sus actitudes y se apoya en sus enseñanzas y conceptos, así como también en el apoyo y el trato que esta figura le dispense, como también en los limites a conductas nocivas o desadaptadas que el niño tenga. La sobreprotección, ausencia de limites o condescendencia o invasión posesiva que esta figura tenga con el niño, así como también la desatención, desamor o descuido, provocan condiciones que no contribuyen a un buen desarrollo de la personalidad y que generan posibles condiciones de vulnerabilidad.

Si tomamos el caso de familias con ambientes disfuncionales y emocionalmente perturbadas, es lógico que los estímulos presentes y las respuestas a estos lleve al aprendizaje de desadaptaciones que el entorno y el ambiente disfuncional posibilito, ya que el niño nace con necesidad de afecto y recibe una impresión deformada y contraria de la convivencia con y entre sus familiares cercanos que le genera dolor y ansiedad en un momento de se desarrollo que no tiene la capacidad racional para su entendimiento.

Aquí es donde se relaciona el inconsciente con el proceso de aprendizaje ya que en esa edad en donde dependemos de nuestros familiares, el mundo esta por descubrirse y el aspecto racional esta en proceso de desarrollo, lo que experimentamos traumático no puede procesarse adecuadamente o entenderse con la claridad de un adulto, incluso sucesos confusos para nuestro entendimiento que no hayan sido explicados en base a nuestra capacidad del momento, no se comprenden concientemente, pero forman parte de nuestro inconsciente. Estas impresiones no pueden sen abordadas por los procesos racionales en desarrollo y quedan reprimidos en el inconsciente junto con toda la carga emocional y de ansiedad que producen.

Esas impresiones que podríamos llamarlas parasitas pujan por encontrar una respuesta, hay algo que sucedió que no entendimos y por lo tanto tienen el potencial de generar creencias irreales o distorsionadas que sean el origen de futuras conductas desadaptadas o formas de ver la vida poco cimentadas en lo que es la realidad y cargadas de aspectos emocionales negativos o que generen estados afectivos desplacenteros de los cuales no tenemos una explicación clara de su origen y que generen culpas, maltrato a otras personas o que alteren nuestro autoconcepto, nuestra autoestima y nuestra autoeficacia y sean el origen de síntomas neuróticos. En síntesis detrás de toda conducta motivada por síntomas en adultos hay algo que saber y reaprender de nosotros y hay creencias irracionales que modificar y que necesitan una revisión interna para que desaparezcan los desequilibrios.

Muchas de esas creencias irracionales comentadas son el origen muchas veces de complejas explicaciones sobre nosotros mismos o de la limitación a autopercibir el origen de nuestros malestares internos con exactitud, intervienen también por la influencia inconsciente, los mecanismos de defensa internos que usamos para no llevar a nuestro consciente aquello que nos genera angustia o ansiedad extrema o que choca con la visión ideal que de nosotros tenemos.

Aquello que nos genera síntomas o problemas de conducta cuyo origen es desconocido desde lo consciente, tiene su origen en conflictos en el inconsciente que hacen presión por solucionarse pero que no aceptamos o no tenemos la capacidad de sentir. El pasado psicológico puede en el inconsciente no corresponderse con el pasado cronológico y nunca llegar a ser pasado, es algo que quedo confuso y conflictivo o traumático y que por mecanismos de defensa no es aceptado en el consciente y hace presión de formas diversas sin tenerse conciencia de lo que en realidad nos esta ocurriendo y pudiéndolo proyectar hacia fuera de nuestra persona o hacia otras personas.

Se tiene consciencia de que algo pasa, de que no estamos bien, pero lo medular que provoca esos estados, sentimientos, pensamientos y sensaciones que pueden manifestarse en síntomas, no lo tenemos claro, ya que en su momento fue una experiencia no bien entendida quizás por no poseer en esa edad desarrollada la capacidad de entendimiento. Es la falta de entendimiento el origen de los síntomas, es la expresión de ese mal entendimiento que puja desde nuestro inconsciente por buscar una respuesta y que no podemos a veces aceptarla y cuando mediante una psicoterapia se comprende conscientemente, desaparecen los síntomas. También puede haber una base biológica que predisponga la presencia de los síntomas y si bien no desaparecen, se atenúan en intensidad y frecuencia, pero existe una mejoría. Algunos ejemplos aclararan mejor el concepto.

Una mujer pudo haber sido maltratada y poco atendida por una madre neurótica, posesiva y sobre protectora que le genero una dependencia aprendida hacia su persona, haber sentido angustia y rencor por ese maltrato y falta de libertad y haberlo reprimido por tener que depender de su madre y por generarle culpa en la niñez, no aceptándolo en su conciencia, pero esta presente en su inconsciente. Mantener una relación simbiótica aferrada y dependiente con la madre y tener síntomas de ansiedad, depresión, e impulsividad y hasta configurar los síntomas de un trastorno de personalidad, sin conocer el origen exacto y estos síntomas empezar a desaparecer en intensidad al momento de aceptar en su consciente el hecho de no tener afecto por su madre y hasta llegar a tener previamente un estallido de ira respecto a la presencia y manejos de la madre en la edad adulta y posterior a la realización de una psicoterapia por las consecuencias de los síntomas del trastorno.

Un joven proveniente de una familia conflictiva dedicada a la delincuencia puede ser criado por sus familiares de manera correcta para que no caiga en la delincuencia pero, vivir escuchando anécdotas de cómo sus familiares realizaban hazañas audaces que el niño escucha atentamente y pretende imitar por aprendizaje, pero por la decisión acertada de los familiares de no tener la vida que ellos tuvieron, castigar esa tendencia o los juegos relacionados en donde se evidencia la audacidad imitada. El niño siente culpa por su tendencia y la reprime pero adopta conductas arriesgadas en áreas normales de su vida como buscar relaciones interpersonales conflictivas y cargadas de problemas o deportes extremos o socializarse con amistades con conductas arriesgadas sin ser delictivas y padecer consecuencias de ello en su vida personal y no tener un acabado conocimiento consciente de porque tiene esa tendencia, que sino satisface, siente que no esta bien con el mismo.

Una persona que en su ambiente familiar presencio de niño muchos conflictos confusos y para preservarlo de ellos su familia lo aparto y no le explico la verdad de lo que ocurrió en su entorno, crece con una ausencia de información y cierta confusión inconsciente, no conoce el origen de ciertas angustias y de ciertas respuestas imposibles de controlar por el en sus futuras relaciones interpersonales, como desconfianza, creer que hay algo oculto o sentir la necesidad de apartarse frente a dudas para no ver que hay detrás o hasta tener una gran ansiedad frente a hechos triviales que afecta su estado de animo y obviamente sus relaciones actuales. Desconoce el origen que se encuentra en su inconsciente y proyecta ese vacío interno de información, iniciado en las relaciones familiares de la niñez, en sus relaciones actuales siendo sumamente conflictivo. Tiene un pasado cronológico lejano que esta presente en su estado psicológico actual y puede disminuir la intensidad de esa tendencia al comenzar a conocer la realidad de lo ocurrido en su familia y poder expresar concientemente la angustia que en su niñez sintió y lo indujeron a evitar. Puede también que esa necesidad de superación se concrete en una relación adulta que se configure con similares características a las de su entorno familiar inicial y que haya accedido a esa relación por la puja de su inconsciente en encontrar una solución a su vacío de explicación interna.

Una persona puede desconfiar que su pareja le miente en determinadas cosas debido a proyectar sobre ella su forma interna de proceder mentirosa e inconsciente en muchas circunstancias, debido a haber aprendido a mentir desde chico para poder hacer lo que quería debido a una crianza exigente y controladora que a su ves le genero sentimientos de inferioridad. No tiene en forma consciente reconocida su tendencia mitomana, ni el hecho de vivir ocultando lo que hace, pero supone que a el lo engañan o le ocultan las cosas porque combinado con sus sentimientos de inferioridad derivados de la crianza, asume una conducta controladora, desconfiada y defensiva tal cual como fue criado y proyecta inconscientemente sobre la otra persona las conductas que el asumió, de evitación y mentiras. Como resultado termina imitando inconscientemente la forma en que fue criado y que posiblemente critique reiteradamente.

Toda esa complejidad de situaciones traumáticas, criticas y dolorosas vividas como estímulos u observadas inducen a construir formas de respuesta que pueden configurar formas de conducta desadaptadas aprendidas por la experimentación de estados de desesperación, falta de atención y afecto que contribuyen a la conformación de factores que pueden derivar en una personalidad patológica, pero que tuvo su origen problemas de aprendizaje y situaciones traumáticas por deformaciones en el ambiente, que contribuyeron a conformar patrones desadaptados como formas de respuesta estable y poco flexibles de modificar.

También estos esquemas de aprendizaje se pueden lograr por imitación cuando frente a un impulso se copia la respuesta de alguna persona significativa que se convierte en un modelo disfuncional patológico dentro del entorno de desarrollo y mas si por tendencias temperamentales se facilita en el niño ese tipo de respuesta.

Supongamos que un niño demandante de afecto de su madre, recibe poca atención de esta por estar esta sumergida en sus conflictos personales internos y solo recibe atención y afecto cuando detecta que si se pone a los gritos encaprichándose con algo, la madre sale de su rumiación y lo atiende. Obviamente se la pasara buscando cosas con que encapricharse y gritar emocionalmente desajustado para recibir atención de su madre, comenzando a crecer la semilla de una posible falta de recursos internos para contener su desborde emocional.

También intervienen las contingencias sociales que el núcleo familiar vive en su conjunto, Supongamos el caso en que hemos vivido en la niñez inundaciones en días de lluvia, es posible que en días lluviosos, aun viviendo en lugares altos y protegidos sintamos nerviosismo y ansiedad aun habiéndonos olvidado de las experiencias traumáticas con la lluvia, porque así aprendimos a responder.

Es necesario entender que no somos ni vamos a ser perfectos y que no podemos alcanzar quizás el aspecto ideal que hayamos asimilado y al que debemos ir adaptando a las posibilidades reales, si, podemos superarnos pero no es necesario sobre exigirnos ya que para superarnos hace falta equilibrio y paz interior de lo contrario podemos actuar con impulsividad realimentando estados internos desarmonicos. Para superarnos hace falta equilibrio y aceptar en paz los errores propios y los de los demás para poder tener una vida adaptada a las posibilidades reales.

Un concepto importante es el de capacidad de autocontrol que no significa controlar reprimimiendo aquello que no nos gusta de nosotros o que hayamos aprendido mal, significa desarrollar la capacidad de poder identificar aquello que debemos reaprender con el objeto de adecuar nuestro interno y nuestra conducta para poder establecer objetivos de crecimiento, superación personal y de felicidad, ya que muchas veces podemos caer en la creencia irracional de que la felicidad viene de aspectos externos que podemos adquirir.

Según Albert Bandura la capacidad de autocontrol depende de la combinación y contraste de factores internos y externos al ser humano, los factores externos provienen del entorno familiar, escolar y social con las enseñanzas, el reconocimiento interno y la aceptación de cual es la forma correcta de desenvolvernos internamente y de identificar que conducta debemos tener. Es necesario para esto tener conocimiento de la vida, que significa entender la manera en que se desenvuelve la vida y por lo tanto en afinidad a ello, internalizar como debemos desenvolvernos internamente nosotros para poder estar en armonía con la vida, con nosotros mismos y los demás. Los factores internos provienen de la observación de nuestro interno y conducta mediante el ejercicio de la autopercepción, la evaluación de lo autopercibido en función de nuestras necesidades y de nuestros objetivos de vida y la reacción para lograr una adecuación, si autopercibimos y evaluamos que nuestro interno y nuestra conducta no esta respondiendo a nuestras expectativas personales o incluso a las de nuestro entorno.

Fundamentalmente en este proceso interviene la voluntad y la egosintonía que son condiciones que deben estar al servicio del proceso de cambio, la capacitación y el conocimiento racional de la realidad y las posibilidades que esta ofrece, son indispensables para la identificación y para recorrer el camino de reaprendizaje frente a la presencia de síntomas o conductas que evidencien que la salud mental esta comprometida y para evolucionar como ser humano.

Los caminos de evasión y negación de nuestra realidad y de nosotros mismos originan estados tendientes a que los síntomas, desequilibrios y problemas de conducta se constituyan en respuestas estables y no reconocidas, dando origen a la predisposición a trastornos. Muchas veces en el ambiente familiar pueden contribuir a la falta de observación, evaluación, reacción y a la egodistonia, cuando asumen roles de codependientes que evitan a la persona afectada las consecuencias a su desadaptación o si bajo efectos de manipulación la persona afectada consigue hacerlos codependientes eludiendo la necesidad de superación y tratamiento.

Esto es algo muy común, personas con desequilibrios suelen proyectar en determinadas cosas específicas y ajenas a su persona o incluso culpabilizando a terceras personas por el origen de sus síntomas. Sus familiares pueden asumir la idea de que el problema y la solución a su sintomatología se encuentran en el objeto de esas proyecciones y poner atención a ello tratando de conseguirle algo o de solucionar algo, realmente cuando eso se soluciona o consigue, los síntomas disminuyen, pero ingresan en un camino de codependencia que no conduce a nada positivo, debido a que esa acción refuerza un mecanismo interno de la persona desequilibrada por lo cual seguirá teniendo síntomas cuando quiera conseguir algo. Por lo tanto es necesario que cuando alguien tiene evidencias de desequilibrios, ella y su familia se pongan en manos especializadas.

Podemos concluir que el aprendizaje influencia nuestras respuestas internas y externas, que podemos haber asimilado en nuestra personalidad expresiones y factores desequilibrados que se hace necesario auto percibir, evaluar y reaccionar ante ellos de manera de buscar el camino de reaprendizaje con el objeto de poder eliminar o atenuar el desequilibrio. Para ello hace falta muchas veces ayuda profesional y fundamentalmente auto percibir y auto reconocer esa necesidad de reaprendizaje.

Bibliografía leída para abordar los temas de todos los documentos

  • La estructura de la personalidad – Prof. Dr Philipp Lersch
  • Conocimiento de la vida – Madú Jess
  • Teorías de la personalidad – Jess y Gregory j Feist
  • Los Complejos y el Inconsciente – Carl Gustav Jung
  • El Hombre Y Sus Símbolos – Carl Gustav Jung
  • Formaciones De Lo Inconsciente – Carl Gustav Jung
  • Psicopatológica y semiológica psiquiatrica – Ricardo Capponi
  • Teorías del aprendizaje – Pablo Cazau
  • Manual de psiquiatría – Dr, Juan C Betta
  • ¿Qué es la personalidad? Gordon Allport
  • Trastornos de personalidad – Prof Dr Néstor Koldovsky
  • Trastorno borderline de la personalidad- – Prof Dr Néstor Koldovsky
  • Punto crucial – Fritjof Kappra
  • El arte de amar – Erich Fromm
  • Salud mental infanto juvenil – Ovidia Rodríguez Méndez
  • La trampa de los manipuladores – Gloria Husmann, Graciela Chiale
  • Manual de psicoterapia cognitiva – Juan José Ruiz Sánchez y Justo José Cano Sánchez
  • Estratos en el ser humano – Articulo de la Lic. Yanina Gabriela Piccinni
  • Necesidad del Amor – Articulo de la Lic. Yanina Gabriela Piccinni
  • El primer año de vida del niño – René a Spitz
  • Una nueva perspectiva desde la Acrópolis-Trastorno de identidad disociativo – Brenner, Ira
  • Psicología transpersonal – Dr. STANISLAV GROF
  • Los contextos del ser. Las bases Inter subjetivas de la vida psíquica-Castaño del Blanco Ángeles
  • Herbert Marcuse – El hombre Unidimensional
  • La identidad – Monografía creada por Carlos A. Chiari . Mayo 2005
  • Los estados fronterizos ¿Nuevo paradigma para el psicoanálisis – Jacques André – Catherine Chabert – Jean Luc Donnet – Pierre Fedida – Andre Green – Daniel Widlocher
  • Selective early-acquired fear memories undergo temporary suppression during adolescence – Siobhan S. Pattwell, Kevin G. Bath, B. J. Casey, Ipe Ninan, and Francis S. Lee – Universidad de Cornell – Nueva York
  • Alcohol y trastornos psiquiátricos – Año 2001 – Dr. Juan Carlos Valderrama Zurián y la Dra. María Purificación de Vicente Manzanaro – Unidad de Conductas Adictivas – Conselleria de Sanitat Generalitat Valenciana – Alicante.
  • Therapeutic Recreation Protocol for Treatment of Substance Addictions – Rozanne W. Faulkner
  • Conflictos de pareja – Patricia Calero y Elena López de Calle
  • Amores altamente peligrosos – Walter Riso
  • Apegos patológicos y acción terapéutica – Fonagy, Peter – Trabajo presentado en el “Grupo psicoanalítico de discusión sobre el desarrollo”, en la reunión de la Asociación Psicoanalítica Americana, Washington DC, 13 de mayo de 1999
  • Budismo como Psicoterapia – Madawela Punnaji – Traducido por Adrián Montoya
  • Conducta antisocial, un enfoque psicológico – Arturo silva
  • Intervenciones psicológicas en la prevención y atención a la dependencia – Ignacio Montorio Cerrato – Facultad de Psicología. Universidad Autónoma de Madrid
  • Las nuevas adicciones – Jean Adés – Michel Lejoyeux
  • Trastorno de estrés postraumático – Daño cerebral secundario a la violencia
  • Mobbing, violencia de género, acoso escolar – M.A. Azcárate Mengual
  • Psiquiatría y Psicología del paciente con cáncer – Maria del Carmen vidal y Benito
  • Afectos, autonomía y auto-regulación: teoría de la complejidad en el tratamiento de niños con ansiedad y trastornos de conducta disruptiva – Tyson, Phyllis – Universidad de California- Facultad de Medicina de San Diego
  • The antisocial tendency. In Deprivation and Delinquency,ed. C. Winnicott, R. Shepherd, & M. Davis. London: Tavistock Publications
  • Conceptualización y clínica de los fenómenos disociativos: una revisión detallada de las diferentes posturas – Díaz-Benjumea, María Dolores J.- Coordinadora de la delegación de la Sociedad Forum de Psicoterapia Psicoanalítica en Sevilla.
  • The Dissociative Mind, Elizabeth F. Howell, The analytic press, Hillsdale, N.J, 2005
  • Esencia – Articulo de la Lic. Yanina Gabriela Piccinni
  • ¿Qué quieren las madres? Perspectivas del desarrollo, retos clínicos – Garriga, Concepció – Reseña de la primera parte del libro: What do mothers want? Developmental Perspectives, Clinical Challenges, de Sheila Feig, compiladora, Hillsdale: The Analytic Press (2005)
  • Teoría de la formación de compromiso. Una dimensión intersubjetiva – Rothstein, Arnold – Fue publicado originariamente en Psychoanalytic Dialogues, vol. 15, No. 3, pp. 415-431. Copyright 2005 de The Analytic Press, Inc. Traducido y publicado con autorización de The Analytic Press, Inc.
  • Efectos del Trauma Prolongado en la Infancia – Eduardo H. Cazabat
  • Trabajo presentado en el III Congreso Virtual de Psiquiatría , Febrero de 2002
  • Introducción a la psicopatología de la infancia – J.L. Pedreira Massa – P. San Román Villalón – Madrid, septiembre de 2001
  • La constancia objetal y su relevancia en la teoría del apego: Consideraciones sobre la relación madre-hijo1 en la primera Infancia – Maria Carolina Sánchez Thorin
  • Estudios. 1: psicosis infantiles y otros trabajos. Buenos Aires: Paidós, 1990 – Mahler, Margaret e Alberto Luis Bixio.
  • Fases y subfases del desarrollo del niño hasta los 3 años de margaret Mahler – Liliana pauluan de gomberoff
  • Fantasía inconsciente, vinculo y estados psicóticos – David Liberman, Elsa C Labos
  • Estado actual de la teoría del apego – Alfredo oliva delgado – Universidad de sevilla.
  • Persistencias transgeneracionales del apego – Fonagy, peter
  • El apego en adultos – Sagrario yárnoz yaben – universidad del país vasco
  • Evaluación clínica del llanto y su inhibición desde la teoría del apego – Judith kay nelson

Autor: Christian Chaler
Buenos Aires Argentina
Cchaler@gmail.com
www.cchaler.org

Imagen de perfil de Chr Magleb

Sobre

Mi nombre es Christian Magleb soy de Tandil Buenos Aires Argentina y me dedico a analizar distintos aspectos de la sociedad actual y su dinámica, difundiendo el resultado de esos análisis, con el objeto de exponer mi punto de vista personal de la realidad y encontrar el origen de la crucial situación global actual, partiendo de la hipótesis de que ese origen se encuentra en la visión que tenemos de la vida, el mundo y los demás. El material desarrollado por mi esta dirigido a toda persona que desee ser critica con la forma de vida social actual, donde el individualismo y la exacerbación del materialismo sin contenido genera estilos de vida que, supuestamente se basan en la libertad pero terminan por destruirla. No pertenezco a ningún partido politico a ninguna tendencia, no elaboro mi material para atacar a nadie ni para defender tampoco, solamente expongo mi punto de vista y mi forma de ver las cosas con la intensión de contribuir a la expresión de ideas, sin tratar de imponerlas a nadie y abierto a toda critica e intercambio de opiniones . Pueden contactarme, acceder gratuitamente a mis trabajos y ver mis proyectos en marcha en mis sitios y paginas indicadas al final de esta descripción y también descargar mis libros en formato Pdf. Todo mi material teorico y grafico By Desarrollos Magleb & Liam H Art design SA. Copyright © 1992-2015 Desarrollos Magleb All rights reserved.