Teoría de la personalidad (del cambio personal) – Desenvolvimiento de la personalidad

17-01-2012 in Psicología y psiquiatría by Chr Magleb

La vida humana se conforma por una sucesión de vivencias, sin embargo hay hechos que son los que definimos como de características especiales que producen un impacto trascendental en la vida y que motivan cambios, porque implica la necesidad de aprendizaje y de poner en juego nuestra voluntad y todos nuestros recursos internos para encontrar un camino de solución. Son hechos que necesitan de decisiones claves y que son definitorios frente a nuestro destino y rumbo y que conforman una prueba de vida.

Es en esos hechos en que se prueban e incluso se desarrollan nuestras capacidades internas y es por estos hechos que nos vemos en la necesidad de realizar cambios en nuestra personalidad, porque los mismos rompen con los esquemas permanentes que dominamos con facilidad, despiertan emociones fuertes y ponen a prueba nuestra autoeficacia y capacidad de acción humana en toda su extensión.

Estos hechos no pueden tipificarse ni generalizarse sino que son aquellos que de forma subjetiva producen que toda nuestra atención, resiliencia y criticidad este puesta en juego para su abordaje. Según la sensibilidad de la persona, puede que un hecho trivial para alguien sea de características especiales para otra o por ejemplo una persona que padece trastorno limite de la personalidad viva bajo hechos que para el común de la gente son triviales y sin embargo le generan impactos como si fueran hechos de características especiales en personas que no padecen ese trastorno.

Existen rasgos de personalidad característicos en las personas e incluso comunes a muchos seres humanos, son características estables en distinto tipo de situaciones vividas que están influenciadas por el temperamento y son de base biológica y genética.
También existen patrones de respuesta característicos constituidos por la combinación de emociones, sentimientos, pensamientos y conductas que constituyen la estructura del carácter y que a su ves son influenciadas por los rasgos de personalidad de base biológica, otras fueron aprendidos en la niñez y en las experiencias personales. Dentro de la estructura del carácter hay respuestas afectivo cognitivas que son predominantes, reacciones propias y repetitivas que son nuestra forma de respuesta frente a los hechos definidos anteriormente de características especiales.

Este aspecto predominante de respuesta característica, puede ser auto percibido o no por la persona y la positividad o negatividad del mismo depende de la calidad del clima interno resultante de los pensamientos, sentimientos y emociones intervinientes que genera la persona en esas respuestas y que a su ves contribuyen a una sensación interna de bienestar o malestar e influyen en la adaptación o desadaptación respecto a lo socialmente esperado en relación a la vivencia que los motiva.

Todos los seres humanos ante estos hechos de características especiales nos vemos motivados a la necesidad de modificar o adecuar estos patrones de respuesta y para ello ponemos en juego la voluntad y la capacidad de autocontrol fijándonos objetivos de cambio personal relacionados a nuestra autorrealización. Esta modificación significa una necesidad de superación ya que esas respuestas suelen interferir nuestra capacidad de acción humana y su desarrollo.

Los aspectos predominantes de respuesta se puede modificar por la influencia del entorno de situación, por la capacidad de autocontrol y por el planteamiento de objetivos personales, pero previamente deben identificarse mediante la autorreflexión y el autoanálisis de nuestras acciones y aceptarse concientemente. El cambio se produce mediante el ejercicio de nuestros recursos de autocontrol y mediante la voluntad puesta en juego en actuar en función de los objetivos que hayamos decidido realizar.
En términos generales una respuesta negativa derivada de la calidad de nuestros pensamientos, sentimientos y emociones se constituye en una respuesta desadaptada y generalmente son respuestas en que predomina lo emocional, la impulsividad, la ansiedad o los estados de animo afectados y cuando los recursos de autocontrol son insuficientes y nuestras respuestas se expresan bajo estas influencias dando origen a una inadecuación entre la respuesta necesaria para el caso y la que podemos realizar, generando a su ves frustración y el alejamiento de los objetivos personales, que afecta nuestro autoconcepto y nuestra capacidad de acción humana.

El resultado de nuestras acciones pasadas y nuestras respuestas en los hechos de características especiales que nos haya tocado vivir influye en nuestro autoconcepto, son nuestro material de referencia frente a los hechos futuros y presentes, siendo nuestro autoconcepto y la percepción de nuestra capacidad de acción humana, una variable clave para el afrontamiento. Mas que nuestro concepto real como persona y la capacidad humana real que tengamos, lo importante, es la impresión subjetiva que tengamos mediante el uso de nuestra capacidad de autopercepción de los mismos.

De la convergencia de nuestro autoconcepto, nuestra percepción de la capacidad de acción humana, nuestra autoeficacia y nuestro horizonte de expectativas futuras, deriva la necesidad interna de asumir roles en las situaciones. Influye también nuestro aspecto ideal en relación a lo que queremos ser, esos roles se establecen mediante el consenso y la cohesión con otros seres humanos con quienes nos relacionamos en los hechos de características especiales e Influencia también la percepción de los demás que tengamos. Decidimos actuar en base a ideas, modelos de referencia y mediante nuestra autorreflexión, capacidad de previsión de los hechos y consecuencia de los actos pasados e incluso nuestro horizonte de expectativas futuras. Así trazamos planes, estrategias y objetivos respecto al rol que queremos asumir en la situación, pero las mismas tienen que estar consensuadas con las personas con quienes cohesionamos.

Podemos estar de acuerdo o no con el rol asumido y con las decisiones consensuadas en función de cómo influye en nosotros nuestro aspecto ideal, pudiendo ser el rol mismo que nos toca asumir un generador de beneficio, crecimiento y despliegue de nuestra capacidad de acción humana o un aspecto que evidencia necesidades de adecuación o superación, que genere ansiedad y frustración y se interponga con los roles de los demás, sus decisiones y sus capacidades.

Por lo tanto en los hechos de características especiales el aspecto ideal y todas nuestras previsiones y expectativas constituyen representaciones internas, imágenes o creencias sobre la realidad, nosotros mismos y los demás que se encuentran a prueba y contraste con la realidad misma y estos aspectos mencionados también pueden constituirse en apoyos en donde se escondan aspectos negativos propios que surjan de nuestra falta de conocimiento interno por carencia de autorreflexión o bien actúen en relación a ellos mecanismos de defensa que impidan tenerlos en la conciencia. Ya que todo lo ideal y todas las expectativas e incluso los planes que tengamos en mente son representaciones limitadas en las que vemos solo unos pocos aspectos de acuerdo a nuestra capacidad de entendimiento de la realidad y tienen que estar consensuados y complementados con las visiones y formas de percibir la realidad de otras personas con quienes cohesionamos para tener una visión mas completa de las situaciones, ya que para una misma situación, podemos tener puntos de vista distintos e incluso respuestas distintas.

La cohesión con otros seres humanos en todo tipo de hechos de la vida es el crisol en el cual nuestras ideas y creencias ideales respecto a nosotros mismos, la percepción de los demás, nuestra capacidad de acción humana y nuestra positividad se confirman, refutan o evidencian la necesidad de adecuación o superación personal. Depende de nuestra autorreflexión y de la fidelidad que esta tenga con la realidad el comprender de forma consciente, sin aspectos negativos y sin culpa, lo que identifiquemos en nuestra persona que requiere de cambio, para que esos hechos que nos toca vivir se constituyan en un factor de evolución y autorrealización.

Vimos en el punto anterior que de la calidad de los pensamientos, sentimientos y emociones deviene la calidad del clima interno que tengamos, Mischel y Shoda definieron que el conjunto pensamiento, sentimiento, emoción es una unidad cognitivo afectiva que se genera como respuesta ante los hechos de la vida, las representaciones cognitivas y los estados afectivos se relacionan entre si de manera dinámica y se influyen mutuamente. Por lo tanto nuestro aspecto racional influencia nuestro aspecto emocional y viceversa, así mismo los estados afectivos derivados del impacto de los hechos de características especiales en nosotros pueden afectar nuestra respuesta, la calidad de las mismas y nuestro clima interno aunque hayamos tenido previsto la probabilidad de que ese hecho se haga presente en la vida.

Podemos preveer muchas cosas con nuestra capacidad de previsión pero ciertos hechos se suceden sin que los esperemos y no podemos apreciar en toda su extensión el impacto que provocaran en nosotros, en términos generales podemos decir que va a ser un impacto de característica emocional que requerirá de nuestra capacidad de autocontrol y autorreflexión para poder atenuarlo y abordar la situación. El impacto de una situación puede también afectar nuestro estado de animo limitándonos en nuestra capacidad de acción humana y autoeficacia e incluso limitando nuestra percepción real de la situación, ya que los estados emocionales predominantes y los estados de animo afectados alteran nuestro entendimiento racional de un hecho.
Derivado de hechos de este tipo pueden sobrevenir un nivel de activación e inhibición psicomotriz, disminuyéndolo que seria el caso de una depresión y favoreciendo al resultado de la influencia del contenido de pensamientos y sentimientos que este estado puede producir en nosotros. Así mismo puede derivar un estado de excitación psicomotriz o ansiedad e impulsividad debido a las expectativas en la búsqueda de soluciones o temor apoyado en experiencias pasadas o derivadas de la afectación de nuestro autoconcepto precipitando estados neuróticos. Es importante la autorreflexión y el autoanálisis para identificar el origen real de estos estados en relación a los hechos que toca vivir y para verificar si ese origen proviene de una apreciación subjetiva nuestra mas que de una realidad, ya que en muchos casos puede provenir de una creencia interna irracional respecto a nuestro autoconcepto o percepción de los demás que sea el origen de la afectación del estado de animo y que requiere de psicoterapia.

Muchas veces atribuimos a esos estados de animo un origen externo a nosotros mismos al que no se le encuentra una causa directa, simplemente se siente el animo afectado y se rumia en búsqueda de la causa, haciéndose la determinación de la misma confusa ya que muchas veces responde a creencias internas irracionales que no se corresponden con la realidad actual y que necesitan de un reaprendizaje. Esos estados internos pueden ser proyectados sobre hechos externos a nosotros como mecanismo de defensa frente a la no aceptación consciente del origen real. El animo afectado al igual que el predominio del aspecto emocional son factores que impiden que nuestra autorreflexión sea realista, impide el despliegue y el desarrollo de la capacidad de acción humana y nos precipita expectativas futuras irreales influenciadas por el clima interno derivado, producto de esa preponderancia emocional.

Existe la realidad pero todos nosotros tenemos una interpretación subjetiva de la misma a lo que George Kelly denomino constructos personales. Estas interpretaciones personales contienen elementos que son generales, compartidos y comunes a todos los seres humanos y forman parte de la cultura y subculturas conformadas por los humanos. De la visión de la realidad se deriva la visión del lugar que ocupamos en ella mediante el reconocimiento de nuestras capacidades y tiene una influencia, en parte inconsciente, en nuestras emociones, sentimientos y pensamientos y por consecuencia en nuestro clima interno.
Tenemos creencias personales sobre la realidad y tenemos un autoconcepto, autoeficacia, capacidad de acción humana y experiencias pasadas, conocemos la forma de respuesta estimada que tendremos frente a diversos hechos de la vida e incluso cual podría ser nuestra respuesta emocional, la realidad de este autoconocimiento depende del grado de fidelidad de nuestra autorreflexión y el autoanálisis que hayamos hecho de nuestras acciones y respuestas pasadas.

Pero todo constituyen imágenes subjetivas que nos dar cierta seguridad, o no, en función de nuestro autoconcepto, pero ante los hechos de características especiales reales la respuesta emocional nos generara un impacto real que podrá coincidir o no con lo estimado y podrá interferir nuestra capacidad y nuestra expectativa de respuesta, dependiendo de nuestra capacidad de autocontrol. El aspecto emocional impactando en nuestro clima interno de forma desequilibrada conduce a impedir que nuestro aspecto racional tenga influencia positiva para ser autoeficaces, el hecho real hace que tengamos que poner nuestra capacidad de autocontrol en marcha y nuestra voluntad para atenuar la respuesta emocional negativa.

Los sucesos que chocan con nuestro concepto ideal o que son traumáticos provocan un impacto difícil de aceptar y activan mecanismos de defensa para reducir la afectación consciente que producen e impiden que se ponga en juego la voluntad al servicio de la capacidad de acción humana, estos hechos llevan a la necesidad de un replanteo de nuestros parámetros ideales y necesidades internas.

Por lo tanto nuestras creencias personales de la realidad están sujetas a la realidad misma, las situaciones reales son la prueba que lleva a la necesidad de autoanálisis de nuestro interno, los hechos de características especiales son los que motivan cambios en la personalidad y el tipo de cambio se relaciona en forma directa con la positividad o negatividad con sean abordados estos hechos, ósea con la calidad de nuestro clima interno derivada de nuestros pensamientos, sentimientos y emociones que tengamos en la vivencia de la experiencia.

Por lo tanto el aspecto emocional negativo y los estados de ánimo afectados pueden disminuir la capacidad de respuesta positiva frente a los hechos de características especiales, pueden conducirnos por su influencia a pensamientos y sentimientos que no contribuyan a desarrollar y a desplegar la autoeficacia. Se desprende de lo explicado dos necesidades, la de un equilibrio funcional entre el aspecto mental y emocional en donde mentalmente se puedan controlar las emociones y sentimientos en comparación con un marco de referencia y por medio de este marco como referencia se hace necesario autoreflexionar y autopercibirnos para detectar cuales de nuestras respuestas son acordes o no a ese marco de referencia con el objeto de trabajar internamente en adecuarlas, mediante nuestra voluntad, capacidad de autocontrol y aceptando conscientemente nuestros defectos.
Este trabajo interno motivado por hechos de características especiales y en contraste con el marco de referencia permite internalizar el cambio y las transformaciones necesarias de las creencias personales que conforman nuestra visión del mundo y la realidad. Se requiere un equilibrio adecuado para identificar la necesidad de cambio mediante la autorreflexión, habiendo reconocido y aceptado conscientemente que el origen de ciertos aspectos relacionados a los conflictos internos que tenemos se encuentra en nuestra forma de entender la realidad más que en otras personas o circunstancias externas a nosotros.

Bibliografía leída para abordar los temas de todos los documentos

  • La estructura de la personalidad – Prof. Dr Philipp Lersch
  • Conocimiento de la vida – Madú Jess
  • Teorías de la personalidad – Jess y Gregory j Feist
  • Los Complejos y el Inconsciente – Carl Gustav Jung
  • El Hombre Y Sus Símbolos – Carl Gustav Jung
  • Formaciones De Lo Inconsciente – Carl Gustav Jung
  • Psicopatológica y semiológica psiquiatrica – Ricardo Capponi
  • Teorías del aprendizaje – Pablo Cazau
  • Manual de psiquiatría – Dr, Juan C Betta
  • ¿Qué es la personalidad? Gordon Allport
  • Trastornos de personalidad – Prof Dr Néstor Koldovsky
  • Trastorno borderline de la personalidad- – Prof Dr Néstor Koldovsky
  • Punto crucial – Fritjof Kappra
  • El arte de amar – Erich Fromm
  • Salud mental infanto juvenil – Ovidia Rodríguez Méndez
  • La trampa de los manipuladores – Gloria Husmann, Graciela Chiale
  • Manual de psicoterapia cognitiva – Juan José Ruiz Sánchez y Justo José Cano Sánchez
  • Estratos en el ser humano – Articulo de la Lic. Yanina Gabriela Piccinni
  • Necesidad del Amor – Articulo de la Lic. Yanina Gabriela Piccinni
  • El primer año de vida del niño – René a Spitz
  • Una nueva perspectiva desde la Acrópolis-Trastorno de identidad disociativo – Brenner, Ira
  • Psicología transpersonal – Dr. STANISLAV GROF
  • Los contextos del ser. Las bases Inter subjetivas de la vida psíquica-Castaño del Blanco Ángeles
  • Herbert Marcuse – El hombre Unidimensional
  • La identidad – Monografía creada por Carlos A. Chiari . Mayo 2005
  • Los estados fronterizos ¿Nuevo paradigma para el psicoanálisis – Jacques André – Catherine Chabert – Jean Luc Donnet – Pierre Fedida – Andre Green – Daniel Widlocher
  • Selective early-acquired fear memories undergo temporary suppression during adolescence – Siobhan S. Pattwell, Kevin G. Bath, B. J. Casey, Ipe Ninan, and Francis S. Lee – Universidad de Cornell – Nueva York
  • Alcohol y trastornos psiquiátricos – Año 2001 – Dr. Juan Carlos Valderrama Zurián y la Dra. María Purificación de Vicente Manzanaro – Unidad de Conductas Adictivas – Conselleria de Sanitat Generalitat Valenciana – Alicante.
  • Therapeutic Recreation Protocol for Treatment of Substance Addictions – Rozanne W. Faulkner
  • Conflictos de pareja – Patricia Calero y Elena López de Calle
  • Amores altamente peligrosos – Walter Riso
  • Apegos patológicos y acción terapéutica – Fonagy, Peter – Trabajo presentado en el “Grupo psicoanalítico de discusión sobre el desarrollo”, en la reunión de la Asociación Psicoanalítica Americana, Washington DC, 13 de mayo de 1999
  • Budismo como Psicoterapia – Madawela Punnaji – Traducido por Adrián Montoya
  • Conducta antisocial, un enfoque psicológico – Arturo silva
  • Intervenciones psicológicas en la prevención y atención a la dependencia – Ignacio Montorio Cerrato – Facultad de Psicología. Universidad Autónoma de Madrid
  • Las nuevas adicciones – Jean Adés – Michel Lejoyeux
  • Trastorno de estrés postraumático – Daño cerebral secundario a la violencia
  • Mobbing, violencia de género, acoso escolar – M.A. Azcárate Mengual
  • Psiquiatría y Psicología del paciente con cáncer – Maria del Carmen vidal y Benito
  • Afectos, autonomía y auto-regulación: teoría de la complejidad en el tratamiento de niños con ansiedad y trastornos de conducta disruptiva – Tyson, Phyllis – Universidad de California- Facultad de Medicina de San Diego
  • The antisocial tendency. In Deprivation and Delinquency,ed. C. Winnicott, R. Shepherd, & M. Davis. London: Tavistock Publications
  • Conceptualización y clínica de los fenómenos disociativos: una revisión detallada de las diferentes posturas – Díaz-Benjumea, María Dolores J.- Coordinadora de la delegación de la Sociedad Forum de Psicoterapia Psicoanalítica en Sevilla.
  • The Dissociative Mind, Elizabeth F. Howell, The analytic press, Hillsdale, N.J, 2005
  • Esencia – Articulo de la Lic. Yanina Gabriela Piccinni
  • ¿Qué quieren las madres? Perspectivas del desarrollo, retos clínicos – Garriga, Concepció – Reseña de la primera parte del libro: What do mothers want? Developmental Perspectives, Clinical Challenges, de Sheila Feig, compiladora, Hillsdale: The Analytic Press (2005)
  • Teoría de la formación de compromiso. Una dimensión intersubjetiva – Rothstein, Arnold – Fue publicado originariamente en Psychoanalytic Dialogues, vol. 15, No. 3, pp. 415-431. Copyright 2005 de The Analytic Press, Inc. Traducido y publicado con autorización de The Analytic Press, Inc.
  • Efectos del Trauma Prolongado en la Infancia – Eduardo H. Cazabat
  • Trabajo presentado en el III Congreso Virtual de Psiquiatría , Febrero de 2002
  • Introducción a la psicopatología de la infancia – J.L. Pedreira Massa – P. San Román Villalón – Madrid, septiembre de 2001
  • La constancia objetal y su relevancia en la teoría del apego: Consideraciones sobre la relación madre-hijo1 en la primera Infancia – Maria Carolina Sánchez Thorin
  • Estudios. 1: psicosis infantiles y otros trabajos. Buenos Aires: Paidós, 1990 – Mahler, Margaret e Alberto Luis Bixio.
  • Fases y subfases del desarrollo del niño hasta los 3 años de margaret Mahler – Liliana pauluan de gomberoff
  • Fantasía inconsciente, vinculo y estados psicóticos – David Liberman, Elsa C Labos
  • Estado actual de la teoría del apego – Alfredo oliva delgado – Universidad de sevilla.
  • Persistencias transgeneracionales del apego – Fonagy, peter
  • El apego en adultos – Sagrario yárnoz yaben – universidad del país vasco
  • Evaluación clínica del llanto y su inhibición desde la teoría del apego – Judith kay nelson

Autor : Christian Chaler
Buenos Aires Argentina
Cchaler@gmail.com
www.cchaler.org

Imagen de perfil de Chr Magleb

Sobre

Mi nombre es Christian Magleb soy de Tandil Buenos Aires Argentina y me dedico a analizar distintos aspectos de la sociedad actual y su dinámica, difundiendo el resultado de esos análisis, con el objeto de exponer mi punto de vista personal de la realidad y encontrar el origen de la crucial situación global actual, partiendo de la hipótesis de que ese origen se encuentra en la visión que tenemos de la vida, el mundo y los demás. El material desarrollado por mi esta dirigido a toda persona que desee ser critica con la forma de vida social actual, donde el individualismo y la exacerbación del materialismo sin contenido genera estilos de vida que, supuestamente se basan en la libertad pero terminan por destruirla. No pertenezco a ningún partido politico a ninguna tendencia, no elaboro mi material para atacar a nadie ni para defender tampoco, solamente expongo mi punto de vista y mi forma de ver las cosas con la intensión de contribuir a la expresión de ideas, sin tratar de imponerlas a nadie y abierto a toda critica e intercambio de opiniones . Pueden contactarme, acceder gratuitamente a mis trabajos y ver mis proyectos en marcha en mis sitios y paginas indicadas al final de esta descripción y también descargar mis libros en formato Pdf. Todo mi material teorico y grafico By Desarrollos Magleb & Liam H Art design SA. Copyright © 1992-2015 Desarrollos Magleb All rights reserved.