La lotería nacional

04-12-2011 in Opinión y actualidad by Antonio Sánchez Mesa

Un año más, nos acercamos al famoso día 22 de Diciembre, donde miles de personas depositan su total confianza en el popular sorteo de La Lotería Nacional. Además de miles de premios, que se sortean a la combinación de un número el cual corresponde a un décimo anteriormente vendido, son muchos los recuerdos que nos llegan con el famoso anuncio publicitario de tal sorteo, y es que, una vez que la famosa melodía, junto con la tradicional puesta en escena de los personajes que aparecen en su spot publicitario, a todo el mundo le recuerda “ la celebración de la Navidad”. Además, no me negaran que el ver el anuncio de Loterias de Navidad en verano como que no tiene mucho sentido o coherencia.

Pues bien, dicho sorteo, tiene arraigada una larga historia. Fue durante el reinado de Carlos III cuando decididos a inventar una nueva forma de incrementar los ingresos del Estado (recaudados por la Hacienda Pública) se llevó a cabo el primer sorteo, precisamente el 4 de Marzo de 1812 generando por tanto, fondos para sufragar los gastos incurridos tras la Guerra de la Independencia. Una buena forma de incrementar la recaudación pública, teniendo como alternativa otros medios diferentes a los actualmente utilizados mediante subidas de tipos impositivos y por tanto aumento de la carga fiscal, bien directa como indirectamente.

Por tanto, y con situaciones coyunturales como las que atravesamos, hacen que miles de personas depositen año tras año toda su confianza en la mañana del famoso día 22 de Diciembre, esperando pues, que el décimo que portan sea el elegido y por consiguiente ellos los agraciados del premio sorteado. Cuestión de azar, si, pero también tradición y felicidad para muchas personas, aunque bueno, como todo en la vida es cuestionable dependiendo de qué sentido le demos. Lo que no pondremos en duda, es el arraigo que a dicho sorteo se le ha realizado a lo largo de las décadas a un periodo del año en concreto donde la alegría y los buenos sentimientos se unen a la ilusión depositada.

 

Sobre Antonio Sánchez Mesa

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales.Co-fundador de Red de Autores. Puedes saber más de mi en mi perfil público de Linkedin.