Estanqueidad y consumo energético

11-07-2009 in Opinión y actualidad by Blog Técnico de la Madera

La siguiente gráfica muestra el consumo energético en KWh/m2·año para una vivienda real de 235 m2, en función de distintos valores de estanqueidad, estando expresada ésta en caudal de fuga/volúmen calefactado a una presión de 50 Pa. Todo ello para un mismo aislamiento.

image

Se deduce claramente la importancia de un alto nivel de estanqueidad, de cara a un mayor ahorro energético. Los estándares de construcción de bajo consumo energético exigen valores por debajo de 0,6. La media habitual supera el valor de 3 (se duplica el gasto energético) siendo frecuente encontrar valores superiores a 6 en la construcción tradicional (se triplica el consumo energético).

Test de estanqueidad

La falta de estanqueidad puede llevar otros problemas aparejados como: perdida de eficacia de aislamientos, envejecimiento prematuro de materiales, condensaciones, falta de confort por corrientes de aire, peor comportamiento acústico…

La construcción con madera, debido a que es una construcción muy técnica, con un alto grado de prefabricación en taller y con una puesta en obra rápida y por profesionales cualificados, asegura un estudio detallado de los puntos de posible pérdida de estanqueidad, así como una cuidadosa instalación de aislamientos y encuentros con carpinterías y huecos, evitándose las pérdidas energéticas por una estanqueidad no adecuada. El uso de cintas de sellado y films en las juntas denota una cuidadosa ejecución y es un indicativo de la calidad de la construcción. image

Además por ser la madera un material exento de dilataciones térmicas, queda asegurado el buen comportamiento de estos sellados de estanqueidad en el tiempo.

Dado que el documento de salubridad del Código Técnico impone un determinado número de renovaciones de aire por hora, será necesario que esta renovación se produzca sin pérdida de energía, mediante procedimientos de intercambio de calor. Que se instalen sistemas con ventilación forzada o no dependerá de si la inversión y el gasto eléctrico que conlleva son rentabilizados en el tiempo por el ahorro en calefacción o refrigeración, lo cual vendrá muy condicionado, en general, por la dureza del clima. Por este motivo se requerirá un detallado estudio energético en fase de diseño.

Sobre Blog Técnico de la Madera

Ingeniero asociado a la empresa Madergia