El temperamento

25-11-2011 in Ciencias, Psicología y psiquiatría, TIC by Chr Magleb

Estamos constituidos inicialmente por un núcleo instintivo afectivo, de donde proceden los estados afectivos relacionados a la conservación de uno mismo y la especie. Desde el núcleo instintivo afectivo es donde se edifica la personalidad humana, es la fuente de los deseos y apetencias propias de la especie que se hereda junto con todo el patrimonio genético y su finalidad es la disponer la expresión de los elementos necesarios para la conservación de la especie.

El núcleo instintivo afectivo es la fuente de tendencias, deseos y apetencias que responden a necesidades básicas relacionadas a las actividades primarias y biológicas de la humanidad primitiva. Originalmente el hombre primitivo a través del instinto y sin un acusado razonamiento iniciaba una dinámica que permitía su conservación y la organización de su vida, en base a sus capacidades innatas dando origen a su organización jerárquica y teniendo una preponderancia clave en su existencia el instinto.

El instinto es inconsciente y escapa a todo control racional superior vinculado a la inteligencia y las capas superiores cerebrales, es una fuerza innata que opera sobre la personalidad ligada a la conservación, se trata de una fuerza impulsora a conservarse y conservar la especie.

Del bagaje de experiencias humanas individuales subyacen elementos comunes a todos los seres humanos que son heredadas en forma inconsciente y que operan en la personalidad en forma automática a través de deseos y tendencias.
Existen tres manifestaciones del instinto :

  • Instinto de nutrición
  • Instinto de reproducción
  • Instinto social

Esto implico en el ser humano primitivo el hecho de agruparse en la vida social, alimentarse y perpetuar la especie por la descendencia, originalmente esto daba origen a cazadores, a la familia o clan y la organización con el reparto de jerarquías en función de las capacidades. Sin embargo lo que el hombre primitivo hacia es lo mismo que hacemos actualmente con la adición de aspectos racionales que son el resultado de la evolución y de la complejidad del entorno y el estilo de vida actual, habiéndose sublimado mediante el raciocinio las tendencias instintivas primarias aun presentes. Esta evolución se correlaciona con el desarrollo de las funciones cerebrales relacionadas a las capas superiores.

El instinto mas la acción de lo fisiológico (derivado del cuerpo físico) en influencia sobre la psiquis constituye como resultado el temperamento, existiendo en este ciertas disposiciones básicas que son las que dan origen a la variabilidad de las distintas tendencias que puede asumir la personalidad en su desarrollo, estas disposiciones son:

  • Bondad
  • Actividad
  • Avidez
  • Emotividad
  • Sociabilidad
  • Fatigabilidad

Estas disposiciones del temperamento que se originan en la convergencia de lo instintivo con lo fisiológico asume características y combinaciones en las que interviene también la influencia de la herencia genética y de acuerdo a las corrientes transpersonales y espiritualistas podría decirse que intervienen factores relacionados a estas esferas ajenas a la personalidad en desarrollo pero que influencian su construcción y desenvolvimiento.

Un desequilibrio en alguna de las disposiciones en ausencia de otras da origen a desajustes o a constituirse en factores que den origen a un temperamento de riesgo ya que genera una tendencia dominante, así mismo un aprendizaje familiar disfuncional o una racionalización inadecuada de una tendencia derivada de una disposición en desequilibrio puede provocar un factores tendientes a patologías presentes en la personalidad. También la influencia de traumas en el desarrollo, factores relacionados al aprendizaje y la influencia externa social y personal de la personalidad en desarrollo pueden favorecer estos factores mencionados.

Dicho factores favorecerían un tipo de tendencia desajustada o en mayor preponderancia que otras en la personalidad que si no son sublimadas por las funciones racionales y el aprendizaje, desencadenarían aspectos de entropía y desequilibrio en la persona y su conducta social.

Por ejemplo un detrimento de la disposición bondad, relacionada a una preponderancia de de las disposiciones actividad y emotividad, podrían, si no existe una adecuada educación familiar y social y sino esta puesta en marcha la voluntad de la persona para usar sus recursos mentales superiores constituirse en un tendencia interna a reacciones emocionales sin tener en cuenta el impacto que cause en otros, si a esto se le suma la presencia de traumas y sus efectos postraumáticos la combinación de factores contribuirían al desarrollo de una personalidad desequilibrada. Se detalla este ejemplo en particular por el hecho de que en la actualidad existen gran cantidad de jóvenes que han pasado hechos traumáticos viviendo en ambientes familiares disfuncionales, con carencia de educación y bajo la influencia de subculturas de pandillas cuya personalidad evidencia la presencia de trastornos antisociales son amplias consecuencias negativas en la sociedad.

La convergencia de las influencias del ambiente social externo, las experiencias personales, la educación y un clima familiar armónico y el uso del razonamiento y la inteligencia producen las adecuaciones, transformaciones e inhibiciones de las tendencias instintivas y con ello se posibilita la adaptación de la persona a las normas en el medio social y la convivencia.
Toda la convergencia dinámica de estos factores modelan la formación del constructo que es la personalidad y que seria la expresión de los mismos en el medio social como un todo indisoluble que constituye la expresión del ser en el medio impulsada por sus características propias constitutivas e innatas.

Los aspectos desarmonicos resultantes de toda esa energía psíquica en movimiento que por alguna razón asume un estado o clima desarmonizo, como los presentes en los trastornos de personalidad, atrae hacia la persona efectos negativos que a su ves realimentan el anormal funcionamiento de la psiquis dando lugar a una expresión disfuncional de su persona.
El juicio y el razonamiento permiten la afluencia a la conciencia de aquello que permite la autoconducción de la persona en el mundo con la finalidad de evolucionar y adaptarse, dentro de todo este conjunto, la patología de la personalidad es aquello que impide la fluidez necesaria y que genera factores que obstaculizan la armonía interna y externa, la evolución social y el normal desenvolvimiento con consecuencias palpables en lo externo e interno a través de la autopercepción.

Si no existiera el juicio y el razonamiento desarrollado al servicio de la adaptación y expresión social del ser humano este se retrotrotraeria sin freno a la preponderancia de las fuerzas instintivas, involucionando a etapas primitivas. Por ejemplo muchos síntomas de la demencia en su fase inicial se dan como trastornos de conducta causados por la debilitación de la inteligencia y el juicio, relacionados al inicio del deterioro de las capas superiores del cerebro, que precipita la ausencia de inhibiciones conductuales y dejan aflorar los impulsos instintivos sin control y fuera del contexto de la conducta adaptativa normal.

Por lo tanto el funcionamiento cerebral subcortical es donde predomina lo instintivo afectivo, es de características hedonistas o egocéntricas a las propias necesidades y a la obtención de los propios deseos personales, necesidades, satisfacciones y placeres. Por la presión de este nivel de funcionamiento subyacen las conductas de manipulación, de tipo disocial y desadaptativas, las compulsiones, obsesiones que tiene origen en deseos imposibles de saciar y recurrentes, como también los estados afectivos desplacenteros en base a satisfacciones internas con declive moral que arrastran al individuo a formas de vida autodestructivas y peligrosas sin ponderación moral.

El funcionamiento cognitivo volitivo propio de predominio de las capas superiores cerebrales implica la puesta en marcha de las inhibiciones y la sublimación de la parte instintiva mediante los recursos cognitivos que permiten una buena adaptación a las normas de convivencias morales y sociales y el predominio de sentimiento positivos hacia si mismo, los demás y la sociedad en general.

Investigaciones relacionadas

Las siguientes conclusiones son copia textual de una publicación del Dr. Joaquin Diaz Atienza

El Dr. Joaquín Díaz Atienza explica que el temperamento hace referencia a una serie de características conductuales y emocionales e individuales. Nos manifiesta el cómo los individuos reaccionan ante determinadas circunstancias. Suele tener una base genética, constitucional y correlatos biológicos identificables. Presenta una cierta estabilidad a lo largo del tiempo y contextual, auque al mismo tiempo va a presentar una cierta flexibilidad necesaria para la adaptación. La mayoría de las investigaciones sobre el temperamento se han planteado los objetivos siguientes :

  • Evaluación de algunas características temperamentales y su asociación con los problemas de conducta en la infancia y la adolescencia.
  • Establecer algunos clusters de temperamento y su asociación con determinados subtipos de trastornos de conducta.
  • Establecer características temperamentales como fuente de futuros problemas psicopatológicos.

El termino perfil de temperamento de riesgo fue acuñado en base a la investigación iniciada por Chess en Nueva York (New York Longitudinal Study ) donde se estableció el cluster que ha permitido establecer la relación entre el temperamento denominado difícil y psicopatología.

Éste estaría definido por las siguientes variables :

  • Calidad negativa del humor
  • Perseverancia débil
  • Adaptabilidad pobre
  • Distraibilidad fuerte
  • Reacciones emocionales intensas
  • Nivel elevado de actividad
  • Retraimiento social

Maziade y cols (1990) realizaron un estudio longitudinal con una muestra de 980 niños/as que presentaban un temperamento difícil, demostrando dos aspectos importantes :

  • Asociación entre el temperamento difícil y problemas de conducta fue positiva a la edad de 12 y 16 años
  • Sólo se presentaba esta asociación en aquellos casos en los que las pautas educativas parentales se caracterizaban por dejación del control conductual.

Estas características temperamentales no son específicas de los problemas de conducta ya que también se encontraron en niños con Trastorno por déficit de Hiperactividad y otros problemas emocionales y se concluyo que lo que influye con el temperamento de riesgo es la interacción entre la personalidad de los padres, el apoyo social, y el tipo de funcionamiento intrafamiliar.

La agresividad y la desinhibición conductual

Son numerosas las investigaciones que han abordado este tema, obteniendo como resultados que cuando son controladas las variables sociales y familiares se destacan los rasgos siguientes :

  • Indocilidad
  • Débil control emocional
  • El no conformismo
  • La heteroagresividad.

El estudio longitudinal de Miller-Johnson y cols (2002) ha puesto en evidencia que es la agresión física el mejor predictor para futuros problemas de conducta. Para estos investigadores la secuencia que llevaría a presentar futuros problemas conductuales se debería a la influencia de terceros. Es decir, teniendo en cuenta que estos niños agresivos suelen ser más rechazados tienden a sufrir de aislamiento social y presentar un nivel de competencia menor. En definitiva, el mejor predictor sería la asociación de heteroagresividad y la aparición precoz de conductas antisociales.

La impulsividad y la desinhibición conductual

La impulsividad es otra característica temperamental relacionada con los trastornos de conducta. Se han descrito diferentes subtipos de impulsividad, estos son :

  • Motora
  • Cognitiva
  • Verbal

Se ha visto que la impulsividad que mejor predice los trastornos de conducta es la impulsividad independiente de contexto (no ligada a recompensa) cuando se encuentra mantenida por un fuerte componente motor y con dificultades de planificación (funciones ejecutivas).

La inhibición conductual

El Modelo de Kagan y Snidman (1991) Asocia la inhibición conductual y la reactividad emocional. A la edad de 3 a 7 años ya suele ser estable y según algunos investigadores la falta de inhibición conductual estaría asociada a los problemas de conducta. Sin embargo, otros refieren que los déficits de inhibición conductual estarían negativamente relacionados con los trastornos de conducta, lo contrario que sucedería con el TDAH y otros trastornos externalizantes. Por tanto sería un precursor de estos últimos.

Según la Teoría de Gray (1982) el sistema de activación conductual (BAS- Behavioural Approach System) con impulsividad y desinhibición estaría ligado a los problemas de conducta, especialmente cuando se da conjuntamente con una baja actividad del sistema de inhibición conductual (BIS – ehavioural Inhibition System). Este último está mas asociado con los trastornos de ansiedad.

Existe un correlato anatómico – funcional en ambos sistemas. El BAS estaría bajo el control de los sistemas de recompensa y de facilitación conductual de los ganglios de la base y vías dopaminérgicas. El BIS estaría regulado por el sistema septo-hipocámpico y los neurotransmisores noradrenalina y serotonina.

En la base conductual de los trastornos de conducta estaría la necesidad de la activación conductual y una débil inhibición. La interacción de estos dos sistemas facilitaría la exageración de rasgos como la agresividad, la frialdad y la impulsividad.

Reconocimiento de las emociones de los demás

En estudios realizados por Cimbora y col (2003), de Loeber y col (2001) Cadesky y col (2000), se puso en evidencia que el Índice de Moralidad Afectiva era bastante más débil en adolescentes con trastornos de conducta, siendo el peso de la asociación más fuerte cuanto más severos, precoces y recidivantes eran.

Esta investigación vino a confirmar los resultados del estudio previo de Loeber y col (2001) realizado en Pittsburg y que puso en evidencia la ausencia de sentimientos de culpabilidad como un buen predictor de riesgo de los trastornos de conducta.

Cadesky y cols (2000) demostraron también la mayor dificultad en niños con trastornos de conducta para identificar correctamente el reconocimiento de las emociones entre compañeros. De aquí que se reafirmara la idea de que algunos mensajes no verbales puedan ser interpretados equivocadamente por el niño con trastornos de conducta como hostiles. De hecho nos encontramos que en estos niños falla la capacidad para reconocer las emociones del otro, la capacidad para asumir el punto de vista de los demás, así como para manifestar empatía y sensibilidad.

Temperamento del Niño y actitudes de los padres

Algunos investigadores se han interesado en las particularidades emocionales en la diada Niño / madre en los trastornos de conducta. En el 2003 Cole y col publicaron los resultados de una investigación en que demostraron que los niños con conductas agresivas y desviadas presentaban una relación diádica característica con la madre basada en la manifestación de cólera mutua, mal ajuste emocional e inestabilidad emocional y que se presentaban solo en niños y no en niñas.

Previamente Olweus (1980) estudió en Noruega el tipo de interacción entre padres e hijos con distintas características temperamentales y su relación con los trastornos de conducta. Los resultados fueron los siguientes :

  • El estilo educativo “negativismo” (falta de empatía, hostilidad y rechazo) de la madre hacia el niño y el temperamento “actividad (hiperactividad e intensidad de respuesta motora) en los niños, interviene en el inicio de los problemas de conducta.
  • El estilo educativo “permisividad” (no punitivo y ausencia de reglas) y el temperamento “actividad” intervienen en el mantenimiento de los trastornos de conducta.

Según el Modelo de Bates (1998) el temperamento resistente se define por la presentación de dificultades atencionales, tendencia al oposicionismo, débil capacidad de inhibición y una empatía pobre. Este temperamento se investigó en niños de 7 a 11 años, así como el estilo educativo. Los resultados demostraron que el temperamento resistente sería predictivo de trastorno de conducta solo cuando el estilo educativo de los padres era permisivo, desapareciendo cuando el control parental era importante.

Según este investigador el estilo educativo parental que se sustenta sobre el control y la restricción reduciría la influencia del temperamento sobre el medio familiar, escolar y social. Todas las investigaciones resaltan el rol central del fenómeno denominado adecuación del ajuste recíproco. (Goodness on fit) en la aparición de los trastornos de conducta.

Según este Modelo de Adecuación del Ajuste Recíproco de Thomas y Chess (1977) existiría una vulnerabilidad acrecentada para la presentación de problemas psicopatológicos desde el momento que exista una incompatibilidad importante entre el temperamento del niño, su nivel de organización cognitiva y las exigencias del medio (estilo educativo). El temperamento no presenta significación patológica en sí mismo, dependiendo especialmente de sus interacciones con el medio.

Bibliografía leída para abordar los temas de todos los documentos

  • La estructura de la personalidad – Prof. Dr Philipp Lersch
  • Conocimiento de la vida – Madú Jess
  • Teorías de la personalidad – Jess y Gregory j Feist
  • Los Complejos y el Inconsciente – Carl Gustav Jung
  • El Hombre Y Sus Símbolos – Carl Gustav Jung
  • Formaciones De Lo Inconsciente – Carl Gustav Jung
  • Psicopatológica y semiológica psiquiatrica – Ricardo Capponi
  • Teorías del aprendizaje – Pablo Cazau
  • Manual de psiquiatría – Dr, Juan C Betta
  • ¿Qué es la personalidad? Gordon Allport
  • Trastornos de personalidad – Prof Dr Néstor Koldovsky
  • Trastorno borderline de la personalidad- – Prof Dr Néstor Koldovsky
  • Punto crucial – Fritjof Kappra
  • El arte de amar – Erich Fromm
  • Salud mental infanto juvenil – Ovidia Rodríguez Méndez
  • La trampa de los manipuladores – Gloria Husmann, Graciela Chiale
  • Manual de psicoterapia cognitiva – Juan José Ruiz Sánchez y Justo José Cano Sánchez
  • Estratos en el ser humano – Articulo de la Lic. Yanina Gabriela Piccinni
  • Necesidad del Amor – Articulo de la Lic. Yanina Gabriela Piccinni
  • El primer año de vida del niño – René a Spitz
  • Una nueva perspectiva desde la Acrópolis-Trastorno de identidad disociativo – Brenner, Ira
  • Psicología transpersonal – Dr. STANISLAV GROF
  • Los contextos del ser. Las bases Inter subjetivas de la vida psíquica-Castaño del Blanco Ángeles
  • Herbert Marcuse – El hombre Unidimensional
  • La identidad – Monografía creada por Carlos A. Chiari . Mayo 2005
  • Los estados fronterizos ¿Nuevo paradigma para el psicoanálisis – Jacques André – Catherine Chabert – Jean Luc Donnet – Pierre Fedida – Andre Green – Daniel Widlocher
  • Selective early-acquired fear memories undergo temporary suppression during adolescence – Siobhan S. Pattwell, Kevin G. Bath, B. J. Casey, Ipe Ninan, and Francis S. Lee – Universidad de Cornell – Nueva York
  • Alcohol y trastornos psiquiátricos – Año 2001 – Dr. Juan Carlos Valderrama Zurián y la Dra. María Purificación de Vicente Manzanaro – Unidad de Conductas Adictivas – Conselleria de Sanitat Generalitat Valenciana – Alicante.
  • Therapeutic Recreation Protocol for Treatment of Substance Addictions – Rozanne W. Faulkner
  • Conflictos de pareja – Patricia Calero y Elena López de Calle
  • Amores altamente peligrosos – Walter Riso
  • Apegos patológicos y acción terapéutica – Fonagy, Peter – Trabajo presentado en el “Grupo psicoanalítico de discusión sobre el desarrollo”, en la reunión de la Asociación Psicoanalítica Americana, Washington DC, 13 de mayo de 1999
  • Budismo como Psicoterapia – Madawela Punnaji – Traducido por Adrián Montoya
  • Conducta antisocial, un enfoque psicológico – Arturo silva
  • Intervenciones psicológicas en la prevención y atención a la dependencia – Ignacio Montorio Cerrato – Facultad de Psicología. Universidad Autónoma de Madrid
  • Las nuevas adicciones – Jean Adés – Michel Lejoyeux
  • Trastorno de estrés postraumático – Daño cerebral secundario a la violencia
  • Mobbing, violencia de género, acoso escolar – M.A. Azcárate Mengual
  • Psiquiatría y Psicología del paciente con cáncer – Maria del Carmen vidal y Benito
  • Afectos, autonomía y auto-regulación: teoría de la complejidad en el tratamiento de niños con ansiedad y trastornos de conducta disruptiva – Tyson, Phyllis – Universidad de California- Facultad de Medicina de San Diego
  • The antisocial tendency. In Deprivation and Delinquency,ed. C. Winnicott, R. Shepherd, & M. Davis. London: Tavistock Publications
  • Conceptualización y clínica de los fenómenos disociativos: una revisión detallada de las diferentes posturas – Díaz-Benjumea, María Dolores J.- Coordinadora de la delegación de la Sociedad Forum de Psicoterapia Psicoanalítica en Sevilla.
  • The Dissociative Mind, Elizabeth F. Howell, The analytic press, Hillsdale, N.J, 2005
  • Esencia – Articulo de la Lic. Yanina Gabriela Piccinni
  • ¿Qué quieren las madres? Perspectivas del desarrollo, retos clínicos – Garriga, Concepció – Reseña de la primera parte del libro: What do mothers want? Developmental Perspectives, Clinical Challenges, de Sheila Feig, compiladora, Hillsdale: The Analytic Press (2005)
  • Teoría de la formación de compromiso. Una dimensión intersubjetiva – Rothstein, Arnold – Fue publicado originariamente en Psychoanalytic Dialogues, vol. 15, No. 3, pp. 415-431. Copyright 2005 de The Analytic Press, Inc. Traducido y publicado con autorización de The Analytic Press, Inc.
  • Efectos del Trauma Prolongado en la Infancia – Eduardo H. Cazabat
  • Trabajo presentado en el III Congreso Virtual de Psiquiatría , Febrero de 2002
  • Introducción a la psicopatología de la infancia – J.L. Pedreira Massa – P. San Román Villalón – Madrid, septiembre de 2001
  • La constancia objetal y su relevancia en la teoría del apego: Consideraciones sobre la relación madre-hijo1 en la primera Infancia – Maria Carolina Sánchez Thorin
  • Estudios. 1: psicosis infantiles y otros trabajos. Buenos Aires: Paidós, 1990 – Mahler, Margaret e Alberto Luis Bixio.
  • Fases y subfases del desarrollo del niño hasta los 3 años de margaret Mahler – Liliana pauluan de gomberoff
  • Fantasía inconsciente, vinculo y estados psicóticos – David Liberman, Elsa C Labos
  • Estado actual de la teoría del apego – Alfredo oliva delgado – Universidad de Sevilla
  • Persistencias transgeneracionales del apego – Fonagy, Peter
  • El apego en adultos – Sagrario yárnoz yaben – Universidad del País Vasco
  • Evaluación clínica del llanto y su inhibición desde la teoría del apego – Judith Kay Nelson

Autor : Christian Chaler
Buenos Aires Argentina
Cchaler@gmail.com
www.cchaler.org

Sobre

Mi nombre es Christian Magleb soy de Tandil Buenos Aires Argentina y me dedico a analizar distintos aspectos de la sociedad actual y su dinámica, difundiendo el resultado de esos análisis, con el objeto de exponer mi punto de vista personal de la realidad y encontrar el origen de la crucial situación global actual, partiendo de la hipótesis de que ese origen se encuentra en la visión que tenemos de la vida, el mundo y los demás. El material desarrollado por mi esta dirigido a toda persona que desee ser critica con la forma de vida social actual, donde el individualismo y la exacerbación del materialismo sin contenido genera estilos de vida que, supuestamente se basan en la libertad pero terminan por destruirla. No pertenezco a ningún partido politico a ninguna tendencia, no elaboro mi material para atacar a nadie ni para defender tampoco, solamente expongo mi punto de vista y mi forma de ver las cosas con la intensión de contribuir a la expresión de ideas, sin tratar de imponerlas a nadie y abierto a toda critica e intercambio de opiniones . Pueden contactarme, acceder gratuitamente a mis trabajos y ver mis proyectos en marcha en mis sitios y paginas indicadas al final de esta descripción y también descargar mis libros en formato Pdf. Todo mi material teorico y grafico By Desarrollos Magleb & Liam H Art design SA. Copyright © 1992-2015 Desarrollos Magleb All rights reserved.