Estás navegando por el archivo de , Autor en Red De Autores.

Respuestas a las preguntas

03-12-2014 in Psicología y psiquiatría by Chr Magleb

A continuación responderemos de acuerdo a nuestro criterio las respuestas a las preguntas solicitadas en líneas anteriores, las respuestas están sujetas a discusión y pueden enviar los comentarios por el formulario de contacto de nuestra página www.cchaler.org :

¿Cuál es el motivo por el que los familiares de las personas con patologías descriptas en los ejemplos, no logran tener un panorama global de la totalidad de la situación?

En principio porque ese cuadro no se construye de un día para el otro, es un cuadro disfuncional que va alcanzando esa gravedad de manera gradual y tanto el afectado como los familiares no van percibiendo en que situación se encuentran, no se trata de un desconocido, se trata de un hijo, una esposa, un hermano, un padre o una madre, quien en estado de crisis se desborda en disforia actuando de esa forma y sus familiares, en muchas ocasiones se niegan a ver y aceptar su realidad, suponen que esa será la ultima ves o disocian la vivencia tratando de olvidarla porque cuesta aceptarla.

Existe entre ellos una vinculación interpersonal intima que en otras oportunidades de su vida o en la mayor parte del transcurso de ella, no fue necesario poner limites o resaltar la individualidad, por no producirse situaciones de invasión de la frontera del ego o también los limites han sido puestos de forma incorrecta o han estado ausentes, tan ausentes como para desencadenar esa situación y ante el surgimiento de la patología en el familiar, se predisponen a ayudarlo para protegerlo de la afectación en una posición de salvador, percibiendo que su protección y ayuda servirá de algo o evitara algo peor, cuando solamente están posponiendo las medidas necesarias en el tiempo a cuesta del incremento de la gravedad de la patología, lo ayudan de manera incondicional, tan incondicional que la manipulación del afectado los hace ingresar en el terreno de la codependencia, en donde su acción percibida como ayuda se constituye en un factor que colabora en la dinámica de la patología.

En muchos casos suponen que tomar las medidas para hacer ingresar a su familiar al sistema de salud a una internación o atención, es algo que es perjudicial, muchos puede llegar a sentir que pierden al familiar, que en casa estará mejor, que con su ayuda se salvara, pero las medidas familiares resultan inapropiadas.

Muchas veces y la mayoría de las veces la disfuncionalidad esta establecida con anterioridad y definida por roles simbióticos dependiente / salvador y el que asume el estado de crisis, es quien explota primero a una situación de clima familiar insostenible porque esta acostumbrado a que el salvador se hago cargo de sus responsabilidades e incluso hasta puede convierte en el chivo expiatorio perfecto para echarle todas las culpas, hasta de las frustraciones personales que el salvador perciba tener, puede también existir una posición masoquista de parte del salvador y también existir ignorancia, temor, confusión y hasta desinterés o algún aspecto mórbido patológico en que una persona disfrute inconscientemente de ver esas situaciones o sean el vehiculo para la expresión del rol de salvador mártir o héroe que lucha contra la adversidad, percepción patológica que conlleva a que las cosas queden como están por factores inconscientes.

Es común que alguien externo a la familia quiere actuar correctamente dentro de la terrible situación y los mismos familiares que expresan el deseo de buscar ayuda, sean los que inconscientemente generan pequeños problemas para impedir los contactos de ayuda real, se enferman cuando tienen entrevistas, pierden los papeles donde tienen los turnos y las direcciones, etc, etc. También puede ocurrir que por el hecho de poner limites e internar al familiar, que en su negativa manipula al resto de su familia, produzca el despertar de culpas que tengan alguna raíz en un conflicto intrapsiquico del pasado.

En todos esos casos empieza a aflorar toda una trama compleja y confusa de contenidos psíquicos individuales y compartidos que hacen que se empiece a comprender el porque el familiar afectado llego a ese estado y hasta muchas veces dentro del análisis del clima familiar, se comprende perfectamente que cualquier persona normal, frente a ese cuadro de calidad de contenidos psíquicos habría desarrollado la patología que el familiar enfermo desarrollo.
Por eso, las cosas no son como se ven ni como a primera vista parecen ser, en muchos casos el familiar afectado es la punta del iceberg de un cuadro familiar mas grave, es quien motiva la expresión de la disfuncionalidad y hasta es la victima que canaliza su sufrimiento de esa forma patológica.

Existe también un periodo de aceptación y percepción de la situación y un periodo de duelo en aceptar conscientemente que el familiar dejo de ser quien era y se ha convertido en un agresor o tiene una conducta completamente perjudicial para la dinámica familiar y también para aceptar aquello que quizás inconscientemente no se quiera aceptar.

¿Hasta que punto esos familiares son responsables de evitar las acciones de patológicas de su familiar?

Son responsables de canalizar la búsqueda de atención profesional para que mediante un tratamiento el familiar pueda evitarlas por si mismo, en manos profesionales especializadas el afectado va recibir la atención que necesita y los familiares el asesoramiento y la capacitación para sobrellevar la situación sin actuar improvisadamente como salvadores.

Pero la responsabilidad de evitar las acciones patológicas se encuentra dentro de la frontera del ego y responsabilidad del afectado, quien en caso de no superar sus conductas desadaptadas va a tener un mal final y dentro de la frontera del ego de los familiares se encuentra la responsabilidad de consultar médicos y seguir las recomendaciones que estos les indiquen, así como también es responsabilidad de los médicos evacuar las dudas de los familiares e incluso recomendar la asistencia psiquiatrita y/o psicológica a los familiares que evidencien tener una necesidad de asistencia en relación a si mismo y al paciente.

Por lo tanto el responsable total es el afectado sobre si mismo, quien es posible que tenga una conducta ego sintónica y pueda no percibirlo debido a su estado, situación que en manos profesionales especializadas y a medida que avance en el tratamiento recibirá atención para tomar las riendas de si mismo.

Los familiares son responsables de apoyarlo e incluso de capacitarse en la forma de poner los limites necesarios para evitar tales conductas en el ámbito familiar y brindar los medios con el objeto de que se posibilite la ayuda real que se encuentra en las manos especializadas de los profesionales.

¿Si bien la acción codependiente se sustenta en una preocupación por la salud del familiar enfermo, que otros sentimientos contrapuestos van a aflorar en ellos al respecto del familiar en un futuro?

De continuar una situación como las descriptas de rasgos salvador (dictador o victima) / dependiente (dictador o victima) se despertaran resentimientos, odio y confusión, con reacciones en los familiares que pueden derivar en el desencadenamiento de actos violentos de defensa a la percepción de sometimiento y que pueden terminar en un final terrible, han existido casos de crímenes e intentos de suicidio en relación a disfunciones familiares de este tipo.

Por lo tanto en situaciones como las descriptas, de reacción descontrolada, no hay que dudar en dar aviso a la guardia psiquiátrica, a los servicios sociales o la policía si fuera necesario, para poner a resguardo al familiar afectado por una crisis y al resto de la familia.

Si existieran situaciones coyunturales que sean percibidas como de peso en la interacción familiar y por las cuales pueda percibirse que la atención publica puede derivar en una situación perjudicial futura, en todo caso es responsable el afectado de evitar y superar esas conductas para evitarse otros problemas asociados.

Es importante que los familiares reconozcan que de seguir el afectado en esa tesitura y sin atención, bajo ese estado psíquico, va a terminar tarde o temprano teniéndolos y tanto mas agravados cuanto mas tarde reciba atención profesional.

¿Cuánto de lo que esos familiares realizaban era en realidad algo que debía realizar el familiar enfermo o en su defecto ser asistido en una institución psiquiatrica?

Todo, el familiar no tiene los conocimientos como para asistir a una persona afectada psiquiátricamente, si lo hace es por buena voluntad ingresa en el terreno de la conducta de salvador analizada en el apartado anterior, el familiar no puede ejercer la función de voluntad y superación del paciente ni influenciarla con palabras o acciones, solo puede buscar ayuda y recibir las indicaciones de los profesionales e incluso capacitarse para poder comprender con mayor amplitud que ocurre al familiar y como actuar en relación a este.

¿Las personas enfermas, porque razón y como llegaron a transferir a sus familiares de una forma disociada de la realidad, aquello que debían hacer con su voluntad y esfuerzo?

Porque su voluntad y entendimiento esta afectado por la enfermedad que padecen y debido a ello manipulan inconscientemente a sus familiares para que hagan aquello que perciben que no tienen capacidad y así poder estar libres para realizar las conductas desadaptadas que consideran impulsivamente, en función de su estado psíquico y que necesitan patológicamente para estar mejor.

Esta afectación del entendimiento es un aspecto de su patología que necesita atención profesional y no acciones de salvación y rescate, existen millones de casos en donde el que asume la posición de salvador finaliza manipulado y ampliamente perjudicado, en muchos casos abandonar la posición de salvador requiere de terapia.

¿En todos los casos, el final de esa situación patológica y disfuncional familiar, no es más perjudicial que los resultados que trataban de evitar?

Seguramente, el final que se trata de evitar con salvatajes improvisados, por más buena voluntad que se tenga y asumiendo una conducta codependiente, es la postura que facilita la ausencia de límites necesarios.

¿Porque no tomaban una decisión?

Por confusión y por un concepto del afecto equivocado que no tenia en cuenta la frontera que existe entre todos los seres humanos, si bien somos familiares y tenemos familiares, también tenemos un destino individual, derechos, obligaciones de respeto y necesidades de autoconservación que deben ser ejercidas. Para la atención de crisis y estados como los ejemplificados, existen profesionales, instituciones y medios que son los que deben encargarse de implementar un tratamiento.

Obviamente para cualquier familiar de una persona afectada es duro verlo en una institución psiquiátrica, pero es la persona afectada la que debe encuadrarse dentro de una conducta adaptada para poder estar en condiciones de desenvolverse constructivamente dentro de su familia y no actuar de forma destructiva, esa internalización se logra con los resultados de un tratamiento especializado.

Toda la situación implica un duelo inherente a las expectativas que sobre el destino de vida del afectado tenia su familia y en contraste con la realidad del padecimiento presente en ese momento critico, duelo que necesita un tiempo de maduración y que tiene implícito un tiempo de dudas, inseguridad y sentimientos ambivalentes dentro de las cuales no falta el intento de la conducta salvadora como forma de salir de la situación.

Quien afirma que de un día para el otro obra y toma la decisión correcta es porque ya ha tenido experiencias similares en su vida o de lo contrario no conoce los aspectos emocionales que rodean una situación de este tipo, aspecto que es normal, ya que hasta tanto no estar inmerso en la situación desconocemos que hay de nosotros mismos aportando a que ese cuadro este presente, ya que una familia es un conjunto dinámico de seres humanos que realizan una experiencia conjunta, con las virtudes y defectos de cada uno y con sus aspectos inconscientes.

Es también importante tratar de evitar la culpa, aceptar los propios errores, toda situación por mas grave que sea tiene solución y se transforma en anécdota, despejándonos pero sin reprimir la telaraña emocional que puede abordarnos y pidiendo ayuda especializada, las cosas pueden tomar un curso y un pronostico positivo, existen muchísimos testimonios de que los cambios positivos pueden lograrse.

¿Qué sucedía con su instinto de conservación?

Estaba reprimido por culpa, debido a que se trataba de un ser querido y por lo tanto es normal que quiera colaborarse con un familiar por el que se siente afecto.

La disfuncionalidad del afectado le incapacita de interpretar el afecto con un sentido de normalidad y por lo tanto traspasa la frontera del ego de sus familiares con demandas y reclamos patológicos fuera de lo normal que los perjudican e inicialmente, estos pueden no poder responder de manera defensiva, pero también sino proceden de la forma adecuada, pueden precipitarse acciones defensivas de violencia, por eso es muy importante la ayuda profesional especializada.
Muchas personas ante estas situaciones reprimen su conducta de defensa y autoconservación, represión que puede llevar a que se genere dentro de una crisis un estallido de caos con consecuencias desastrosas.

Rol el salvador y rol el insensible

07-11-2014 in Psicología y psiquiatría by Chr Magleb

Al rol de dependiente es al que se le atribuye la denominación de vampiro con que se suele denominar a este tipo de personas, que pasan por situaciones muy duras de vida y que en muchas circunstancias son completamente ignoradas, ya que también es una verdad irrefutable, que existen grandes contingentes de seres humanos a los que no les importa en absoluto la vida de otras personas y que podrían configurar un polo patológico opuesto al rol del salvador que podríamos denominar el insensible.

En estos casos el equilibrio en la relación se alcanza cuando en ambas personas se alcanza un nivel de comunicación inconsciente y consciente, en donde ambas personas respetan y asumen la responsabilidad adecuada al respecto de lo que se encuentra dentro y/o fuera de la frontera de su ego y de la equilibrada responsabilidad que se tiene, en brindar o recibir apoyo a nuestros semejantes.

Algunos ejemplos reales aclararan mejor los conceptos, en ninguno de estos casos recopilados había una intencionalidad especulativa meditada, las conductas que se describen eran espontáneas dentro del contexto de las situaciones y ninguno de los familiares de las personas descriptas con patologías eran personas que carecían de entendimiento al respecto de la vida:

Lee el resto de la entrada →

Concepto de sincronicidad de Carl Gustav Jung

17-10-2012 in Psicología y psiquiatría by Chr Magleb

En síntesis, una persona en crisis, bajo un vivencia de características especiales que conmueva realmente su situación, puede buscar desesperadamente ayuda y bajo la influencia de las emociones propias de un estado de desesperación y supervivencia, buscar inconscientemente hacerse dependiente de la ayuda o la presencia de otros, mas haya de lo necesario. Ambos tipos de personas vincularse de forma simbiótica y conformar constructos psicológicos conjuntos y dependientes en donde las fronteras del ego se confunden y se distorsionan.

Desde el punto de vista del concepto de sincronicidad de Carl Gustav Jung, una relación de este tipo, es la oportunidad y tiene la finalidad de solucionar aspectos que en el pasado no pudieron ser cerrados, aspectos inconscientes cuyo único medio de afloramiento al consciente, se encuentra en el contacto de una situación como la descripta. En que la persona que autopercibe una dependencia irreal subjetiva pueda afrontar su destino y la persona que anhela hacer el bien, adquiera la universalidad y la sabiduría necesaria para comprender cual es la frontera de ego de su persona respecto a otras y asuma su destino, sin roles que pueden originarse en la repetición de modelos familiares o de etapas que ya deberían estar superadas en su interno.

Cabe señalar que Carl Gustav Jung define la “sincronicidad” como una coincidencia significativa en contenido simbólico de dos o más sucesos, en la que está implicado algo más que la probabilidad. Se distingue la sincronicidad de los sucesos normales, por la existencia de un significado subjetivo común que interpreta el sujeto que experimenta el hecho. Se trata de una teoría que inaplica el principio de causa-efecto del paradigma moderno y al mismo tiempo es una teoría antimaterialista, ya que se centra en una experiencia subjetiva que da significado conjunto a hechos que en principio son exteriores y aislados.

Lee el resto de la entrada →

Complejo de salvador o redentor

03-10-2012 in Psicología y psiquiatría by Chr Magleb

Así mismo en los casos de ausencia de patologías Biológicas, psiquiatritas o psicológicas y situaciones de vida difícil, en que como señalamos en líneas anteriores, un ser humano opta por una respuesta negativa, puede adoptar una postura dependiente y patológica que puede estar favorecida por las relaciones interpersonales de su entorno.

Aquí es donde como polo opuesto a lo hasta aquí señalado puede establecerse una relación simbiótica con una persona que transite la segunda condición señalada al principio de este apartado, que puede trastocar la vinculación del ego consciente con la totalidad de la psiquis. Esta condición puede denominarse como complejo de salvador o redentor y tiene el potencial de vincularse como complemento de una persona dependiente, atrayéndose como los polos opuestos de un imán o también puede gestarse desde una relación interpersonal normal y derivar lo patológico bajo un hecho de características especiales como ser la perdida real o subjetiva de autonomía, no solo física, sino que también en algún otro aspecto de la vida, por ejemplo podría gestarse entre dos familiares en que uno de ellos pierda el trabajo o ingrese en una situación económica difícil.

Lee el resto de la entrada →

Conductas negativas posibles derivadas de un estado interno de supervivencia

21-09-2012 in Psicología y psiquiatría by Chr Magleb

Existen muchas conductas negativas posibles, derivadas de este estado interno que denominamos de supervivencia, algunas de ellas pueden ser :

  • Actuar emocionalmente sin predominio del entendimiento
  • Intento de suicidio
  • Volverse dependiente de otros
  • Negar el hecho como mecanismo de defensa
  • Entre otras

En relación al tema de análisis de este documento, nos centraremos en el análisis de la conducta dependiente que en su máxima expresión consiste en el trastorno de personalidad dependiente. Se entiende por conducta dependiente a la respuesta que da un ser humano producto de la pérdida concreta y real de autonomía personal o a la autopercepción irreal de esa condición, cuya consecuencia se traduce en que la persona en cuestión tenga la necesidad de ser ayudada o apoyada por otras personas para ajustarse a su medio e interactuar con él.

Lee el resto de la entrada →

Hechos externos y nosotros mismos

18-09-2012 in Psicología y psiquiatría by Chr Magleb

En síntesis, como analizamos en la introducción al respecto de la frontera del ego según el concepto del budismo, al internalizar aspectos superiores por avanzar en el proceso de nuestro desarrollo psíquico, que implica una mayor influencia de la totalidad de la psiquis sobre la influencia de los reclamos primarios del ego consciente, la frontera del ego se va estrechando, pero en este caso la frontera del ego se encuentra extendida y por lo tanto la proyección mencionada se extiende sobre todo lo que sea percibido como dentro de ella, percibiendo la persona una capacidad de acción que en realidad resulta ser una fantasía.

Todo este proceso sucede de forma finamente inconsciente y consiste en una distorsión que como resultado final provoca que la persona perciba tener capacidades que en realidad ha conocido o visualizado como potenciales en si mismo, pero que no ha desarrollado, sin embargo actúa como si así fuera, proyectándose en situaciones que obviamente en el tiempo real de las mismas se hace notoria la ausencia de capacidad real, constituyendo un factor de entropía en las relaciones interpersonales que puede derivar a rasgos patológicos.

Lee el resto de la entrada →

La condición de supervivencia y la figura del salvador

10-09-2012 in Psicología y psiquiatría by Chr Magleb

Carl Gustav Jung señala dos aspectos que pueden trastocar la vinculación del ego consciente con la totalidad de la psiquis, ver documentos el Inconsciente I y II en www.cchaler.org, estos son:

La presión de un componente instintivo, emocional o sensorial, que tome predominancia en nuestra psiquis y que de acuerdo a los conceptos definidos en el documento teoría de la personalidad, seria lo que definimos como aspecto predominante como la respuesta típica de nuestro carácter en situaciones especiales.

La influencia de especulaciones fantasiosas o irreales con respecto a nosotros mismos, cuando se esta en un estadio mas avanzado del desarrollo de nuestra psiquis. Incluso cuando se ha tomado contacto con aspectos superiores del desarrollo de la personalidad, provenientes del contacto con nuestro ego superior o si mismo.

Desde el punto de vista del budismo, presentado muy sucintamente en la introducción de este documento, implicaría, que si bien una persona reconoce la necesidad de internalizar aspectos superiores a su personalidad y los percibe por contacto con su ego superior o si mismo, todavía los reclamos de su ego consciente tienen mucha influencia en su persona y su frontera del ego es amplia e incluye la percepción de aspectos, que si bien se alejan de lo primario y son superiores, no corresponde a su margen de acción y pertenecen a la frontera del ego de otros seres humanos.
Esa influencia puede que no este en relación a aspectos primarios o sensoriales, pero si puede estar influenciada por emociones negativas que no sean auto percibidas y que actúen inconscientemente, emociones como por ejemplo el ansia de notoriedad o el egoísmo traspasando el ámbito de autoconservación e instaurado en el ego consciente (como analizamos en el documento el aspecto emocional sensorial).

Lee el resto de la entrada →

La frontera del ego

04-09-2012 in Psicología y psiquiatría by Chr Magleb

En relación a los trastornos de personalidad, las personas que los padecen muchas veces encuentran serias dificultades en diferenciar e identificar esta frontera, que en gran medida es una actitud inconsciente, pero que ante patologías psiquiatricas, ya sea por la persona que la padece o por sus familiares y personas cercanas, esta frontera puede en su apreciación subjetiva e inconsciente modificarse patológicamente, dando origen a relaciones simbióticas en que los limites psíquicos entre un ser humano y otro parecen confundirse incluso en relación a su funcionalidad, que asume un carácter dependiente.

Dependencia que se origina por la presión de aspectos de índole emocional negativo y que posibilitan como si se estableciera una fusión o existiría una energía de características emocionales, que vincula la funcionalidad psíquica de dos personas y que en general perpetua síntomas en una de ellas y en la otra produce respuestas que alimentan estos síntomas, pero que desde un entendimiento distorsionado, existe la creencia de que una persona esta ayudando a la otra persona o siente que no tiene capacidad para desenredarse de necesidades y aspectos que pertenecen al ego de la otra persona y que esta se los transfiere. Esta es una realidad muy poco conocida, que en muchas relaciones familiares, deriva en el caos, la enfermedad, la manipulación e incluso en la muerte.

Lee el resto de la entrada →

Introduciéndonos en la frontera del ego

31-08-2012 in Psicología y psiquiatría by Chr Magleb

Un indicador de relevancia al respecto de la salud mental es la percepción y diferenciación entre el mundo externo y el mundo interno, entre nuestro ego y los objetos, aspecto que en ciertas enfermedades mentales se ve afectado, como es el caso de la esquizofrenia por ejemplo y que en las personas con trastornos de personalidad puede verse confundido.

Por ejemplo, el sentido de realidad, ósea la sintonía con la que se percibe una realidad en concordancia con lo convencionalmente establecido por la sociedad, está presente en mayor grado en el neurótico que en el psicótico. Sin embargo la psicología moderna admite, que incluso en una persona normal no es perfecta la capacidad de distinción y diferenciación de la realidad interna y la externa convencionalmente aceptada.

Dentro del Budismo se denomina Sakkhaya, al cuerpo personal, concepto que puede ser comparado con el autoconcepto de la psicología moderna, ósea la percepción de nosotros, mismos. Del proceso de personalización, de acuerdo al budismo, deriva la percepción del ejercicio de una influencia o necesidad de control sobre aquello que percibimos que nos pertenece y se considera que esa percepción de pertenencía tiene una ansiedad básica asociada.

Lee el resto de la entrada →

Trauma y dislocación

27-08-2012 in Psicología y psiquiatría by Chr Magleb

Para un niño una situación de trauma genera una angustia y una tensión que sobrepasa su capacidad para asimilar experiencias y dotarles de sentido y entendimiento, como los son las experiencias que analizamos en los apartados sobre desarrollo y que se integran al conjunto de contenidos anteriores del niño y amplían su estado de conciencia y las capacidades de su ego consciente, la experiencia traumática queda para el niño aislada y con dificultad de ser integrada.

La disociación es una mecanismo de defensa del ego consciente para evitar la angustia que genera una situación traumática y consiste en la separación de contenidos experienciales, mentales y emocional sensoriales de la consciencia y es la causa del porque una experiencia traumática puede no ser recordada por quien vivió la experiencia.

La disociación no siempre es un mecanismo que indica la presencia de una patología, por ejemplo en la concentración ante una tarea específica se esta excluyendo de la conciencia cualquier estimulo ajeno a la tarea, también ocurre en la meditación. En estos casos mencionados intervienen las funciones ejecutivas, la voluntad y la intención con una finalidad adaptativa que sirve para integrar nuevos contenidos a la consciencia, mientras que el rasgo patológico se diferencia en la presencia de una ausencia de voluntad y la finalidad es impedir la integración de los contenidos traumáticos. La disociación es siempre un rasgo más acentuado en la infancia y va decreciendo con la edad.

El resultado de traumas graves como podría ser el abuso físico o sexual infantil y de la disociación de esas experiencias traumáticas, es que en la psiquis hay contenidos de aspectos experienciales sin ser integrados y aislados de la consciencia que no son autopercibidos.

Lee el resto de la entrada →

Ir a la barra de herramientas