Estás navegando por el archivo de Humanidades Archivos - Red De Autores.

“Eastern Way – Western Machines”

24-11-2011 in Humanidades by Álvaro Frías García

El rey Kojong, gobernante número 26 de la dinastía Yi, anhelaba modernizar su país y Seúl fue el centro neurálgico de su idea de modernización. Reconoció la necesidad de adaptarse a los nuevos cambios socioeconómicos que se producían en la región a finales del siglo XIX, así como a la apertura de puertos de influencia occidental. Deseaba superar al mundo exterior y las turbulencias internas, de ahí su deseo de modernizar su país siguiendo la consigna “Eastern ways – Western machines”. Este lema aludía indudablemente a Confucio, pues fue su dinastía la más confuciana de todas. Sin embargo, pronto se vería revocado a rechazar su base confuciana y a verse sometido al poder nipón tan poderoso en esta época.

Panorámica de Seúl

Actualmente, Seúl se considera la segunda área urbana más grande del mundo, después de Tokio, donde pasaron de 300.000 ciudadanos en 1950 a más de 11 millones en 1995, y a 25 millones en 2009. Sin embargo, el desplazamiento masivo a las ciudades no finalizaría hasta la década de 1950, coincidiendo con la Guerra de Corea (1950-1953). La urbanización expansionista es un proceso común en todos los países en vías de desarrollo y acontece cuando la urbanización crece a mayor ritmo que sus propios servicios básicos. Asimismo, Corea experimentó un receso económico en su desarrollo a causa del sometimiento japonés (1910-1945) y de la posterior Guerra Civil enmarcada en la Guerra Fría, donde combatían el bloque comunista y el capitalista. De ese modo, se vio afectada esta urbanización en la década de 1940, donde tan sólo el 10% de la población vivía en núcleos urbanos. La interacción entre los sectores rurales y urbano-industriales no se desarrollaba por decisión nipona.

Lee el resto de la entrada →

Afrontar el miedo al rechazo en el amor

18-10-2011 in Humanidades by Maite Nicuesa Guelbenzu

Uno de los mayores temores de muchas personas es el miedo al rechazo. Un miedo que es lógico, natural y normal y es que, a nadie le gusta recibir como respuesta la indiferencia de la persona a la que se pretende conquistar. Sin embargo, es esencial tomar la actitud adecuada a la hora de afrontar una situación normal de la vida. ¿Cómo afrontar el miedo al rechazo y dar con las claves de la seducción?

1)  En primer lugar, es esencial relativizar las circunstancias. Cuando te dicen que “no”, puede que sientas que el mundo se viene abajo pero en realidad, intenta ser objetivo, no conoces tanto a la otra persona como para concederle ese peso en tu vida. Sientes atracción, te gusta, pero el amor real sólo se experimenta después de estar en pareja. Verás que cuando pasen los meses cae la fase de idealización.

2) Si alguien te dice que no quiere salir contigo, es mejor que no insistas. Tú ya has sido claro con la otra persona, por tanto, si en algún momento cambia de opinión tomará la iniciativa. La insistencia sin límites puede llegar a producir un rechazo radical porque cuando alguien se siente agobiado o presionado reacciona a la defensiva.

Lee el resto de la entrada →

Alimentar la autoestima

18-10-2011 in Humanidades by Maite Nicuesa Guelbenzu

Hablar de amor implica atender a multitud de matices diferentes y de dimensiones y es que, antes de pensar en amor de pareja o amistad, es esencial analizar la relación que cada persona tiene consigo misma.

¿Crees que te quieres lo suficiente o crees que puedes mejorar en este aspecto? La verdad es que siempre solemos tratar a los demás mejor de lo que nos tratamos a nosotros. Ha llegado el momento de vivir y sentir. Aquí tienes algunos consejos para nutrir tu autoestima:

1) Toma la iniciativa en los planes sociales y organiza actividades que te supongan un esfuerzo y una ilusión por tu parte. Por ejemplo, invita a un amigo a merendar en casa, sé el mejor anfitrión, intenta sorprenderle. Verás que el agradecimiento y la alegría que te muestra te ayudan a sentirte valioso y a darte cuenta de que eres importante para los demás.

2) Mírate al espejo y obsérvate. Pero también, intenta encontrar el equilibrio y en el día a día, evita mirarte constantemente en el espejo para analizarte, déjate guiar simplemente, por el sentimiento que tienes de sentirte atractivo. Viste a la moda y permítete el gran placer de estrenar ropa bonita para ir a la oficina. Es decir, no esperes a que sea un día más especial porque un lunes también es un día genial en tu vida.

3) Realiza el siguiente ejercicio. Pídele a un grupo de cinco personas que te conozcan bien, que te digan tres cosas que admiran de ti. Es mejor que te den el mensaje por escrito ya que así tú podrás guardarlo y volver a leerlo en los momentos de debilidad emocional.

Lee el resto de la entrada →

DEMOCRACIA

13-10-2011 in Humanidades, Opinión y actualidad by José Ignacio Sánchez Mesa

Seguramente, al preguntarle a cualquier ciudadano qué es para él la democracia, la mayoría le diría que el hacer cada uno lo que quiera y cuando quiera o tener una larga lista de derechos.

Sin embargo, si buscamos en el diccionario su verdadero significado, podemos ver que nos la define como “una doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno”. Esto nos lleva a deducir que al ser un demócrata, a parte de asignarnos un derecho (poder intervenir en el gobierno), asumimos una responsabilidad de gran calado a la cual nos viene asumido un gran número de obligaciones. Obligaciones que en la mayoría de las ocasiones queremos eludir o minimizar en la medida de lo posible.

Por lo tanto, la suma de esta falta de responsabilidad con el cada vez menor sentido de la colectividad y el egocentrismo más creciente, nos ha llevado que al hablar en algunos ámbitos como el político- económico sean un mayor número de ciudadanos los que se planteen si los sistemas democráticos de los que disponemos son los más eficientes posible, ya que existe la duda de si podemos hablar de democracia cuando los miembros elegidos para llevar a cabo la política dejan de lado su verdadera razón de ser para convertirse en dirigentes que no velan por un interés diferente al suyo particular.

Lee el resto de la entrada →

Mujeres en el poder durante el Imperio Nuevo Egipcio (II-III)

26-04-2011 in Humanidades by Alfonso Rafael Bustos Gracia

En este nuevo apartado hacia las mujeres se hablará de dos figuras internacionalmente conocidas pero que no llegaron a ejercer como tal como faraones pero sí como reinas. Por un lado, encontramos a la misteriosa mujer de Amenofis IV o también conocido como Ajenatón, a la que cada vez que la nombramos se nos viene la imagen de su famoso busto, siendo esta la imagen de Nefertiti, quizás la reina más guapa de la que se ha hablado en la Historia de Egipto. Ya lo dice su nombre, Nefert (la bella) iti (ha llegado). Por otro lado, hablaremos de una mujer de gran personalidad y en la que siempre estuvo al lado de su marido, sobre todo en los momentos difíciles, dando como pista el enfrentamiento en la batalla de Kadesh, argumentado tanto en su templo, de estilo espeo, en Abu Simbel, y en Karnak, o sea, este es la figura de Ramsés II, esposo de Nefertari, en la que tiene junto a su gran templo, junto al lago Nasser, un pequeño espeo.

 

Entrando en materia, son muchos los interrogantes que surgen alrededor de la primera persona, Nefertiti, sobre todo por su carácter misterioso y por el papel de protagonista que alcanzó durante el reinado de su marido, más tarde su exmarido, junto a sus hijas, representado así en estelas. Algunos de estas preguntas como ¿de donde vino? ¿Quien fue en realidad la Gran Esposa Real?. A lo largo del artículo se intentará solucionar estos interrogantes. Cierto es, que el gran conocimiento de esta mujer vendrá  a partir de 1965, en la que hasta entonces se sabía muy poco, solamente, que vivió en un momento muy convulso y quizás uno de los momentos más excitantes de la historia de Egipto.

 

En el apartado anterior, al hablar de Hapshesupt, debemos de aclarar que al igual que Nefertiti, sufrieron un proceso de persecución, donde se intentará borrar su nombre de la historia. Por eso es clave el año 1965 para conocer mejor a esta reina. Se propondrá una reconstrucción del templo de Karnak, por medio de Winfield y de Redford, su sucesor, financiado por la Nacional Geographic Society, en la que, en esos bloques desmotandos, sobre todo en tiempos del general Horemheb, para llevar tal fin contado, se descubrieron que en estos talatats aparece en 564 ocasiones, mientras que su esposo, será inferior, con 320 apariciones.

 

Para comprender la figura de Nefertiti debemos de hablar primero de su esposo, y como se dijo, luego su exmarido. Intentando resumir en varias lineas su historia, lo entendemos como el período en el que Amenosfis IV intenta romper con la religión politeista y sobre todo, romper con el clero de Tebas, donde configurará una religión monoteísta venida de la mano de un nuevo Dios, Atón, pasando a ser representado como un Disco Solar, siendo un único Dios Todopoderoso, cambiándose así su nombre y el de su hijas, llamándose ahora,  Akhenatón, y en el que traslada todo el aparato religioso, económico, político y administrativo hacia Tell el-Armana, de nueva planta y contruída por el propio Amenofis. Sabemos que Nefertiti se trasladó junto a su marido y sus hijas, sobre todo, la más conocida, Meritatón, por ser la hija primogénita y en la que sustituiría a su madre en todos los asuntos, al separarse, puesto ahí por su padre. el desenlace de la fallida revolución tuvo como consecuencia inmediata la destrucción de todo recuerdo de pasado. Más que nada fue un cambio político que religioso, empezado por su abuelo Tutmosis IV y continuado por su padre Amenhotep III.

 

 

¿Quién fue Nefertiti? Los documentos que poseemos son muy hipotéticos por lo que hace ardua el estudio de este personaje debido a que las opciones posibles son muy variadas. Se ha preguntado si fue Nefertiti hija de Amenosfis III o hija de una concubina asiática ofrecida al rey. Si recordamos el busto localizado en Neues Museum de Berlin, los rasgos de la reina así como su nombre parece indicar un origen extranjero. Por otro lado, un grupo importante de egiptológos se inclinan por otra versión del origen, como es el caso del egiptólogo catalán Josep Padró, donde afirman que es hija de un alto funcionario anexionado a la Corte Real: el Padre Divino, Ay, que le sucederá más tarde a TutanKhamón en el trono. Es cierto, que su esposa Tiy fue nodriza de Nafertiti porque así está escrito, pero ningún sitio consta como madre la reina, al igual que ocurro con Ay. Se supone que la boda real tuvo lugar hacia el segundo año de reinado de Akhenatón aunque en ésta época el nombre de Nefertiti no aparece por ninguna parte. Es probable que Nefertiti sea de Akhenatón y de su madre Tiy, que sería fruto de su amor un tanto incestuoso.

 

No solamente hoy en día están de moda en las revistas y televisión la Salsa Rosa del momento, por lo que podemos señalar que en aquella época también las había, como es el caso de un posible idilio, durante su matrimonio, entre Nefertiti y el escultor de la Corte, Tutmés. la dulzura y sensualidad que emanan muchas de las estatuas de la reina son la base de las especulaciones de marcado sabor de prensa rosa que aureolan a esta misteriosa reina. no hay que olvidar, al comienzo de esta dinastía, algo parecido debió de pasar entre Hatshesupt y su arquitecto Senenmut.

 

Los reyes y reinas dinásticas no deberían de figurar en las listas dinámicas, y todo vestigio de su existencia debía de ser borrado. Ésta fue la ley establecida por Horemheb primero y luego más tarde por el grandioso faraón Ramsés II.  En ésta pérdida de datos aparecen personajes que se mueven entre la historia y la leyenda. Quizá el más atractivo sea el de la figura mística de Smenjkare, ya que según las últimas teorías compartidas por muchos egiptólogos esta tan revolucionaria como aceptable. El poder y la autoridad de que siempre hizo gala Nefertiti en la corte de Amarna subió de tono tras la muerte de la otra esposa real, Kiya. Y ello hasta el punto de que la reina cambió no sólo de nombre, sino, de forma protocolaria, su sexo. Es decir, que se convirtió en faraón como corregente de Akhenatón, con el nombre de Smenjkare, en la que otra vez se repite la similitud de Hatshesupt. Ésta hipótesis lo dio en su día Gauthier en 1912 y confirmada por Harris en 1973

 

Ignoramos todo sobre el final de Akhenatón y Nefertiti, al igual que todo lo respecto a Smenjkare, si es que existió, pero es enumerada por el historiador griego Manetón. De Tutankhamón sólo sabemos que nació, reinó y fue sepultado en el Valle de los Reyes, como dijo Carter.  Pero reuniendo los datos podemos elaborar una síntesis de circunstancias vividas que la convierten en uno de los personajes mas misteriosos, estudiados, atraídos, etc de toda la Historia Universal.

 

Nos consta de que tuvo seis hijas aunque no está confirmado si las tres últimas fueron de su marido Akhenatón, ya que siempre le rondó una supuesta homosexualidad debido a las formas feminoides adoptadas por el rey. No sabemos que fue de aquella hermosa mujer que en un día llegó a reinar. Nada de ella se encontró en la tumba perdida en un uadi de Amarna. Se ha especulado de que la reina al separarse de su marido murió en el año 14 de su reinado y que se iría a vivir fuera de Amarna, falleciendo al poco tiempo, pero como todo, su vida es misteriosa, muy estudiada, así que, será difícil revolucionar toda la verdadera historia.

 

Si avanzamos en años y cambiamos de dinastía entrando esta vez en la Dinastía XIX, según la enumeración dada por Manetón, hablaremos de la ultima mujer de ésta época del Imperio Nuevo, porque se ha de recordar que la época de Cleopatra ya pertenece a una época de influencia griega y será mucho más posterior.

 

Al igual que Nefertiti se ha especulado mucho en su persona. Nefertari, Esposa Real de Ramsés II, quizás el faraón más conocido de la historia de Egipto. Posiblemente, la descendencia y el origen de Nefertari sea de la zona de Nubia, localizada en el Alto Egipto, muy próximo a la quinta o sexta catarata. Sobre su belleza no se conoce nada, pero como se deduce en en la primera parte de su nombre, contiene la raíz Neferet, al igual que lo haría la reina anteriormente hablada. Se cree que ésta zona de Nubia proceden las chicas más bellas y que tendrán una gran fama en todos los territorios conocidos.

 

Viendo que la vida de una reina Real está vinculada con la vida del faraón hemos de decir que fue la primera esposa del futuro Ramsés en la que proviene de una noble familia. Tenía el futuro faraón 17 años cuando se casó por primera vez, en la que fruto de este matrimonio nació su hijo primogénito Amonherunemef. Posiblemente, como consecuencia de una muerte temprana de Nefertari, el rey se casó más veces, no sin antes sin tener más hijos, dándole en esta ocasión como hija a Meritamón.

 

Como demuestra el espeo comentado con anterioridad, situado justamente al lado de su gran espeo en la zona del lago Nasser, y más concretamente en Abu Simbel, sí se puede afirmar que fue la reina favorita del propio Ramsés II en donde fue acompañado en sus grandes travesías y decisiones, como fue el caso, al igual que Amenofis IV, de trasladar la capital a Tinis y crear el Pi- Ramsés.

 

Como curiosidad se puede decir que Nefertari fue una persona distraída en juegos, en la que parece ser fue creadora de un juego, que quizás se lo más próximo a lo que conocemos como hoy día, el Ajedrez.

 

Como recomendación de libros podemos citar la colección de Christian Jacq resaltando con especial fervor los cuatro volúmenes que componen la colección de la Piedra de la Luz o también la Dama de Abu Simbel, del mismo autor, siendo estos novela pero al mismo tiempo se encuentra muy bien documentados.

 

Por otro lado, como libros de perfeccionamiento se recomienda el manual de

 

Historia de Egipto Faraónico de Josep Padró.

 

Breve Historia de Egipto de Nicolás Grimal.

 

Para conocer un listado dado y el que se sigue hoy día de los faraones en Manetón.

 

Alfonso Rafael Bustos Gracia

(estudiante de último curso Ltura. Historia)

Alonso García Bravo, “El Alarife”, “El Jumétrico”. (Breve reseña biográfica).

22-04-2011 in Humanidades by José Javier Romero Cachaza

Alonso García Bravo nació en Ribera del Fresno sobre el año 1490. Su padre llevaba los mismos apellidos y se llamaba Gonzalo; de la madre nada se sabe. En las probanzas se le llama júmetro (geómetra), lo que supone que obtuvo algunos conocimientos de geometría aplicada a la tierra, o sea de topografía.

En 1513 vino de España con el gobernador Pedro Arias de Ávila (conocido también como Pedrarias), a la conquista de la Tierra Firme (Norte de Venezuela y Panamá). Más tarde, en 1518, embarcó hacia la provincia de Pánuco (Veracruz, México), bajo las órdenes del capitán Diego de Camargo, y allí participó en  varios combates con los indígenas, resultando herido.

Cuando Hernán Cortés desembarcó por aquellas tierras, García Bravo se unió a la guarnición del de Medellín. En esa época dirigió en Veracruz la construcción de una pequeña fortaleza.

Poco después formó parte de la expedición, que al mando de Pedro de Ircio, fue a la conquista de Almería, Tlapacoya y Misantla.

Cuando terminó el sitio de Tenochtitlán, Cortés lo mandó llamar a México para que comenzara el trazo de la nueva

Plano de la Ciudad de México y sus alrededores, c. 1550. Plano original de Alonso García Bravo en 1521 sobre los cimientos de Tenochtitlan, destruida por las tropas de Cortés a principios de año

ciudad, cosa que no ocurrió, probablemente,  hasta 1523. “De hoy en cinco años será la ciudad más bella y populosa del mundo; se levantarán grandes edificios y será grande entre las grandes” (Hernán Cortés al referirse a la ciudad de Nuevo México).

Allí permaneció hasta el  año 1532-1533, cuando contrajo matrimonio con María Núñez; de cuya unión nació su única hija, Violante Bravo.

 

Aunque no está del todo aclarado, estuvo también en la ciudad de Antequera (hoy Oaxaca), donde parece ser que realizó así mismo la traza de la ciudad. En esta ciudad gestionó y obtuvo dos encomiendas, una de Tepalcatepec y la otra en Mixtepec., por sus méritos y como agradecimiento por los servicios prestados a la Corona. Así mismo fue nombrado Alcalde y posteriormente Alguacil Mayor de esta ciudad de Antequera.

Además de geómetra y alarife fue un hombre de grandes conocimientos, de reconocido valor, honesto y de buenas costumbres. “Ha tenido en la Nueva España y en las partes de ella donde ha residido su casa poblada y ha mantenido y tenido hombres de armas y caballos y criados y se ha tratado como muy hombre de bien y buen cristiano, haciendo obras de tal y dando buen ejemplo”.

Alonso García Bravo falleció alrededor del año 1561.

 

Bibliografía:

– “Información de méritos y servicios de Alonso García Bravo, alarife que trazó la ciudad de México”. Introducción de Manuel Toussaint, México, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Estéticas, 1956.

–  “Arte colonial. México”. Manuel Toussaint.  UNAM, Instituto de Investigaciones Estéticas,1962.

– “Alonso García Bravo, trazador y alarife de la villa de Antequera”. Jorge Fernando Iturribarría. Historia Mexicana. Vol. 7. Nº 1. Jul- Sep. 1957.

– “De la ciudad ortogonal aragonesa a la cuadricular Hispanoamericana como proceso de innovación-difusión, condicionado por la Utopía”. Vicente Bielza de Ory. Catedrático de Geografía Humana. Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio, Universidad de Zaragoza. Scripta Nova. Univ. De Barcelona, Vol VI, nº 106 ,2002.

– “En torno a una vieja polémica. Erección de los primeros Conventos de San Francisco en la ciudad de México. Siglo XVI”. Josefina Muriel. Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones históricas.

– “Ubicación e importancia del templo de Xipe Tótem, en la parcialidad Tenochca de Moyotlan”. Carlos Javier González González. Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones históricas. (Misma web).

– “Cortés y el trazado de México sobre la antigua Tecnochitliantl”. Mercedes Martín Beltrán. Coloquios Históricos de Extremadura. 1994.

 

La muerte en Córdoba en el siglo XV: grupos no privilegiados (y III). Aseguración de la vida eterna.

20-04-2011 in Humanidades by Blanca Navarro Gavilán

Como ya hemos expuesto en anteriores artículos, la población de los últimos siglos medievales está convencida de la existencia de otra vida tras el óbito, lo que explica el temor a fallecer repentinamente abintestato, sin poder repartir sus bienes terrenales ni asegurarse que se cumplen los ritos y ayudas para que su alma se garantice la vida eterna tras pasar por el Purgatorio. Aquí, las almas que requieren un tiempo de expiación, se benefician de los actos píos hechos en el mundo terrenal. Por eso algunos testadores mandan misas por las ánimas de ese «tercer lugar» (intermedio entre Paraíso e Infierno), para reducir su tiempo de estancia -y el de sus seres queridos- en el mismo. La mujer de un carretero, Isabel Rodríguez, manda nueve misas rezadas «por las ánimas de Purgatorio» en San Miguel, según comprobamos en su testamento (30 de julio de 1468), mientras el herrero Antonio Martínez manda cinco misas en San Pedro (23 de julio de 1488), las mismas que encarga tres días después la hija de un astero, Francisca, en su caso en San Nicolás de la Ajerquía.

Los legados piadosos servían para ganar méritos ante los ojos de Dios y, al mismo tiempo, para merecer su gloria. De hecho, fue frecuente entre hombres y mujeres de la época acordarse de los más necesitados aunque sólo fuera ante la inminencia de su propia muerte, lo que convertía sus actos misericordiosos en algo meramente egoísta, careciendo entonces del sentido principal. Por esto, no es extraño que los testamentos contemplen obras caritativas que dependían -como no podía ser de otro modo- de las posibilidades económicas del testador. Si no, no se explica que, por ejemplo en el caso de los esclavos, éstos no sean liberados en vida del amo, sino cuando ha muerto, como consecuencia del cumplimiento de una manda testamentaria.

Hemos considerado oportuno mencionar, aunque sea someramente, los tipos de mandas piadosas: las que se hacen a criados, pobres y a hospitales (donde vimos que igualmente había pobres, no sólo enfermos), sin olvidar la liberación de esclavos y las ayudas para el casamiento de huérfanas (manda ésta muy común entre los nobles). Con todo, no sólo los miembros de la aristocracia cordobesa se acuerdan de estas jóvenes, puesto que algunos individuos pertenecientes a la sociedad media ayudan a las huérfanas a poder contraer matrimonio: Catalina Rodríguez, vecina de San Pedro, hija de un sillero y casada en segundas nupcias con un calderero -y cuyo primer marido era astero-, manda «que den 1.000 mrs. para ayudar a casar una huérfana que ella tiene declarado y dicho a sus albaceas», tal y como observamos en su testamento (21 de febrero de 1465).

En cuanto a los esclavos, algunos eran manumitidos en el momento de hacer testamento, si bien otras veces el amo prefiere que se queden con algún miembro de la familia durante algún tiempo antes de alcanzar plena libertad. Parece que los amos, en algunas ocasiones, procuran proteger a sus esclavos (normalmente si son menores), llegando incluso a ayudar al casamiento en el caso de las niñas. El calderero Juan Ruiz el Mayor manumite en su testamento (fechado el 14 de octubre de 1468) a su esclava Marta y su hijo Jorge «de color negros por el serviçio que le hubo hecho e cargo que de ella tiene».

Es obvio que los privilegiados disponen de mayores seguridades de cara a la salvación, puesto que, en virtud de su dinero, podían aspirar a mejores lugares de enterramiento, a un mayor número de misas y otros medios para asegurar la salvación de su alma. Es por esta razón por lo que la afirmación de la igualdad de todos los individuos ante la muerte es una auténtica falacia en tanto en cuanto la consecución de la salvación eterna está determinada por la capacidad económica del difunto. Sobre esta idea de la desigualdad incidimos en nuestra investigación pues, innegablemente, la nobleza cordobesa del siglo XV -estudiada por Margarita Cabrera- no actuará de la misma manera ante la muerte que la sociedad media y baja, objeto de nuestro estudio.

Cabrera Sánchez, M., Nobleza, oligarquía y poder en Córdoba al final de la Edad Media, Universidad de Córdoba, Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Córdoba, Obra Social y Cultural, 1998

Blanca Navarro Gavilán

Licenciatura y Doctorado en Historia

Interrogatorios de la Real Audiencia de Extremadura. Caso concreto de Ribera del Fresno (Badajoz). (V)

20-04-2011 in Humanidades by José Javier Romero Cachaza

Resultado de la visita de la villa de Ribera del Fresno. (Continuación)

El arroyo que toma el nombre del pueblo y pasa por sus inmediaciones, y el de Botoz, riegan algunos terrenos y vegas aptas para la cría de lino y cáñamo, y para moreras y toda especie de árboles frutales, pero se experimenta que hay muy poco arbolado, aunque de pocos años a esta parte se van dedicando los vecinos a plantar olivos y viñas en algunos vallados y cercados. No es esperable se aumente considerablemente el número de esta benéfica especie, mientras no se dé facultad para cercar a perpetuidad tanto en terrenos propios como comunes, de que abunda la extensión de sus términos, pues de lo contrario se retraen de los plantíos por causa del daño que causan los huertos y los ganados en terrenos abiertos. Para el riego de las huertas hay también varias norias, las que se aumentarían a proporción que se diese facultan para cercar los términos destinados para el arbolado.

En este pueblo hay por lo regular sobrante de frutos e igualmente bastante número de ganado, por lo que, y por la situación favorable en la que se halla, convendría se accediese a lo que dice el ayuntamiento en su informe al capítulo 10, estableciendo una feria en el día 20 de agosto, extensiva al 21 y 22, y un mercado cada mes turnando por semanas entre las villas inmediatas de Hornachos, Villafranca y Alange, estos dos del partido de Mérida.

Las dehesas de este término están expresadas en el informe del ayuntamiento al capítulo 49 y sus nombres son: el Canchal, Valdemedel, Andrinal y Redrejuelo; de las cuales solamente la del Canchal está arbolada de encinas viejas, todas se reparten a los vecinos para pastos, a excepción de la del Andrinal destinada por entero para las yeguas. En dichas dehesas hay algunos terrenos arbitrados reducidos a labor, los que igualmente se reparten a este objeto. Otra dehesa llamada del Redrojo, propia del Excelentísimo Señor Duque de Medinaceli, de cabida de cuatro mil cabezas de ganado, la pastan los ganados trashumantes en grave perjuicio del común, por los daños que se causan al arbolado de chaparros, de cuyo plantío se compone; sería utilísimo a la granjería de ganados, que se obligase al duque a preferir a los de los vecinos y reducirla a pasto y labor, porque dicha dehesa está no en término comunero sino en el privativo de esta villa y es un dolor verla disfrutar a ganados extraños y a trashumantes que causan los notables daños que quedan referidos y otros procedentes de las quemas.

Sobre lo que dice el ayuntamiento al capítulo 57 hay que tomar informes más precisos, con todo he sabido que el baldío adehesado y arrendado a trashumantes por la villa de la Puebla de la Reina es el llamado el Nabazo,  sobre el que tienen los concejales de los años pasados tomados dineros adelantados en grave perjuicio de aquellos propios; y en lo que toca a las quejas con la villa de Hinojosa hay autos formados en el juzgado de esta villa de Ribera, y sobre las disputas entre estas villas pende comisión del Consejo de Castilla ante el alcalde mayor de la Fuente del Maestre,  con las apelaciones a este tribunal y podrá verse en el expediente de dicha villa y testimonio de las causas que en él existen.

En orden a lo eclesiástico de esta villa es constante lo que dice el ayuntamiento en su informe al capítulo 19, tocante a establecimiento de cementerio.

En punto a las capellanías no ha podido tomarse razón fija, porque el libro becerro no suministra las necesarias y tampoco en cuanto a sus patronos, y si solo que de muchas lo son Don Rodrigo Brito vecino de esta villa, el ayuntamiento y el Conde de Quintanilla vecino de Trujillo.

Además de las ermitas, cofradías, obras pías y mayordomías que refiere el ayuntamiento a los capítulos 21, 22, 23 y 24, hay una mayordomía de San José que nombra el cura y tiene de fondos dos cortinales de cinco fanegas de tierra; otra de Nuestra Señora de la Soledad, otros tanto para forraje, de cabida de tres fanegas; y la del Rosario, en la que se juntan quinientos reales de limosnas. En la Cofradía del Nombre de Jesús pagan los cofrades a su ingreso al arbolado de chaparros, de cuyo plantío se compone; sería utilísimo a la granjería de ganados, que se obligase al duque a preferir a los de los vecinos y reducirla a pasto y labor, porque dicha dehesa está no en término comunero si no en el término de esta villa y es un dolor verla disfrutar a extraños y a trashumantes que causan los notables daños que quedan referidos y otros procedentes de las quemas.

Juan García Delgado es el único escribano de esta villa y del testimonio que ha dado y consta al folio 32 constan las causas pendientes en su juzgado, en las que precedido su examen he puesto providencia en esta visita en las siguientes con fecha de quince de abril.

En la criminal número 1º se mandó que se pasasen los autos al alcalde a quien corresponde su conocimiento y que supuesto que hay noticia de que Antonio Borrego, uno de los reos, está en la villa de Usagre o su término, se libre exhorto requisitorio con los insertos correspondientes para su prisión, embargo de bienes y conducción a esta cárcel con el resguardo correspondiente de tropa.

En su virtud despachó la justicia de esta villa el exhorto, a que acompañé yo carta de oficio al alcalde mayor de esta villa con fecha dieciséis de dicho mes en Ribera y por ella se verificó la prisión como resulta de la respuesta de dicho alcalde mayor folio 39.

En los autos criminales número 4º se proveyó que se volviesen a ofrecer por el término de dos días precisos a Don Benito de Boza y no tomándolos el alcalde juez de ellos dicte providencia definitiva según sus méritos y acabe esta causa. En los del número 3º se presentó un memorial por parte de Juan Cortés preso en la cárcel de esta villa, a cuya consecuencia proveí el auto siguiente: en vista de los autos y de esta súplica, suéltese a esta parte de la prisión en que se haya bajo de fianza en cárcel segura y no pudiendo darla por su pobreza, bajo caución juratoria, y en uno y otro caso con obligación de restituirse a la villa de Villafranca, su domicilio y no mudarlo sin dar parte a este juzgado, para lo cual uniendo este pedimento a los autos pasen al alcalde a quien corresponden.

El auto de gobierno indicado en los capítulos 4 y 5 de este informe, es como se sigue: en Ribera el señor visitador dijo haber notado en la visita de las calles de esta villa haber en ellas esparcidos muchos silos para la conservación de granos, los cuales además de deformar el aspecto público pueden ser ocasión de desgracias y tan sumamente perjudiciales a la salud pública los vapores que exhalan cuando se abren, y que igualmente ha notado hallarse unas casas propias del Conde Quintanilla vecino de Trujillo arruinadas y en estado de estar inhabitables y de servir de refugio de maldades y excesos, particularmente en las horas nocturnas, y en esta atención debía mandar y mandó: que los alcaldes tomen las providencias correspondientes a continuación de este auto, para que se quiten y cierren todos los silos que existen dentro de poblado y en cuanto a las casas despachen exhorto a la justicia de Trujillo, para que se haga saber al conde que dentro del término que se le señale ponga mano a la reedificación de ellas y de lo contrario procedan en este punto con arreglo a las órdenes comunicadas. Ribera del Fresno, 16 de abril de 1791:

Don Juan José de Alfranca y Castellote oidor visitador. Por mandado de Su Señoría Pío Antonio Pardo.

Nota: Lo actuado posteriormente en orden al auto de gobierno último en orden al cerramiento de los silos y reedificación de la casa del Conde Quintanilla, consta de este expediente desde el folio 47 en adelante. Cáceres, 19 de octubre de 1791. Alfranca.”

Notas aclaratoria.

Conviene especificar que las respuestas a este Interrogatorio son totalmente subjetivas, realizadas por personas en alguna medida “interesadas”. No todas tienen por qué ajustarse a la realidad. Hay que tener en cuenta, también, que anteriormente a estos Interrogatorios, se realizaron a modo de censo (sin ser tal) el llamado “Catastro de Ensenada” (1756) y el “Censo de Floridablanca” (1785-87), donde sí parece ser que las respuestas dadas se ajustaban más a la realidad.

Otro dato para tener en cuenta es el relativo a la expresión “vecino”. Aquí se refiere a “familia”, por lo que la cantidad especificada (en este caso 510) habría que multiplicarla por, aproximadamente, 4’5 (como factor corrector). Por tanto Ribera del Fresno tendría en esas fechas unos 2295 habitantes.

 

Breve reseña bibliográfica:

http://www.chde.org/index.php?option=com_content&view=article&id=1026:la-creacion-de-la-real-audiencia-de-extremadura-antecedentes-historicos&catid=50:1986&Itemid=67

– Rodríguez Cancho, Miguel; Barrientos Alfageme, Gonzalo: “Interrogatorios de la Real Audiencia de Extremadura a finales de los Tiempos Modernos”. 11 Tomos. Asamblea de Extremadura. 1993-1996.

– Rodríguez Cancho, Miguel: “El partido de Llerena a finales del siglo XVIII. Análisis histórico según el interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura”. Historia Moderna. Actas de las II Jornadas de Metodología Didáctica de la Historia. Cáceres 1983.

– Simó Rodríguez, Mª Isabel: “El Archivo de la Real Audiencia de Extremadura. Doscientos años de historia”.

Interrogatorios de la Real Audiencia de Extremadura. Caso concreto de Ribera del Fresno (Badajoz). (IV)

19-04-2011 in Humanidades by José Javier Romero Cachaza

Resultado de la visita de la villa de Ribera del Fresno.

“Esta villa, una de las del Priorato del León y Provisorato de Llerena en lo eclesiástico y del partido de ésta en lo temporal, tiene quinientos diez vecinos,, cuyas ocupaciones se expresan en el informe del ayuntamiento y párroco al capítulo 3º. Se gobierna por dos alcaldes ordinarios, estos y dos regidores por ambos estados se eligen por insaculación que de orden del Consejo de las Órdenes suele practicarse cada cinco años, y la última está acabada en el año actual. Otro de los tres regidores que hay en el ayuntamiento es perpetuo y del estado noble. El mayordomo del concejo Francisco Pavón es perpetuo por estar vinculado este oficio en su casa y no es regidor aunque tiene voz y voto como tal. El síndico procurador general es Don Diego Murillo a perpetuidad en su familia con voz y voto. Para el alguacilato mayor propone el ayuntamiento cada año dos personas del estado general al Marqués de Grimaldo, como actual poseedor de la encomienda de esta villa y Aceuchal unidas en la Orden de Santiago, quien elige a uno de los propuestos. Los alcaldes de la Hermandad, que son de ambos estados, son de lección del ayuntamiento. Y el escribano único de esta villa Juan García Escribano lo es de ayuntamiento, a quien se le da de propios el salario de mil cien reales, dotación muy corta atendido el trabajo que tiene y el número del vecindario, por lo que juzgo necesario se le aumente hasta la cantidad de tres mil reales y que debe accederse a las instancias del ayuntamiento en su informe al capítulo 12.

Para el juzgado rige la práctica sin arancel alguno en la forma que se indica en la certificación del escribano folio 38. Los subalternos del ayuntamiento son además del escribano, el alguacil mayor, dos ministros ordinarios, dos guardas jurados, otro para los rastrojos, el director del reloj, el conductor de la valija del correo desde la ciudad de Mérida y el pregonero, cuyos salarios importan anualmente dos mil ochocientas veinte reales sacados del fondo de propios.

Además de los abastos que refiere el ayuntamiento al capítulo 4º, hay la alcaldía llamada del viento, que por lo regular está arrendada en cuatro mil seiscientos reales, el de vino y vinagre en setecientos cincuenta y el del aceite dos mil doscientos cincuenta. Estos productos, los cinco mil quinientos cincuenta reales en que se reguló el producto de los arbitrios que usa esta villa en virtud de real facultad, según se me ha informado y constan al folio 27 de este expediente, el catorce por ciento de la alcabala de las hierbas de propios, el producto de algunos cortinales arbitrados para el pago del servicio ordinarios y extraordinario, están destinados para el alivio del vecindario a la paga del encabezamiento de reales contribuciones, que en el día están en cuarenta y tres mil ciento veinticinco reales vellón, sin entrar en él los utensilios, frutos civiles, ventas de heredades, géneros extranjeros y seis por ciento de la cobranza que perciben los alcaldes.

Hacen mucha falta en esta villa las casas capitulares, cárcel y archivo, estando en el día supliendo para toda una casa propia de la villa, donde habitan los ministros ordinarios del juzgado, en la que hay una sala baja destinada para las juntas de cabildo, un cuarto estrecho y poco seguro para cárcel y otro sin luz ni ventilación, concierto, ni limpieza, lo que exige la mayor atención.

Las calles son llanas en la mayor parte y empedradas regularmente, y en cuanto permiten los silos, que son unas bóvedas naturales hechas debajo de tierra en la extensión de las calles, de las que hay también un buen número fuera del pueblo en los ejidos y sirven por lo enjuto del terreno para la conservación del trigo y cebada; estos silos se cierran con tierra y cantería que sobresale notablemente en la superficie, por lo que impiden el empedrado, deforman las calles y las hacen peligrosas, especialmente por las noches a quien no sea muy práctico o vaya descuidado; como en ellos se conservan los granos por muchos años sin corrupción por impedirse la entrada del aire atmosférico externo,  no se abre si no de tarde en tarde cuando sus dueños lo necesitan para su consumo o ventas. El haberse formado en las calles es por causas de tenerlos inmediatos a las casas, lo que se ha permitido por no haber reglamentos de policía en este pueblo, o por no atender los alcaldes a su observancia; como los vapores del grano se reconcentrar dentro de las bóvedas  al abrirse los despide en la atmósfera, de modo que la corrompen y la infeccionan y dichos vapores tienen tal fuerza que no se atreven a entrar los que han de sacar el trigo hasta después de muchas horas de estar abiertos y se han evaporado enteramente; para cuyo conocimiento les sirve de señal la introducción de un candil encendido dentro del silo y no apagarse; por todas estas razones, el informe del médico y los clamores del ayuntamiento, que después del abuso de permitir por tantos años estas bóvedas, no se atrevía por sí a tomar providencia, siendo poderosos del pueblo los dueños de ellas, proveí auto, encargando a los alcaldes tomasen las convenientes medidas para quitar y cerrar todos los silos existentes en la villa.

Las casas son de regular construcción y entre ellas cuatro o cinco de muy buena arquitectura y disposición interna, superiores a todas las de los pueblos del partido de Llerena, incluso la capital. La única iglesia parroquial es también buena fábrica y especialmente la media naranja sobre el presbiterio está bien arquitectada; quedan restos de haber sido muy buena la casa del Conde de Quintanilla, vecino en el día de Trujillo, pero por hallarse arruinada y servir hoy solamente para abrigo de maldades y excesos particularmente en las horas nocturnas, extendí el auto arriba indicado y que se expresan posteriormente a que la justicia obligase al conde a su reedificación y en caso de negarse procediese a vender el sitio con arreglo a las órdenes de policía comunicadas para este caso por punto general.

En esta villa hay posito con fondo de cinco mil ciento veinticinco fanegas, siete celemines y dos cuartillos de trigo; ocho mil cuatrocientos setenta y cuatro reales y ocho maravedíes en dinero existente, y veinte mil reales en diez acciones en el Banco Nacional de San Carlos. Su fondo no es fijo, por lo que pagan los vecinos a quien se le reparte trigo medio celemín por fanega. Con tres mil fanegas habría bastante para el pueblo y haciéndose de fondo fijo se librarían de las creces indicadas, reduciéndose a las prevenidas en la última orden de primero de mayo de noventa para los posito de esta especie. No hay paneras para conservarse el grano en los silos.

Las fincas, productos, distribución y destino del caudal de propios y arbitrios constan del papel folio 27 de este expediente, sacado de la prolija inspección de las cuentas del último quinquenio.

En punto a establecimiento de escuelas de niños y niñas nada tengo que añadir a lo que propone el ayuntamiento al capítulo 27, pero entiendo que no debe pensarse a escuela de gramáticas, aunque el general deseo que hay en Extremadura de crear clérigos haga adoptar a este ayuntamiento la idea de esta escuela.

En orden a las cosechas me remito a lo que expresa el ayuntamiento al capítulo 35, quien hace el cómputo de los frutos que se han recogido por todo un quinquenio. En cuanto a la lana habrá alguna diversidad, porque está hecho el cómputo por lo que rinden los dos reales en arroba que se carga de derechos a este fruto y no puede apurarse la cantidad porque la encomienda no los paga, sobre lo que hay pleito pendiente. Los perceptores de los diezmos son la encomienda de esta villa y Aceuchal en la Orden de Santiago y la mesa maestral de Llerena, aquella por lo tocante a lana, borregos, lechones, vino, aceite, frutos de huertas, potros, becerros y esta por lo tocante a todos los granos y minuncias, como son queso, leche, etc.

No ha podido saberse el producto de estos diezmos por lo tocante a la encomienda por estas el administrador en la villa de Aceuchal y no haberse registrado las tazmias. En cuanto a las minuncias pertenecientes a la mesa maestral tampoco puede darse razón por no haberla dado su administrador y sólo se sabe que se arriendan a dinero, y por lo que hace al trigo y cebada consta de la nota general dada por Don Juan Muñoz administrador de la mesa de Llerena, que está puesta en el expediente de visita de esta ciudad, que importó el diezmo del año 1786: 566 fanegas y 10 celemines de trigo, y 379 y 10 de cebada; en el de 87: 773 y 10 de trigo, y 580 y 10 de cebada; en el 88: 1043 y 8 trigo, y 827 cebada; en el de 89: 642 y 4 de trigo, y 507 cebada; y en el de 1790: 1350 y 8 trigo, y 1213 y 8 cebada.

Los demás que se llaman perceptores de diezmos en el citado informe del ayuntamiento capítulo, es en el sentido de que no pagan diezmos de sus propios frutos.”

(Sigue)

La muerte en Córdoba en el siglo XV: grupos no privilegiados (II). ¿Dónde se redactan los testamentos? Los hospitales de la ciudad

19-04-2011 in Humanidades by Blanca Navarro Gavilán

En el anterior artículo aludíamos a la importancia que adquirió a finales de la Edad Media la redacción del testamento. Pero, ¿dónde se testaba? Por lo general, en la propia casa del otorgante, aunque en el caso de algunos enfermos el escribano se trasladaba a los hospitales. Otras veces, cuando el testador no estaba impedido, incluso acudía por su propio pie a la escribanía y allí testaba, si bien podía hacerlo en cualquier lugar. Por ejemplo, una vecina de la collación (barrio) de San Pedro dicta su testamento en casa de la madre de un criado suyo, que sabemos se localiza «de frente de la Puerta de Baeça», al sureste de la ciudad.

Hay veces en las que el testador está acostado: según se expresa en los documentos, «alechigado en cama». Es lo que ocurre con varios enfermos de la casa de San Lázaro, uno de los casi setenta centros hospitalarios que hubo en nuestra ciudad, según apunta J. M. Escobar Camacho en un artículo sobre los centros asistenciales en la Córdoba bajomedieval. Entre esos enfermos podemos citar al cardero Gonzalo López y al mayoral del dicho hospital, Antonio Quesada (hijo de un sillero), que testan en 1475 y 1476 respectivamente.

En la España cristiana medieval, los hospitales albergaban enfermos, pobres y peregrinos sanos. Hemos localizado comerciantes foráneos (todos enfermos), que redactan su última voluntad desde algún hospital de Córdoba y que incluso señalan como albaceas testamentarios a trabajadores o enfermos del mismo sanatorio. Se conocen muchos hospitales de nuestra ciudad: el de San Bartolomé, ubicado cerca de la iglesia de San Nicolás de la Villa; el de Santa María de la Consolación (entre las actuales calles del Tornillo y de Armas), próximo a la parroquia de San Pedro, como el hospital del Maestrescuela, en la calle Lineros. En la confluencia de esta calle y la actual Badanas se documenta hacia el año 1406 el hospital de San Nicolás de la Ajerquía y, desde aproximadamente 1470, en la plaza del Potro, el de la Santa Caridad de Jesucristo. En la calle Mucho Trigo se conoce, desde 1486, el hospital de San Julián. La mayoría de los vecinos de las collaciones de Santa Marina y San Lorenzo pertenecían al estado llano (sector primario de producción y algunos oficios artesanales) con la salvedad de algunos miembros de la nobleza cordobesa (cuyas casas principales se hallaban en la collación de Santa Marina) y algunos individuos que ocupaban cargos concejiles o profesiones liberales (en la collación de San Lorenzo). En aquélla se documentan varias instituciones asistenciales desde mediados del siglo XV, mientras que en San Lorenzo podemos hablar de la cofradía y hospital de San Martín, con localización en la calle Montero ya desde 1316. Por otro lado, en las collaciones de Santiago y Santa María Magdalena (al sureste y este del sector de la Ajerquía, respectivamente), vivían los menos favorecidos, aunque también había miembros de familias cordobesas con cierto renombre. Y, entre otros ejemplos, en la collación de Santiago aparece el hospital de los Santos Mártires hacia 1387, establecido frente a la iglesia parroquial del mismo nombre.

Extramuros de la ciudad había centros asistenciales y ermitas compartiendo el espacio con tierras cultivables y con arrabales o pequeños suburbios. Por su pronta fundación (año 1262), destaca el hospital de Santa Eulalia, regentado por mercedarios. Cerca de la puerta de Gallegos se erigió una ermita (Santa María de las Huertas), próxima al cementerio de la iglesia de San Hipólito, que, según Ramírez de Arellano, se convirtió en hospital. Extramuros de la collación de la Magdalena, en el sector oriental, concretamente frente a las puertas Nueva y de Andújar, encontramos las ermitas y hospitales de San Antón y San Lázaro, fundados en el siglo XIII. En la misma collación, frente a la puerta de Baeza, se localizaba la ermita de Nuestra Señora de la Fuensanta, que aparece hacia mediados del siglo XV. Tras realizar el análisis estadístico de los testamentos consultados (como se apuntaba en el anterior artículo), podemos afirmar que el porcentaje de individuos que otorgan sus últimas voluntades desde algún hospital representa un escaso 4% del total, la mayoría enfermos en el hospital de San Lázaro. Los menos, testan desde los hospitales de Santa Lucía, San Marcos, Luis González de Luna y San Bartolomé.

  • Escobar Camacho, J. M., «La asistencia a los pobres en la ciudad de Córdoba durante los siglos bajomedievales: su localización geográfica», Meridies, 1, Córdoba, 1994, pp. 39-62
  • Ramírez de Arellano y Gutiérrez, T., Paseos por Córdoba, León, 1973

Blanca Navarro Gavilán – Licenciatura y Doctorado en Historia

Ir a la barra de herramientas