Estás navegando por el archivo de Economía y finanzas Archivos - Página 2 de 3 - Red De Autores.

El mercado laboral

20-11-2011 in Economía y finanzas, Opinión y actualidad by Antonio Sánchez Mesa

Son muchas las noticias publicadas acerca de la productividad española, además de los negativos ritmos laborales que actualmente mantenemos.

¿Qué está fallando dentro de nuestro tejido empresarial para que esto empiece a cambiar? O mejor dicho, ¿Qué reformas deben de adoptar las empresas para conseguir que el rendimiento de sus trabajadores sea lo más productivo posible?

Empezaremos a analizarlo:

Hará aproximadamente unos días llegó a mi poder, un artículo donde, el constante mito  de trabajadores españoles poco productivos respecto al resto de Europa se desmoronaba parcialmente, mediante un estudio de eficiencia respecto al esfuerzo laboral; y es que, asociarnos con conceptos tan conocidos como siesta, largos descansos para almorzar, distendidos ratos de desayunos y cafés, solo sirve para justificar y encasillarnos en algo sobre lo que no estoy de acuerdo: “ Jornadas maratonianas de trabajo para cubrir los desfases incurridos por ineficiencia, así como baja productividad”.

A los condicionantes anteriores si le añadimos el elevado absentismo laboral acaban conformando un mix perjudicial y devastador tanto para empresas como empleados, que finalmente supondrán incremento de costes salariales y bajos incrementos anuales, que en la situación actual de endeudamiento que atraviesan las economías domésticas solo suponen bajo crecimiento.

Y es que, ya hay empresas las cuales han adaptado sus turnos de trabajo diarios para que sus empleados puedan conciliar vida laboral y personal, acabando su jornada dentro de una franja horaria razonable la cual le permita realizar tareas simples, pero a su vez necesarias como: formarse, recoger sus hijos a la salida escolar, visitar al médico, y así un largo etcétera.

Por eso, no es casualidad que el resto de nuestros vecinos europeos nos hayan aventajado respecto a esta materia, y es que, principalmente las medidas gubernamentales al respecto son totalmente diferentes. Pero permítanme ir más allá, dichas medidas no deberán ser adoptadas por grandes multinacionales, sino todo lo contrario, pequeñas empresas tan importantes en nuestra economía, y ¿Cómo? Mediante asociaciones a nivel profesional o a nivel empresarial con fin de obtener servicios extras para los empleados, aunque con mejores condiciones y asequibles a la estructura del negocio; un claro ejemplo, el sistema de guarderías que muchas multinacionales tienen y que tan inasequible es para las Pymes, pues, asóciense por lugar de trabajo, sector profesional o incluso zonas, facilitando este incentivo a sus trabajadores. Ahora, sin conciencia a nivel gubernamental para facilitar ayudas al respecto esto sería imposible.

Consigamos pues, posicionar a nuestro País en factores como “Productividad, industria, y renta per Cápita”, seremos más competitivos y sobre todo empezaremos a salir de la crisis que atravesamos. Flexibilidad laboral, otro concepto clave; y es que, mantener a un trabajador encasillado, porque sabe lo costoso que supone para la empresa reemplazarlo así como moverlo de posición, es otro inconveniente. No obstante, este y el anterior tema actual son uno de los miles problemas que atraviesan la economía nacional y empresarial.

Llegados a este punto me planteo una cuestión, “ Ni la Seguridad conformada como está actualmente, ni la tasa de desempleo que mantenemos es rentable por mucho tiempo” Por tanto, ¡algo habrá que hacer! Y no solo que cambie nuestro modelo sino sobre todo que sea eficaz.

Historieta sobre la solución a la deuda

10-11-2011 in Economía y finanzas by Manuel Curado Navarro

Comentario extraído de una noticia de la edición digital de El Mundo (su autor es “2p2mk2″):

“Llega un ruso forrado de pasta y entra en un pequeño hotel de España. Pide una habitación. Pone un billete de 100 Euros en la mesa de la recepcionista y se va a ver las habitaciones. El dueño del hotel coge el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero. Éste corre a pagar su deuda con el criador de cerdos. Éste a pagar al proveedor de alimentos para animales. Este corre a liquidar su deuda con María, la prostituta a la que hace tiempo que no le paga. La prostituta con el billete en mano sale para el hotel donde había traído a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado y le entrega el billete al dueño del hotel. En este momento baja el ruso, que acaba de echar un vistazo a las habitaciones, dice que no le convence ninguna, toma el billete y se va. Nadie ha ganado un euro, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas y mira el futuro con confianza.”

Esta historieta no refleja fielmente la realidad, puesto que se trata de un mundo ideal donde no existen los intereses.  Pero esto no quita el hecho de que todo el mundo dice “no hay dinero”, pero eso no es cierto, el dinero es como la materia, no se destruye, solo se transforma (cambia de dueño). Por lo tanto, es necesario estimular la economía para reactivarla.

Hay Alternativas para la crisis

08-11-2011 in Economía y finanzas, Política by Manuel Curado Navarro

En una sociedad tan conectada a la información, no hay quien no sepa que estamos en crisis. Estamos en la mayor crisis económica mundial desde hace décadas, y las palabras que más oimos son deuda, déficit, recortes, o frases ya odiadas por todos como “no hay otra solución”, “no hay mas remedio”, “o la alternativa a los recortes sería peor”, entre otras.

Por eso quiero hablar sobre el libro “Hay Alternativas”, de Vicenç Navarro, Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa. En él, se describen propuestas para crear empleo y bienestar social en España desde otro punto de vista del que estamos oyendo tan a menudo. El libro al completo se puede ver en el siguiente enlace:

LINK AL LIBRO EN PDF (fuente: Vicenç Navarro)

Como destacado, comento dos de los temas más interesantes que he encontrado: los salarios de los empleados y el problema del paro en España.

 

Salarios y competitividad: ¿bajarlos o subirlos?

La competitividad se mide en la capacidad de un país para vender sus productos en el exterior frente a otros países competidores. Luego si España vende un producto a 10 euros frente a otro que lo vende a 5 euros, diríamos que España es menos competitiva (como ejemplo, el mercado de los videojuegos en España).

Entonces los ciudadanos compran los productos del exterior, los más baratos. Esto lleva a las empresas a reducir las ventas, y por lo tanto, para no quebrar despiden trabajadores. La solución neoliberal, y la que al parecer quieren implantarnos, es que para reducir el precio de venta es necesario reducir el coste de producir dichos productos. El salario es uno de esos costes de producción, luego hay que bajarlos. Hasta aquí todo parece lógico, el problema viene dado por el doble papel de los salarios:

Lee el resto de la entrada →

Importación de Videojuegos: Diferencias de precios entre PAL ESP y PAL UK

28-10-2011 in Economía y finanzas, Videojuegos by Manuel Curado Navarro

Si hay algún sector que no parece sufrir los efectos de la crisis económica, estaríamos hablando del sector de los videojuegos y el ocio electrónico. Año tras año se obtienen beneficios multimillonarios, al tratarse de productos muy demandados y cuyos precios aseguran un gran rentabilidad. Pero hay una pregunta que se hace todo el mundo, ¿por qué los videojuegos en España cuestan mucho más que en Inglaterra y Estados Unidos?.

Hace unos años, uno iba con ilusión a su videoclub o grandes almacenes a comprar el videojuego del momento. Un juego de SNES o PlayStation podía costar en torno a 7000 ptas (42 euros). Con la llegada de la siguiente generación, los precios se encarecieron hasta los 60 euros, justificando este encarecimiento al salto de calidad de las tecnologías que conllevaba esa generación. Aún las compras por internet eran semidesconocidas para la mayoría de nosotros, y claro está, al no poder comparar nos creíamos todo.

 Al pasar a la generación de consolas actual (Xbox 360 y PS3, principalmente), los precios se encarecieron hasta los 66-69 euros, cifra que empezó a mosquear a más de uno, aunque la gota que colmó el vaso fue la subida del IVA en España del 16% al 18%, que mientras no se cargo al principio a coste del consumidor en la mayoría de los productos, en los videojuegos esta subida se hizo inmediatamente, llegando a un precio intolerable de 72 euros. Esto llevó a indagar por Internet a la mayoría, llegando a sorpresas desagradables e incomprensibles: en Inglaterra y USA los precios son muchísimo más baratos.

Comparando un juego cualquiera en su fecha de lanzamiento, nos encontramos que mientras en España costaba 72 euros, en USA costaba 60 dolares (ni siquiera hacían el cambio bochornoso de 1€ = 1$ que les gusta hacer a muchos en este mundillo). Pero aún más increíble era saber, que en nuestro mismo lado del charco, los juegos costaban 37 libras en Inglaterra (42 euros aprox.). Cómo es esto posible, y lo que es más importante, quién se queda mi dinero aquí en España.

Lee el resto de la entrada →

MODIFICACIÓN TEMPORAL IMPOSITIVA RD-LEY 9/2011

17-10-2011 in Derecho, Economía y finanzas, Opinión y actualidad by Antonio Sánchez Mesa

Nos acercamos a la fecha donde algunas empresas deberán de realizar una serie de ajustes en la liquidación del impuesto que grava el beneficio obtenido durante el ejercicio fiscal, dado que durante este verano mediante Real Decreto-Ley se han realizado una serie de cambios, los cuales posteriormente paso a describir:

El pasado 19 de agosto de 2011, el Consejo de Ministros aprobó el R.D.-Ley 9/2011, con el que se establecen una serie de medidas de carácter temporal afectando al Impuesto sobre Sociedades (IS) e IVA.

La medida relativa al IS consiste en una aportación adicional por parte de las grandes empresas que presenten beneficios al Tesoro Público; mientras que las relativas al IVA solamente persiguen el fomento de la adquisición de vivienda nueva, reduciéndose el tipo impositivo al que permanece sujeto dicha operación hasta el 4%, siempre que dicha adquisición se realice entre el 20 de agosto y el 31 de diciembre de 2011.

Lee el resto de la entrada →

¿Hasta cuándo deberemos esperar?

26-08-2011 in Economía y finanzas, Política by Antonio Sánchez Mesa

Desde que en el mundo Occidental se desató la actual crisis financiera que hoy día ocupa la portada de todos los diarios económicos, con medidas cortoplacistas así como en mi opinión, “decisiones que no siguen una estrategia conjunta de llevar un barco a la deriva hacia puerto firme, sino más bien todo lo contrario, desesperación por buscar momentos de sol y temporal  de calma”, han sido muchas las medidas que desde los distintos Países, FMI, BCE y multitud de Instituciones Públicas se han ido adoptando. También es de remarcar, que cuando unos gobiernos aplicaban unas medidas de reducción del gasto público otros, como por ejemplo España, Grecia y así podemos enumerar otros tantos lo cuales han tenido que ser intervenidos, creyeron que la mejor opción era todo lo contrario, incremento del gasto público con el fin de incrementar la Inversiones y por consiguiente reactivar la economía del País.

Esta medida bien aplicada, es decir, destinando dichos fondos sobre infraestructuras que sean de utilidad al País y que no generen una masa de empleo temporal (PLAN E), una fuente de ingresos a empresas del sector privado momentánea, que lo único que le va a reportar es la Suspensión de Pagos y quizás la Quiebra (empresas de construcción), puesto que su principal Acreedor -El Estado- no atiende sus obligaciones contraídas en el pago de la deuda, aunque si impone determinada legislación con el fin de evitar y localizar a las empresas cuyos acreedores superan un periodo de tiempo determinado; tendría como resultado una reactivación en la economía. Ahora bien, si lo único que se busca es lo siguiente:

Incremento del Gasto Público con su consiguiente Incremento de Ingresos que sobre el consumidor final y las empresas se ven obligados a soportar, no reduciendo gastos públicos superfluos que en periodos de Recesión Económica como los atravesados son prohibitivos mantener. Puedo enumerar los siguientes: Exceso de flota de vehículos, Reserva de billetes en Clase Bussiness, Teléfonos Móviles para uso personal, Dietas desmesuradas, y así un largo etcétera; además de otras inversiones tal y como denominamos, a las Becas de estudio para idiomas con una duración de tres semanas aproximadamente y cuyo objetivo es el aprendizaje de una lengua extranjera entre la población estudiante. Por qué no en lugar de malgastar el dinero en este tipo de ayudas que solamente supone el pago de unas vacaciones a aquellas personas que en su gran mayoría -no quiero generalizar- se dedican  a viajar gracias a los impuestos que miles de personas pagamos se crea un sistema de financiación para los alumnos, que tengan la obligación de devolver cuando finalicen sus estudios.  Por qué en lugar de pagar cursos a personas desempleadas no se facilita ayudas a las empresas mediante reducción por ejemplo del Coste de la Seguridad Social; haciendo que el número de contrataciones sea mayor y no creando una espiral entre la población desempleada sobre la que no se sabe ayudar de otra forma que mediante fondos destinados a un único fin: La no inclusión en las estadísticas de desempleo elaboradas por el INE.

Lee el resto de la entrada →

Mi prima de riesgo

06-08-2011 in Economía y finanzas by jorgejuez

Buenas tardes,

 

Ante todo quería dar las gracias a todo el equipo de Reddeautores.com por darme voz, en lo que creo será una experiencia inolvidable para todos los que escribimos aquí,

Me presento, soy Jorge Hernando Juez, Licenciado en ADE y algunas cosillas más, estoy especializado en temas financieros de empresa, sobre todo, y voy a tratar de plantear un desafio financiero tanto aquí como en mi blog personal.

 

Pero quiero empezar a hablar de un tema financiero que actualmente está mucho en boga, la Prima de Riesgo, que parece ser que es la prima mala de todos, esa oveja descarriada que nos va a traer unos problemas en un futuro no muy lejano. Voy a tratar de hablar de ella de manera sencilla, fácil, sin tecnicismos y para que todo el mundo lo entienda.

 

Yo soy alguien con dinero, y tengo varios amigos, los cuales son muy variados en su apartado económico, aquí están todos:

Los hay que gastan mucho, pero también ganan mucho,

Los hay que gastan poco y ganan mucho

Los hay que ganan poco  y gastan mucho.

En un principio es fácil saber a quién prestaría dinero, ¿no? En igualdad de condiciones evidentemente a los que gasten poco y ganen mucho, son los que siempre me van a pagar, por lo tanto los de menor riesgo. Pero ahora bien, este grupo de amigos, saben que son los más ventajosos porque hay un amigo economista que se trata de analizar a todos y hacer informes públicos de su situación, entonces estos amigos mios me dicen que aparte de lo que les preste, me van a devolver ese dinero con unos intereses de un 2%, es algo bajo, pero dicen que con su calidad crediticia pueden conseguir dinero en cualquier lado.

Lee el resto de la entrada →

¿Qué está ocurriendo en nuestra economía?

30-04-2011 in Economía y finanzas by Antonio Sánchez Mesa

A diario recibimos noticias, por medio de unas u otras fuentes las cuales nos hacen ser conocedores de datos y estadísticas tan diferentes, pero que al mismo tiempo se interrelacionan y dan como resultado la situación económica actual que estamos atravesando; me refiero a términos como el PIB, Estanflación, Población desempleada, Población Inactiva, Euribor, Renta disponible.

Pero, ¿cuál es la lectura real de toda esta concatenación de fórmulas y estadísticas? La constantes subidas entorno a los precios del barril de petróleo, el suministro eléctrico y otros básicos para las familias como es el gas, el encarecimiento de las materias primas así como otra serie de productos que conforman la denominada “Cesta de la Compra” sobre los que se fija el Índice de Precios al Consumo (IPC) y el cual nos indica que el nivel de vida está aumentando, pero si a este hecho le sumamos que el crecimiento del país (PIB) está estancado o no llega a ser suficiente como para que el sistema cree empleo y por tanto se vuelva a reactivar la economía (estanflación), en que se desencadena todo esto, pues muy sencillo:

  • Un nivel de paro como el que hemos actualmente tenemos 4.910.200 de personas según la última estadística de la EPA, publicado por el INE, (http://www.ine.es/prensa/epa_prensa.htm) y una situación desoladora porque es verdad que el sistema actual está estancando, pero la desilusión de miles de universitarios unida a las escasas posibilidades de encontrar trabajo en un periodo medio-corto de tiempo y cuya única posibilidad de permanecer en situación de no hacer nada tienen dos caminos, uno seguir con su formación y continuar mediante un programa de postgrado, que en mi opinión al final poco acaba por diferenciar, y otro, emigrar a países donde su economía si está creciendo, y por tanto necesitan mano de obra cualificada como es el caso de Alemania, lo que origina que grandes y futuros pensadores acaben explotando su potencial en economías competidoras a la nuestra.
  • Además, las constantes anuncios del BCE frente a subidas en el tipo de interés de referencia al que multitud de préstamos e hipotecas están contractualmente unidas (Euribor) acabarán por ahogar aún más la escasa renta disponible que las familias españolas mantienen, y si por rizar aún más el rizo, el sistema público al que estamos sometidos totalmente deficitario y donde existe sobredimensión de puestos de trabajo. Todo esto me hacen llegar a una breve reflexión:

¿Qué ocurre en nuestra cultura donde no se fomenta el espíritu emprendedor de nuestros universitarios, donde no se apoyan la creación de nuevas ideas de negocio las cuales sean las causantes de que abandonemos esta situación?

¿Qué está fallando en el sistema donde la mayoría de universitarios optan frente a la posibilidad de emprender y crear riqueza por incluirse en el sistema público de empleo?

Debemos de enfrentarnos a un cambio de mentalidad y sobre todo se deberán adoptar medidas de carácter gubernativo duras y contrarias a las actuales, para que este bucle en el que nos encontramos cambie, generemos confianza hacia los inversores y no este entorno de incertidumbre que a día de hoy existe, y que, desemboca en falta de inversión extranjera, escaso crecimiento empresarial, y por tanto, un escenario de morosidad elevada y falta de expectativas en el horizonte más cercano.

Ya no sólo sube el paro, también baja la tasa de actividad

29-04-2011 in Economía y finanzas by Francisco Javier Carazo Gil

Hace unos años, cuando empezó esta lacra continua que es el aumento del paro en nuestro país, una de las excusas para justificar las subidas tan bestiales en términos absolutos del mismo fue el importante aumento que se dio de la tasa de actividad. ¿Qué es la tasa de actividad? A grandes rasgos, podemos decir que es la relación que existe entre la cantidad de personas que están trabajando y las que podían trabajar. Por lo tanto, si la tasa de actividad aumenta y el empleo permanece estable, el paro sube pero la situación económica no empeora.

¿Qué pasó en su día? Al comienzo de la crisis, muchas familias en las que sólo un miembro de la unidad familiar trabajaba, empezó a sufrir problemas de liquidez o directamente fue despedido. En respuesta a esta situación, sus cónyuges, hijos o cualquier otra persona con posibilidad de trabajar, se apuntó al paro, es decir, se metió dentro del grupo de personas que querían trabajar. De esta forma, la tasa de actividad creció.

Pasado este tiempo, se da el efecto contrario. Es tal la desilusión y la falta de confianza en encontrar trabajo, que muchos directamente deciden no formar parte del colectivo de parados y pasar otra vez al de inactivos. El efecto para la economía es el mismo pero lo que está claro, es que si sube el paro y a la vez baja la tasa de actividad, tal como demuestra los datos del INE; es que el mercado laboral en España no funciona.

Cierto es que nuestra economía no es la alemana (que por cierto, podéis leer el récord de empleo conseguido en este momento), pero no es lógico que con nuestras cifras de PIB, PIB per cápita e incluso de ingresos fiscales, tengamos los datos de desempleo. Las leyes que tenemos que pretenden asegurar la igualdad, hacen que por desgracia, cada vez más exista una brecha más grande entre el colectivo de personas con empleo fijo para siempre y las personas sin empleo. No sé la solución, pero está claro que la legislación actual no funciona.

Por último, un dato antes de terminar, en Voces de Cuenca podemos leer: “Casi dos tercios de la población total de la provincia de Cuenca no trabajan”, la provincia de Cuenca tiene la tasa de actividad más baja de España. Pensad fríamente a ver cómo creéis que se puede mantener un estado del bienestar, donde dos tercios no trabajan y del tercio que trabaja, habría que ver cuántos trabajan de forma directa para la administración pública y cuántos de forma indirecta (vía contratas). Os dejo un enlace con los últimos datos de la EPA por provincias, por si queréis ver en qué situación se encuentra la vuestra.

¿Cuánto tiempo podremos mantener esto?

El dinero dentro del sistema monetario y del mercado de divisas II

19-04-2011 in Economía y finanzas by cmorales

En el primer artículo nos deteníamos brevemente en explicar qué era el dinero desde el punto de vista teórico y su evolución histórica hasta el sistema actual.

Nos situamos en el entorno actual, donde existe una economía globalizada con un comercio mundial, donde todos los países del mundo elaboran productos agrícolas, industriales y servicios vendiéndolos los unos a los otros, con un sistema financiero muy desarrollado y potente: las bolsas, productos financieros, etc.

Tal como explicábamos, los bancos centrales poseen el monopolio de emisión de dinero, emitiendo su divisa correspondiente, y los bancos comerciales captan el dinero de los bancos centrales y los distribuyen a toda la economía (los ciudadanos, empresas e instituciones).

Cada país tiene una divisa oficial con la que funciona – EEUU el dólar, UE el euro, Reino Unido la libra, China el yuan, Japón el yen, etc – y con esa moneda es con la que funciona su economía (sus instituciones, sus empresas, sus ciudadanos). Los ciudadanos de esos países ganan su dinero en esa divisa, realizan sus compras en esa divisa, los depósitos de bancos los disponen en esas divisas, etc.

Sin embargo, cada vez es más normal la compra de monedas de otros países. No es raro que un europeo que opera en euros en su día a día compre dólares u otra divisa, y disponga de ahorros en depósitos de esta moneda. Tampoco es raro que empresas acepten compras o ventas en otra divisa diferente de la de su país.

En el mundo globalizado donde vivimos, las divisas tienen un mercado propio y el dinero, lejos de ser una convención social para operar y funcionar dentro de una economía, ha pasado a ser otro producto, que se compra y se vende. Se ha formado un mercado propio de dinero: el mercado de divisas.

Pero, antes de hablar del mercado de divisas, centrémonos primero en la emisión de dinero. Para ello tenemos que hablar de los bancos centrales y de otras instituciones: en definitiva de política económica, y más en concreto, de política monetaria.

Dentro de la economía, la política económica es la actividad que desarrollan los gobiernos e instituciones para generar crecimiento y desarrollo económico. Dentro de la política económica existen dos ámbitos importantes: el de la política fiscal (impuestos, gasto público, etc) y el de la política monetaria (oferta monetaria, tipos de interés).

Introducimos ahora un concepto nuevo, que es el de los tipos de interés. Los tipos de interés son el precio del dinero, ya que si tú dispones de un depósito de una moneda, lo que recibes por ese dinero es el tipo de interés.

El tipo de interés es inversamente proporcional a la cantidad de dinero que hay en una economía. Así, cuando se inyecta dinero en una economía, se amplía la oferta monetaria y bajan los tipos de interés.

Del mismo modo, cuando se suben los tipos de interés se está retirando dinero del sistema reduciéndose la oferta monetaria.

Para que se entienda este fenómeno, habría que explicarlo de la siguiente manera: en base a la ley de la oferta y la demanda. Si hay mucho dinero en el sistema, este vale menos y el precio del dinero baja, por lo que bajan los tipos de interés. Si por el contrario hay poco dinero en el sistema, este vale mucho, el precio del dinero sube y – por tanto – los tipos de interés también suben.

El funcionamiento de un sistema monetario es tremendamente complejo por lo que necesitamos simplificar su funcionamiento para su entendimiento. Por eso estamos apuntando las ideas básicas, para su comprensión.

El banco central es el que emite el dinero y lleva a cabo la política monetaria de un país o área económica. La política monetaria consiste en el conjunto de operaciones que lleva a cabo el banco central para ajustar la oferta de activos líquidos a la demanda de activos líquidos, necesaria para la financiación de la actividad económica (activos líquidos son billetes y monedas y depósitos de dinero). Dicho de una forma más coloquial, se dedica a aportar el dinero necesario que una economía necesita para operar al precio necesario (tipo de interés apropiado). Es decir: que aporta la cantidad adecuada al precio adecuado para que no se produzcan desequilibrios y la economía pueda crecer de forma sostenible y adecuada.

El banco central realiza la política monetaria para intentar garantizar el crecimiento sostenido de una economía, controlando los desequilibrios económicos, como la inflación (subida de precios). El objetivo del Banco Central Europeo es el control de la inflación en la zona euro.

Cada moneda tiene un valor con respecto a otra, de manera que con una divisa puedes comprar otra. Por ejemplo: con dólares puedes comprar euros, y con euros puedes comprar dólares. El precio que tiene una divisa con respecto a otra es el tipo de cambio.

Y aquí es cuando volvemos al mercado de divisas del que antes hablábamos, donde se venden y compran divisas, ya no como dinero sino como un activo, a puro modo especulativo.

Hay empresas que compran divisas para su actividad comercial: por ejemplo, una empresa española compra dólares porque necesita comprar productos de EEUU, o un ciudadano compra yenes porque quiere irse de viaje a Japón, etc. Los estados tienen reservas de divisas de todos los países para sus importaciones y exportaciones, y como reservas. Pero, aparte de este mercado de divisas motivado por las necesidades económicas de los agentes que operan, también está el de los agentes que operan con divisas para especular, como si fueran acciones u otro activo financiero.

El mercado de divisas, es el mercado financiero más grande del mundo – más grande que el mercado de acciones, de bonos o de derivados, etc. -. No tiene una localización fija, sino que consiste en una red de bancos, agentes de bolsa, empresas privadas e inversores individualizados. El mercado de divisas no está situado en ningún sitio y funciona veinticuatro horas al día, todos los días de la semana.

El precio de la divisa varía según la oferta y la demanda de las mismas. Si se demandan muchos euros, el precio del euro subirá con respecto a otras divisas, y al revés. Y esto hace que los tipos de cambio entre ellas varién todos los días según la evolución de los mercados.

Si por la actividad de los mercados (oferta y demanda) una divisa pierde valor respecto a otras, decimos que esta divisa se deprecia. De la misma forma, si una divisa gana valor respecto a otras, esta divisa se aprecia. Si nos metemos en las pantallas de la bolsa de valores de cualquier país, vemos el apartado de mercado de divisas, donde continuamente se aprecian y se deprecian unas con respecto a otras. Los tipos de cambio suben y bajan continuamente, de unas con respecto a otras. Este es el libre y natural operar de los mercados.

¿Y qué tienen que ver los gobiernos en todo esto? ¿Pueden decir algo sobre el precio del dinero?

Como ya hemos indicado, los bancos centrales manejan la política monetaria, con la que intentan garantizar el crecimiento sostenido de una economía emitiendo el dinero requerido al tipo de interés necesario. Controlar los desequilibrios económicos, como la inflación. Y esto lo hacen desde la política monetaria, entre otras cosas.

Por eso marcan unas bandas de fluctuación por las que las divisas pueden subir y bajar (pueden apreciarse y depreciarse). Si suben más de esas bandas de fluctuación, quiere decir que la moneda vale más del precio que tiene – por eso tiende a subir su valor –. Por el contrario, si una divisa tiende a bajar por debajo de las bandas de fluctuación, quiere decir que la moneda vale menos del valor que tiene – por eso tiende a bajar en su valor –.

Que una moneda no tenga un valor real puede suponer un desequilibrio muy grande para una economía, por eso, a veces las autoridades monetarias tienen que cambiar el valor de una moneda. Cuando una autoridad monetaria baja el precio de su moneda la devalúa, y cuando sube el precio de la moneda la revalúa.

De ahí las diferencias entre depreciación y devaluación, y las diferencias entre apreciación revaluación. Una viene motivada por el mercado diario (oferta y demanda de divisas) y la otra viene motivada por una decisión de política económica.

A efectos prácticos es lo mismo, ya que devaluación y depreciación significa un aumento del tipo de cambio con respecto a otras monedas (la moneda vale menos con respecto a otras). Y, en cambio, revaluación y apreciación significa una disminución del tipo de cambio con respecto a otras divisas –la moneda vale más con respecto a otras –.

Y de aquí viene la gran controversia de quien piensa que las divisas deberían dejarse fluctuar en el libre mercado, y quien piensa que es necesario intervenirlas.

Un ejemplo de devaluación fue el producido en España en 1993, cuando el Ministro de Economía Carlos Solchaga se vio obligado a devaluar la peseta debido a la delicada situación que vivía el país (crisis económica, paro, etc).

Parece claro que esta devaluación fue necesaria. Sin embargo hay otros controles de precios de divisa que no son tan aceptados. Es el caso de la divisa china, el yuan, devaluado, por debajo de su valor real (artificialmente) simplemente para aumentar sus exportaciones y dar ventaja competitiva a China con sus competidores.

Porque una divisa barata favorece las exportaciones de un país porque permite vender más barato al exterior, de la misma manera que una divisa más cara favorece las importaciones de un país ya permite a ese país comprar más barato en el exterior.

Sin embargo, dejar las divisas a su libre albedrío genera una gran incertidumbre en la actividad económica por sus grandes fluctuaciones; de ahí la invención de los seguros de cambio, seguros de divisa, etc, para garantizar sus negocios.

La actual crisis financiera internacional ha generado mucha desconfianza en las divisas. Ya no se confía tanto en el dinero como reserva de valor seguro debido a la fragilidad de las economías, a las devaluaciones y depreciaciones de las mismas. ¿Quién te puede garantizar que tales reservas de esta moneda van a seguir valiendo en el futuro? De hecho muchos fondos de inversión internacionales están utilizando como respaldo de sus activos a metales preciosos como oro en lugar de las divisas. ¿Significa esto que en la segunda década del S. XXI volvemos al patrón oro de antaño?

Pero todos estos apasionantes temas que aquí se introducen requerirían mucho que analizar y mucho que comentar. Y tendría que ser parte de otro futuro artículo.