Salir con un compañero de trabajo

23-01-2012 in Psicología y psiquiatría by Maite Nicuesa Guelbenzu

El amor también se puede encontrar en el trabajo porque pasas tantas horas en la oficina, que puedes enamorarte de un compañero. ¿Cómo puedes seducirle?

Conviene aportar a una historia que surge del trabajo la mayor naturalidad posible. Es mejor no confirmar nada ante los demás hasta que el romance ya esté totalmente consolidado. Así, en caso de que las cosas no vayan bien, evitarás tener que dar explicaciones a todos aquellos que te rodean.

Evitarás tener que hablar en el trabajo de asuntos del corazón que te afectan a primera persona. Por supuesto, siempre puedes hacer alguna confidencia a aquel compañero que a lo largo del tiempo se ha convertido para ti en un gran amigo y en tu mayor apoyo.

Por otra parte, a la hora de empezar a salir con un compañero de trabajo, también surgen las dudas porque al igual que sucede en la amistad, se piensa más en aquello que se puede perder que en aquello que se puede ganar.  Nadie consigue nada si no se arriesga y si no lucha de verdad por aquello que desea. Por ello, deja de lado todo aquello que puedes perder y céntrate, únicamente, en todo aquello que puedes ganar.

Además, al compartir tantas horas en la oficina con un compañero de trabajo, tienes muchas más excusas a la hora de proponerle un plan. El acercamiento también se puede producir de una forma gradual hasta que te sientas con la confianza necesaria para tomar el paso de proponerle una cita más íntima.

Es mejor que potencies la comunicación cara a cara y dejes de lado otras formas de expresión como el correo electrónico o el teléfono móvil. Le ves cada día en la oficina, por tanto, no tiene mucho sentido dirigirte a esa persona a través de la tecnología. Siempre es más bonito poder hablarle directamente y mirarle a los ojos para ver también su reacción.

El amor está en todas partes, pero es un verdadero placer, ir a trabajar con la ilusión de que hay alguien especial en la oficina. Si todavía no has encontrado a tu media naranja, entonces, no olvides que puedes buscar pareja en el entorno laboral.