Cómo triunfar con una carta de amor

21-11-2011 in Psicología y psiquiatría by Maite Nicuesa Guelbenzu

Existen muchas formas de escribir una carta de amor pero sólo una que sea realmente efectiva. Para encontrar la inspiración es importante escuchar los sentimientos que brotan del alma y sentir un amor sincero. Pero también, es importante saber que esa persona te quiere para poder desnudar tu modo de ser.

Es evidente que puedes declararte a través de una carta a una persona que no te corresponde, sin embargo, te arriesgas a sufrir una decepción. Vale la pena que hagas el esfuerzo de expresar tus sentimientos ante alguien que sabes que valora ese paso, que te aprecia de verdad y que también te quiere del mismo modo. ¿Cuáles son las claves de una carta romántica?

Una carta de amor puede ser una sorpresa agradable en las vacaciones de Navidad, el día de San Valentín, en el cumpleaños, o cualquier otro día que quieras dar una sorpresa a ser con el que compartes tu vida. De hecho, los días más monótonos son los más especiales para romper la rutina.

Además, gracias a las nuevas tecnologías, también puedes mandar tu carta a través del correo electrónico. ¿Por qué merece la pena decir ciertas cosas por escrito? Porque muchas veces, el ser humano no se atreve a decir ciertas cosas cara a cara. Algo tan sencillo en apariencia como decir “te quiero” parece un reto imposible en ciertos momentos.

En cambio, ante la libertad que aporta el folio en blanco es más fácil dejar que las palabras fluyan desde la generosidad de decirle a la persona amada aquello que de verdad es esencial. Para que una carta de amor sea efectiva ha de ser clara, es decir, no des mil rodeos hasta el punto de poder aburrir a la persona que te lee.

La clave del romanticismo reside en el equilibrio, es decir, en la justa medida de no caer en el sentimentalismo puro. Por ello, una carta de amor no debe escribirse en un sólo día. Es mejor que lo tomes como un trabajo de varios días, que la dejes guardada en un cajón por un tiempo y vuelvas a releerla con otra perspectiva para hacer balance y ver si de verdad te gusta lo que estás leyendo. Es decir, una vez escrita, debes corregirla y hacer cambios.

La brevedad y la calidad es mejor que la extensión ilimitada de palabras.