Alimentar la autoestima

18-10-2011 in Humanidades by Maite Nicuesa Guelbenzu

Hablar de amor implica atender a multitud de matices diferentes y de dimensiones y es que, antes de pensar en amor de pareja o amistad, es esencial analizar la relación que cada persona tiene consigo misma.

¿Crees que te quieres lo suficiente o crees que puedes mejorar en este aspecto? La verdad es que siempre solemos tratar a los demás mejor de lo que nos tratamos a nosotros. Ha llegado el momento de vivir y sentir. Aquí tienes algunos consejos para nutrir tu autoestima:

1) Toma la iniciativa en los planes sociales y organiza actividades que te supongan un esfuerzo y una ilusión por tu parte. Por ejemplo, invita a un amigo a merendar en casa, sé el mejor anfitrión, intenta sorprenderle. Verás que el agradecimiento y la alegría que te muestra te ayudan a sentirte valioso y a darte cuenta de que eres importante para los demás.

2) Mírate al espejo y obsérvate. Pero también, intenta encontrar el equilibrio y en el día a día, evita mirarte constantemente en el espejo para analizarte, déjate guiar simplemente, por el sentimiento que tienes de sentirte atractivo. Viste a la moda y permítete el gran placer de estrenar ropa bonita para ir a la oficina. Es decir, no esperes a que sea un día más especial porque un lunes también es un día genial en tu vida.

3) Realiza el siguiente ejercicio. Pídele a un grupo de cinco personas que te conozcan bien, que te digan tres cosas que admiran de ti. Es mejor que te den el mensaje por escrito ya que así tú podrás guardarlo y volver a leerlo en los momentos de debilidad emocional.

4) Intenta rodearte de personas adecuadas que te aprecian de verdad, por tanto, evita las críticas que no te llevan a ninguna parte. Ten conversaciones profundas con los demás dejando de lado los cotilleos y los rumores. En la medida en que cultivas tu mente también potencias tu autoestima y tu nivel de bienestar. Intenta estar junto a personas optimistas y positivas.

5) Realiza ejercicio físico, ten una vida activa, haz deporte y cuida tu alimentación.

6) La base del bienestar emocional procede de la autoestima, por tanto, respétate a ti mismo siempre. Realiza planes que te gusten e intenta hacerte la vida agradable.

7) Cultivar la autoestima implica atender al ser humano desde un punto de vista global, es decir, en relación con cuerpo y mente.