Estás navegando por el archivo de temperamento Archivos - Red De Autores.

by

Teoría de la personalidad (del cambio personal) – Factores constitutivos básicos

01-12-2011 in Psicología y psiquiatría by

TEMPERAMENTO

Esta conformado por el núcleo instintivo afectivo en convergencia con lo fisiológico, en donde interviene la influencia biológica, la herencia genética y la influencia de base de factores relacionados a aspectos transpersonales y espirituales. Del temperamento proceden los estados afectivos, los instintos, las tendencias propias de cada individuo y las disposiciones básicas de bondad, actividad, avidez, emotividad, sociabilidad y fatigabilidad. Del temperamento derivan un conjunto de rasgos relativamente estables, determinados principalmente por la biología y que se manifiestan en las diferentes formas de reacción conductuales que tiene la persona, en definitiva el temperamento hace referencia a las características emocionales de la conducta humana y es el núcleo desde donde se construye la personalidad.

AUTOPERCEPCIÓN

Es la capacidad que poseemos de percibirnos a nosotros mismos, nuestros estados y nuestros procesos internos, nuestro estado afectivo, emociones, sentimientos y pensamientos. Es la capacidad mediante la cual tenemos una representación de lo que acontece en nuestro interno.

AUTOCONCEPTO

Es como nos percibimos a nosotros mismos en relación con el entorno y los demás. Muchas veces las conductas de los demás parten de nuestra posición interna frente a ellos en base a como los percibimos subjetivamente y en base a nuestro autoconcepto y el como percibimos nuestras capacidades humanas que dependen de nuestra autoeficacia percibida y autorreflexión de nosotros mismos en relación a nuestras experiencias pasadas y expectativas futuras. Existe la necesidad de tener en cuenta que muchas veces necesitamos una resignificación de contenidos personales si existieran conflictos recurrentes en base a como nos percibimos a nosotros mismos.

CAPACIDAD DE AUTOCONTROL

Es la capacidad que poseemos para controlar los impulsos y tendencias de base biológica y los estados emocionales que se desencadenan como respuesta ante los hechos de nuestra vida e impiden que predomine el entendimiento racional, esta capacidad interviene en el proceso necesario para modificar la conducta interna y externa con el objeto que sea coherente con lo que se establece como patrón de conducta adaptada o con los objetivos internos que nos planteamos.

CONCEPTO DE LOS DEMAS

Tendencia de cómo se percibe a los demás que esta conformada por las experiencias familiares iniciales y las experiencias fuera de nuestro hogar, tiene influencia en nuestra seguridad interna en base a nuestras capacidades, frente a los demás, en la relaciones interpersonal y sociales.

Lee el resto de la entrada →

by

El temperamento

25-11-2011 in Ciencias, Psicología y psiquiatría, TIC by

Estamos constituidos inicialmente por un núcleo instintivo afectivo, de donde proceden los estados afectivos relacionados a la conservación de uno mismo y la especie. Desde el núcleo instintivo afectivo es donde se edifica la personalidad humana, es la fuente de los deseos y apetencias propias de la especie que se hereda junto con todo el patrimonio genético y su finalidad es la disponer la expresión de los elementos necesarios para la conservación de la especie.

El núcleo instintivo afectivo es la fuente de tendencias, deseos y apetencias que responden a necesidades básicas relacionadas a las actividades primarias y biológicas de la humanidad primitiva. Originalmente el hombre primitivo a través del instinto y sin un acusado razonamiento iniciaba una dinámica que permitía su conservación y la organización de su vida, en base a sus capacidades innatas dando origen a su organización jerárquica y teniendo una preponderancia clave en su existencia el instinto.

El instinto es inconsciente y escapa a todo control racional superior vinculado a la inteligencia y las capas superiores cerebrales, es una fuerza innata que opera sobre la personalidad ligada a la conservación, se trata de una fuerza impulsora a conservarse y conservar la especie.

Lee el resto de la entrada →

by

Hacia una definición de personalidad

18-11-2011 in Psicología y psiquiatría by

La personalidad es un constructo psicológico que tiene su inicio en la niñez con la construcción de la relación con uno mismo, el mundo y los demás. En esa construcción psicológica interna se adquieren imágenes, creencias y percepciones. Constitucionalmente tenemos deseos y tendencias instintivas propias de nuestro temperamento en donde intervienen factores biológicos y genéticos que nos marcan un cierto modo de actuar, pero también adquirimos creencias sobre nosotros, el mundo y los demás, todo ello converge en la personalidad y obviamente en nuestra conciencia de la realidad. Siendo esta construcción psicológica y su funcionalidad el nexo entre nuestro destino como seres humanos y el ambiente que nos rodea, se constituye en un aspecto fundamental del ser humano.

La personalidad es un constructo que se puede analizar como si fuera un sistema según algunos autores (Gordon Allport ¿Qué es la personalidad?), tiene una dinámica, incluye esquemas y creencias asimiladas durante el transcurso de la vida que nos explican como somos con nosotros, los demás y como actuar frente a ciertas situaciones, incluye nuestras expectativas de lo que queremos ser, lo que fuimos y las posibilidades que percibimos tener para el futuro. Mucho del proceso de construcción de la personalidad esta influenciado por el inconsciente colectivo y personal y por aspectos transpersonales o espirituales, por lo tanto de muchas cosas no tenemos control consciente absoluto.

Dentro de ese proceso de asimilación, aprendizaje, autoimagen y evolución pueden surgir problemas, situaciones, traumas etc, cosas no elaboradas adecuadamente por nosotros que pueden alterar nuestra autopercepción de los demás y la realidad de las situaciones a vivir o vividas. Pensemos ¿Cuantas veces tenemos o tuvimos temor de alguna situación trivial?, ¿Cuantas veces no sabemos como actuar en nuestra familia o reaccionamos con emociones que nos llevan a la ira de forma desajustada?
Nuestro razonamiento nos permite tener cierto margen de autocontrol y adaptación a la situaciones. Pero ¿que pasa si por algún motivo esos recursos de autocontrol y adaptación o resiliencia se ven disminuidos o no se hayan desarrollado adecuadamente? Y ¿ que pasaría si se convierte en un patrón inflexible de respuesta y se llega a actuar de forma desproporcionada o desajustada a lo que la sociedad admite como manera de actuar aceptable y caer en lo que se llama patológico.

Lee el resto de la entrada →

Ir a la barra de herramientas