Múltiples estados del ego

21-07-2012 in Psicología y psiquiatría by

En este modelo, los procesos del ego consciente se entienden como relaciones o diálogos con las figuras parentales internalizadas cuando se logra la constancia objetal y posteriormente. Antes del desarrollo del lenguaje formal, los bebés y niños aprenden significados e intenciones transmitidos por gestos y tonos de voz, en síntesis, variables y aspectos inconscientes que en realidad transmiten al niño el clima generado por la interacción familiar. Lo que se internaliza, más que objetos como comúnmente se estudia o relaciones de objeto, son procesos relacionales inconscientes que permiten la asimilación del clima familiar y de aspectos relacionados a las características de familia, de su historia y sus aspectos inconscientes familiares.

Como vimos en el apartado Trauma y Disociación los entornos abusivos y negligentes generan estímulos y aspectos que afectan la sensibilidad del niño fomentando la disociación patológica y produciendo que el niño no cuente con ayuda y recursos para verbalizar esas experiencias y asimilarlas a los contenidos experienciales personales, produciendo una fragmentación del ego consciente. Estos procesos patológicos afectan la conformación de la identidad, la autopercepción y el autoconcepto.

Si bien entre los contenidos relacionados al trauma puede haber recuerdos perdidos, es rara la amnesia total y normalmente se preserva cierta capacidad para la autopercepción de una situación traumática.

El modelo de los múltiples estados del ego describe afectaciones en tres aspectos del desarrollo de la personalidad para casos de disociación traumática:

  • El rol de la persona y su conducta hacia los demás
  • Las funciones finas del ego como la síntesis y la integración
  • La capacidad de autorreflexión