Estás navegando por el archivo de psiquiatría Archivos - Página 2 de 2 - Red De Autores.

by

La salud mental

20-11-2011 in Psicología y psiquiatría by

Hablamos en anteriores oportunidades a aspectos relacionados a la personalidad y a la salud mental la cual podemos intentar definirla como el equilibrio funcional armónico entre todas las funciones psíquicas sin alteraciones (atención, sensopercepción, ideación, pensamiento, conciencia, afectividad, actividad) en una equilibrada relación con nosotros mismos, los demás y el ambiente que nos rodea, con nuestro interno guiado por la voluntad hacia el autoconocimiento y crecimiento personal, auto percibiendo y equilibrando con nuestra entendimiento mental aquello que nos perturbe y que nos origine estados emocionales desequilibrados con ideas y conductas derivadas, desadaptadas de la realidad y de lo es socialmente aceptado y compartido por todos.

Vemos pues que al tratar de emitir un concepto de salud mental tenemos que tener en cuenta lo socialmente aceptado, lo que es considerado como normal en cuanto funcionalidad de la personalidad y conducta. Esta convención social implica también una subjetividad y un punto a considerar, ya que no todo lo que es considerado normal por el convencionalismo social significa que lo sea realmente.

Por ejemplo si viviéramos en una sociedad caníbal tendríamos seguramente un trastorno de la alimentación la mayoría de nosotros, por lo tanto la lupa por la cual la sociedad cataloga la normalidad o la falta de esta en las personas, no implica una verdad irrefutable ya que los prejuicios, la ignorancia, la estigmatización y la falta de interés por el ser humano también forman parte de la manera subjetiva que tenemos de catalogar a los demás y que esta influenciada por la información social subliminal que nos llega por los distintos medios y esta presente en las creencias y habladurías del común de la gente que cataloga de “loco” a todo aquel que hace algo o se expresa de manera distinta a lo que comúnmente se conoce, sin reconocer que cada ser humano es un ser individual que puede expresar su personalidad de infinitas formas. Sin embargo, sin olvidar lo comentado en líneas anteriores, hay que tener en cuenta que la ciencia tiene parámetros coherentes para evaluar la normalidad y la presencia de psicopatológica. Pero es interesante saberlo porque también se da el caso de personas que en apariencia son normales pero pueden estar inmersos en desequilibrios que no son tan evidentes a simple vista.

Lee el resto de la entrada →

by

El autoconcepto

19-11-2011 in Psicología y psiquiatría by

En la actualidad en muchos países puede observarse un aumento de la tasa de los indicadores de salud mental, la misma puede atribuirse a distintas causas de origen producto de factores biológicos, genéticos o ambientales, pero obviamente el aspecto psicosocial y nuestra relación con el entorno tienen una notoria influencia.

La autoestima es un aspecto de nuestra personalidad que es fundamental para una buena relación con nosotros mismos y por lo tanto para nuestra salud mental, en esta oportunidad decidimos analizar sus aspectos principales, su conformación y la relación del autoestima con las relaciones con los demás y los aspectos sociales.

La autoestima se construye desde la niñez, cuando somos niños y dependientes de los demás para vivir (familiares, cuidadores, etc), si bien somos aceptados incondicionalmente por ellos en situaciones normales, esta incondicionalidad es en parte, porque nuestras conductas o incluso nuestros gustos y tendencias son en algunas oportunidades corregidos en un proceso de aprendizaje familiar en el cual se construye nuestro aspecto formativo e ideal y los valores de nuestra conciencia. Si bien para una sana crianza esto es obviamente necesario, hay también dentro de ese proceso de crianza valoraciones personales de nuestros padres o entorno familiar y educacional que vienen acompañadas con ese aprendizaje y que producen en nosotros la necesidad de asimilación de los mismos con el objeto de ser aceptados por los demás, de esta forma los introyectamos como parte de nuestra personalidad, sin quizás constituir una necesidad real para nuestro futuro o para nuestras aspiraciones y sean incompatibles con nuestras tendencias derivadas de nuestro temperamento.

Lee el resto de la entrada →

Ir a la barra de herramientas