Estás navegando por el archivo de personalidad Archivos - Página 2 de 3 - Red De Autores.

El inconsciente. Introducción

23-02-2012 in Psicología y psiquiatría by Christian Chaler

En este documento analizaremos un aspecto de la psiquis al cual se ha hecho referencia en casi todos los documentos anteriores que es el inconsciente. Podemos afirmar en un contacto inicial con el tema, que de todo el caudal de contenidos que recibimos, tanto del ambiente, de las vivencias que experimentamos, como de nuestro interno, hay muchos aspectos que no quedan presentes en los contenidos de nuestra consciencia pero que forman parte de nuestra persona e influyen notoriamente en nosotros.

Nuestro consciente en relación a nosotros mismos y a todos los aspectos que conforman la vida tiene una capacidad limitada de asimilación, nuestra mente puede concentrarse en unos pocos estímulos en relación a la infinidad de factores y variables que llegan a nuestra percepción, sin embargo, existen en nosotros pruebas de que todo aquello de la realidad a lo que no le dedicamos atención y concentración, que llega a nosotros como accesorio a lo que es fundamental, forma parte de lo fijado en la memoria y puede aparecer en los sueños, proveniente del subconsciente o del inconsciente.

De todo lo vivido, aprendido y experimentado en la vida, queda un contenido experiencial subyacente, resultante de la convergencia de todas las experiencias, pero conscientemente no nos queda un pormenorizado detalle de todo lo vivido, aunque pueden hacerse presente en la conciencia detalles pormenorizados a través de la memoria, lo que evidencia que recepcionamos de forma subliminal todo aquello a lo que no le dedicamos una atención y concentración exclusiva. Con respecto a los contenidos de la etapa preverbal en la niñez, en donde no están desarrollados ni asimilados los contenidos propios del entendimiento del mundo, las vivencias son interpretadas por el niño a través del entendimiento mental propio de la edad y no están acompañados del entendimiento acabado de un adulto y por lo tanto asumen un contenido experiencial que tiene el potencial de generar un entendimiento irracional asociado al aspecto emocional vivenciado. Ese entendimiento irracional no esta presente en la consciencia, sino que desde el inconsciente influye en nosotros.

Lee el resto de la entrada →

Estructura superior de la personalidad. Integración funcional de los estratos

20-02-2012 in Psicología y psiquiatría by Christian Chaler

La integración de todos los estratos de la personalidad implica el equilibrio funcional entre procesos inferiores y procesos superiores de la personalidad, la funcionalidad complementaria entre la estructura superior de la personalidad conformada por mente-voluntad y la actividad del aspecto emocional sensorial y cuerpo físico.

Se hace necesario que la actividad mental superior tome autentico contacto y entendimiento de la actividad del aspecto emocional sensorial y del físico y que la expresión en la conducta tenga un equilibrado aporte emocional. Esto significa que la personalidad asuma un estado en que la actividad mental no desplace las emociones y sentimientos o estados afectivos que fluyen como respuesta ante las vivencias y que no se caiga en la inautenticidad al reprimir, negar o disociar la actividad del aspecto emocional sensorial con la mente.

Por lo tanto no significa que el equilibrio jerárquico de los procesos superiores implique que la mente tenga que evitar tomar contacto consciente con la actividad de los otros procesos, ni generar en forma inautentica aquello que la actividad emocional sensorial no genera en forma espontánea, que serian aquellos estados emocionales que se asumen desde lo mental debido a la influencia del aspecto ideal, en lo relacionado a lo que se percibe como emocionalmente correcto, pero que no es sentido profundamente, sino que es generado en el aspecto emocional por la mente, bajo la influencia de los principios éticos o de lo que se espera socialmente de nosotros.

Lee el resto de la entrada →

Estructura superior de la personalidad. El aspecto mental de los trastornos de personalidad

16-02-2012 in Psicología y psiquiatría by Christian Chaler

En relación a los trastornos de personalidad, las personas que los padecen tienen una personalidad en que predomina la influencia de su aspecto predominante del carácter, definido en la tabla de análisis de los trastornos de personalidad. Esa predominancia esta basada en creencias irracionales inconscientes que restan amplitud a la actividad mental, afectando su independencia y fluidez, por lo tanto la percepción de lo externo y de las vivencias se ve teñida de forma desequilibrada por esa tonalidad que se evidencia en su conducta desadaptada, sin que los procesos rectores y superiores de la personalidad puedan auto controlarla.
En estos casos el entendimiento se ve distorsionado al respecto de lo socialmente aceptado, porque en su afrontamiento y en su visión de la realidad existe también un conflicto con la vida o con la visión socialmente aceptada de la vida, en la que perciben imposibilidades o factores limitantes a los que le dan una dimensión exagerada en contraste con la percepción de sus capacidades personales.

Mucho del aspecto predominante de su carácter es una respuesta defensiva a esa imagen distorsionada de la realidad y de su persona, lo que se percibe desadaptado externamente es internamente para la persona una respuesta de sobrevivencia que se expresa de la forma en que se configura el aspecto predominante según el tipo de trastorno y que no es fácil abandonar por la persona, porque su abandono, es percibido como una amenaza a su conservación e incluso actúa como un impulso cuasi instintivo involuntario, sin que la persona pueda orientar la voluntad hacia su interno para controlar esa respuesta.

Lee el resto de la entrada →

Estructura superior de la personalidad. La actividad mental

13-02-2012 in Psicología y psiquiatría by Christian Chaler

En relación a la actividad mental, cuya expresión son los pensamientos, conceptos, juicios, razonamientos y deducciones y cuyo resultado es la construcción de la capacidad de acción humana que gradualmente vamos alcanzado y a trabes de la cual nos desenvolvemos en el mundo. Podemos comprender que esta, asume diferentes características en cada ser humano, tiene diferentes grados de objetividad y de libertad, de fluidez y capacidad para adquirir conocimientos nuevos. En síntesis, los seres humanos tenemos distinta capacidad mental, distintos hábitos en relación a la actividad mental y funcionalidad de la mente.

La mente tiene que lograr que conscientemente logremos una integración de todos los conocimientos e impresiones asimiladas conscientemente, para conformar una visión única, en el sentido de personal, de nosotros mismos, los demás y los ámbitos o entornos próximos en que estamos inmersos en la realidad.

A través de la actividad mental logramos una profundidad de entendimiento que permite percibir las alternativas mas realistas en que podamos decidir de que forma y como desenvolvernos, sin la excesiva presión de lo instintivo y emocional, pero pudiendo tomar contacto y alcanzando un auto entendimiento objetivo al respecto de nosotros mismos y en una relación armónica con lo externo a nosotros.

Al respecto de la actividad mental podemos definir algunas características para evaluar su funcionalidad, estas son:

Lee el resto de la entrada →

Estructura superior de la personalidad

07-02-2012 in Psicología y psiquiatría by Christian Chaler

Hablamos en anteriores documentos de la tectónica de la persona y de la existencia de un estrato superior de la personalidad constituido por el aspecto mental y la voluntad cuya actividad tiene por objeto los procesos psíquicos rectores o superiores de la personalidad, también describimos los procesos inferiores o primarios, con asiento en la funcionalidad del cuerpo físico y del aspecto emocional sensorial o alma humana.

Para una adecuada funcionalidad equilibrada de la personalidad, es necesario que exista un adecuado equilibrio jerárquico en el conjunto persona, entre, la actividad de los procesos rectores o superiores sobre la actividad de los procesos inferiores o primarios, pero sin perder contacto con la actividad de estos , como analizaremos mas adelante en este documento.

Esto implica que mediante nuestra voluntad, nuestro entendimiento y razonamiento mental debemos tomar contacto, identificar, adecuar y de ser necesario autocontrolar las necesidades físicas y los estados afectivos y emocionales, sin llegar a reprimirlos o negarlos conscientemente, porque esto implicaría que se conformen las bases para un conflicto psíquico, ya que de manera inconsciente, estarían presentes en nuestra personalidad y buscarían caminos alternativos de expresión que seguramente configuraran un desvío al respecto de su expresión natural.

También analizamos la necesidad de un marco de referencia moral respecto al cual referir nuestra conducta externa y nuestra expresión interna y que estaría integrado en nuestro aspecto ideal y en nuestra visión del mundo.

Lee el resto de la entrada →

Teoría de la personalidad (del cambio personal) – Definición de personalidad equilibrada

27-01-2012 in Psicología y psiquiatría by Christian Chaler

A continuación exponemos la definición de personalidad equlibrada del Dr. Juan Varas Ampuero del Ecuador, una personalidad equilibrada implica lo siguiente:

  • Relación con uno mismo.
  • No estar sobrecargados con las propias emociones – temores, angustia, amor, celos, culpabilidad o preocupaciones.
  • Las personas equilibradas Pueden manejar los disgustos de la vida rápidamente.
  • Tienen una actitud tolerante y fácil de llevar hacia ellos mismos y hacia otros y pueden reírse de sí mismos.
  • Nunca menosprecian ni sobreestiman sus habilidades.
  • Pueden aceptar sus propias faltas.
  • Se tienen respeto a sí mismos.
  • Se sienten capaces de manejar la mayoría de las situaciones.
  • Sienten placer en las cosas simples de cada día.

Relación con los demás:

  • Son capaces de dar y recibir amor y de considerar los intereses de otras personas.
  • Tienen relaciones personales satisfactorias y duraderas.
  • Tienen simpatía con otras personas y confían en ellas y sienten que otros tienen los mismos sentimientos hacia ellos.
  • Respetan las muchas diferencias que encuentran en las personas.
  • Pueden sentirse parte de un grupo.
  • Tienen un sentido de responsabilidad hacia el prójimo.
  • Ser capas de satisfacer las demandas de la vida
  • Resuelven sus problemas conforme se van presentando
  • Aceptan responsabilidades.
  • Adaptan su ambiente tanto como es posible; se ajustan a él siempre que es necesario.
  • Hacen planes por adelantado y no temen al futuro.
  • Aceptan gustosos nuevas experiencias e ideas.
  • Hacen uso de sus talentos.
  • Se ponen a sí mismos metas reales.
  • Son capaces de tomar sus propias decisiones.
  • Se sienten satisfechos en poner su máximo esfuerzo en lo que hacen.

Teoría de la personalidad (del cambio personal) – Conclusiones

23-01-2012 in Opinión y actualidad, Psicología y psiquiatría by Christian Chaler

Concluimos que muchos de nuestros recursos internos y nuestra personalidad es puesta a prueba en la vida por ciertos y determinados hechos que tienen un impacto emocional en nosotros, estos hechos ponen a también nuestra capacidad de acción humana, requieren de esfuerzo y autorreflexión interna en base a un marco de referencia positivo con el cual contrastar nuestro accionar externo y nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, con el objeto de identificar nuestros puntos débiles y poder superarlos. Abordando de esta forma esas pruebas de vida se constituyen en una oportunidad para ampliar y transformar positivamente nuestras capacidades, nuestro conocimiento de nosotros mismos, nuestro autoconcepto y toda nuestra personalidad en crecimiento y evolución.

Es en estos hechos en donde respondemos con nuestro aspecto predominante que conforma la estructura de nuestro carácter y que es un patrón de respuesta típico para esta clase de experiencias, en donde vemos comprometido nuestro interno a una exigencia, ya sea por dolor o por dificultad de aceptación consciente de lo que esta ocurriendo. En muchos casos este patrón de respuesta es generador de desadaptaciones o afecta nuestro clima interno por la interferencia del impacto emocional en la calidad de nuestros pensamientos, sentimientos y por ende en nuestro clima interno.

Lee el resto de la entrada →

Teoría de la personalidad (del cambio personal) – Marco de referencia

18-01-2012 in Psicología y psiquiatría by Christian Chaler

Si tomamos como ejemplo las comunidades aborígenes, se puede comprender que los integrantes de estas se aferran a su pertenencia real a la naturaleza y de su observación y respeto como seres integrantes dan sentido a su vida, en función de los contenidos de creencias que explican cómo debe ser la vida. De esa relación de pertenencia con la naturaleza alcanzan a comprender las leyes de la vida expresadas en el entorno natural que los provee de todo lo que necesitan.

Los hombres actuales de occidente y del mundo industrializado en general nos encontramos en conflicto con la asimilación y captación de un modelo de referencia que nos permita comprender las mismas leyes de la vida, que al igual que a los aborígenes nos rigen a nosotros, como consecuencia de esa imposibilidad creamos también creencias irracionales derivadas e influenciadas por el clima resultante social, que como analizamos anteriormente esta conformado por los climas individuales de todos los seres humanos en función de la calidad de nuestros pensamientos, sentimientos y emociones y como resultado es evidente que vivimos en una sociedad no sustentable y plagada de puntos de inflexión.

El excesivo materialismo derivado de la creencia global en que la felicidad se encuentra en la posesión de objetos materiales provoca insatisfacción interna en muchos seres humanos y los resultados de esa desviación moral se puede observar en la cantidad de puntos de inflexión social que representan reales síntomas globales de una patología social que nos es inherentes a todos los seres humanos.

Lee el resto de la entrada →

Teoría de la personalidad (del cambio personal) – Desenvolvimiento de la personalidad

17-01-2012 in Psicología y psiquiatría by Christian Chaler

La vida humana se conforma por una sucesión de vivencias, sin embargo hay hechos que son los que definimos como de características especiales que producen un impacto trascendental en la vida y que motivan cambios, porque implica la necesidad de aprendizaje y de poner en juego nuestra voluntad y todos nuestros recursos internos para encontrar un camino de solución. Son hechos que necesitan de decisiones claves y que son definitorios frente a nuestro destino y rumbo y que conforman una prueba de vida.

Es en esos hechos en que se prueban e incluso se desarrollan nuestras capacidades internas y es por estos hechos que nos vemos en la necesidad de realizar cambios en nuestra personalidad, porque los mismos rompen con los esquemas permanentes que dominamos con facilidad, despiertan emociones fuertes y ponen a prueba nuestra autoeficacia y capacidad de acción humana en toda su extensión.

Estos hechos no pueden tipificarse ni generalizarse sino que son aquellos que de forma subjetiva producen que toda nuestra atención, resiliencia y criticidad este puesta en juego para su abordaje. Según la sensibilidad de la persona, puede que un hecho trivial para alguien sea de características especiales para otra o por ejemplo una persona que padece trastorno limite de la personalidad viva bajo hechos que para el común de la gente son triviales y sin embargo le generan impactos como si fueran hechos de características especiales en personas que no padecen ese trastorno.

Lee el resto de la entrada →

Teoría de la personalidad (del cambio personal) – Dinámica de la relación entre los factores principales

09-01-2012 in Psicología y psiquiatría by Christian Chaler

Se presenta el siguiente esquema básico de relación entre los factores anteriormente mencionados para facilitar su comprensión

Lo seres humanos en nuestra dinámica interna pensamos, sentimos y tenemos emociones, son las variables que intervienen en esa dinámica y que varían en calidad e intensidad. La intensidad puede deberse a factores temperamentales o biológicos y al impacto del tipo de vivencia que estemos experimentando como seres humanos, pero la calidad depende de dos factores que definimos como Densidad – Sutileza y Positividad – Negatividad, que se caracterizan por:

  • DENSIDAD – SUTILEZA: El grado de contenido material de los pensamientos, sentimientos y emociones, que se relaciona con las sensaciones físicas que podamos experimentar o que busquemos satisfacer como necesidad y que influye en la aportación de densidad o sutileza a nuestro clima interno, en función de su acercamiento a aspectos físicos derivados de sensaciones materiales en exclusividad o derivadas de la influencia de instintos primarios.
  • POSITIVIDAD – NEGATIVIDAD: El grado de positividad o negatividad que los pensamientos, sentimientos y emociones tengan. Siendo positivo aquello que contribuye al bienestar de los demás y que se deriva del amor hacia otros, la justicia y el bienestar de todo el conjunto y negativo lo que responde al egoísmo, el odio, la ira y todos los aspectos que impliquen afectar la vida de otros o de si mismo y que pueden estar motivados por la influencia excesiva de aspectos relacionados a lo instintivo primario.