La percepción de lo externo

27-12-2011 in Ciencias, TIC by Christian Chaler

En el documento el aspecto emocional sensorial analizamos las tendencias, las emociones y los estados afectivos permanentes, los cuales conforman la actividad del alma humana como una vivencia interior en relación con el ambiente, previo a sus estímulos para el caso de las tendencias y como respuesta a estos, para el caso de las emociones y estados afectivos que son vivencias internas en intima relación con el entorno. El mundo externo es percibido en un proceso complejo en el que intervienen los estímulos y el significado que estos tengan internamente para nosotros, respecto a nuestro entendimiento y conocimientos aprendidos.

Cada ser humano tiene su forma de ver el mundo y de interpretarlo, aunque existe una base común de entendimiento compartida por todos. Intervienen en el proceso subjetivo de percepción los siguientes factores :

  • Tendencias personales
  • Calidad del clima interno
  • Conocimientos adquiridos y capacidad de acción humana
  • Equilibrio emocional
  • Temperamento y carácter
  • Aprendizaje

Cada ser humano tiene su propia manera de recepcionar los estímulos y de interpretarlos e incluso de responder ante ellos, en síntesis, es según su personalidad como se percibe e interpreta lo externo e incluso no está ajeno a ello ni a nada relacionado a la personalidad, los aspectos espirituales transpersonales que influyen notoriamente en las tendencias, clima interno, en la construcción de la personalidad y en el entendimiento y la interpretación que se hace de aquello que se percibe de lo externo.

Percibimos e interpretamos el mundo externo mediante un complejo proceso en que intervienen los órganos de percepción físicos, órganos de percepción interna y funciones psíquicas, es la mente la que ordena y representa internamente todo lo percibido de lo externo y son los órganos de percepción, el sistema nervioso y las funciones psíquicas los instrumentos a través de los cuales asimilamos la información que posibilita la representación de lo externo en nuestra consciencia.

Esa ordenación y representación mental comentada, esta teñida con la tonalidad afectiva que proviene, como respuesta a lo percibido, de la actividad del aspecto emocional sensorial. Todo este, llamémoslo proceso, transcurre como una unidad perfecta, excepto frente a síntomas de una patología, como por ejemplo la esquizofrenia, en donde se desordenan los procesos intervinientes en la percepción y por ende la interpretación tiende a ser desviada de la realidad con el objeto de encontrar una explicación a lo percibido en forma desordenada.

Esa ordenación y representación mental consciente, se hace en base a lo previamente asimilado anteriormente y que brinda una base de entendimiento simbólica sobre la cual incluir lo percibido actual que contrasta con los constructos personales que integran nuestra visión del mundo, interviniendo la memoria para evocar esos contenidos e interviniendo también en este proceso la influencia de aspectos inconscientes.

Recordemos lo enunciado en el documento “Teoría de la personalidad”, en donde señalamos que existe la realidad, pero todos nosotros tenemos una interpretación subjetiva de la misma integrada por lo que George Kelly denomino constructos personales.
Kelly afirma que “los seres humanos buscamos asimilar nuestras experiencias del mundo en armonía con unas pautas o categorías personales.”

Experiencia tras experiencia, desde el nacimiento, influyen dejando como resultado una internalización subjetiva de las mismas en nuestra consciencia y en nuestro inconsciente, que gradualmente van consolidando nuestra visión del mundo y asi nuevas experiencias hacen que tengamos nuevas internalizaciones subjetivas, que revisemos algunas y abandonemos otras. Estas categorías son los constructos personales.

Un constructo puede definirse como cualquier entidad hipotética de difícil definición dentro de una teoría científica. Un constructo es algo de lo que se sabe que existe, pero cuya definición es difícil o compleja. Un constructo puede definirse por su aspecto constitutivo o por su aspecto operacional en relación a que variables intervienen en su presencia o ausencia, las que incluso, en función de aquello que se este estudiando puede ser mensurable y abordarse su análisis por medio de las matemáticas como herramienta. Lee el resto de la entrada →