El depositario del miedo

15-07-2012 in Sociedad by Luis Miguel Gil Gonzalo

Mi última «creación». Lo creáis o no, me tuve que levantar a las 05:30 de la mañana para escribirlo… tal fue el impulso que sentí. A las siete menos cuarto lo terminé… Mi mujer cree que estoy loco. Puede que tenga razón.

El depositario del miedo

Todo comenzó como suelen comenzar todas las cosas importantes: mucho tiempo atrás.

La tensión se palpaba en el ambiente y cargaba el aire de energía quasi eléctrica que, como si de electricidad efectivamente se tratara, obedeció, sin más, a las leyes de su propia física.

Nadie le puso nombre y nadie le preguntó; a nadie le interesaba. Por otro lado, su soledad no duró mucho; sólo se sabe que, en un momento dado, como alfileres atraídos por un gigantesco imán invisible, los ciudadanos comenzaron a congregarse a las puertas del Congreso.

Primero fue aquel primero; enseguida llegó el segundo, el tercero… no tardaron en ser más de veinte. Como por generación espontánea, una pequeña multitud empezó a tomar forma a las puertas del mismísimo órgano depositario de la Soberanía.

Lee el resto de la entrada →