Hechos externos y nosotros mismos

18-09-2012 in Psicología y psiquiatría by

En síntesis, como analizamos en la introducción al respecto de la frontera del ego según el concepto del budismo, al internalizar aspectos superiores por avanzar en el proceso de nuestro desarrollo psíquico, que implica una mayor influencia de la totalidad de la psiquis sobre la influencia de los reclamos primarios del ego consciente, la frontera del ego se va estrechando, pero en este caso la frontera del ego se encuentra extendida y por lo tanto la proyección mencionada se extiende sobre todo lo que sea percibido como dentro de ella, percibiendo la persona una capacidad de acción que en realidad resulta ser una fantasía.

Todo este proceso sucede de forma finamente inconsciente y consiste en una distorsión que como resultado final provoca que la persona perciba tener capacidades que en realidad ha conocido o visualizado como potenciales en si mismo, pero que no ha desarrollado, sin embargo actúa como si así fuera, proyectándose en situaciones que obviamente en el tiempo real de las mismas se hace notoria la ausencia de capacidad real, constituyendo un factor de entropía en las relaciones interpersonales que puede derivar a rasgos patológicos.

Lee el resto de la entrada →