Estás navegando por el archivo de estructura superior Archivos - Red De Autores.

by

Estructura superior de la personalidad. Integración funcional de los estratos

20-02-2012 in Psicología y psiquiatría by

La integración de todos los estratos de la personalidad implica el equilibrio funcional entre procesos inferiores y procesos superiores de la personalidad, la funcionalidad complementaria entre la estructura superior de la personalidad conformada por mente-voluntad y la actividad del aspecto emocional sensorial y cuerpo físico.

Se hace necesario que la actividad mental superior tome autentico contacto y entendimiento de la actividad del aspecto emocional sensorial y del físico y que la expresión en la conducta tenga un equilibrado aporte emocional. Esto significa que la personalidad asuma un estado en que la actividad mental no desplace las emociones y sentimientos o estados afectivos que fluyen como respuesta ante las vivencias y que no se caiga en la inautenticidad al reprimir, negar o disociar la actividad del aspecto emocional sensorial con la mente.

Por lo tanto no significa que el equilibrio jerárquico de los procesos superiores implique que la mente tenga que evitar tomar contacto consciente con la actividad de los otros procesos, ni generar en forma inautentica aquello que la actividad emocional sensorial no genera en forma espontánea, que serian aquellos estados emocionales que se asumen desde lo mental debido a la influencia del aspecto ideal, en lo relacionado a lo que se percibe como emocionalmente correcto, pero que no es sentido profundamente, sino que es generado en el aspecto emocional por la mente, bajo la influencia de los principios éticos o de lo que se espera socialmente de nosotros.

Lee el resto de la entrada →

by

Estructura superior de la personalidad. La actividad mental

13-02-2012 in Psicología y psiquiatría by

En relación a la actividad mental, cuya expresión son los pensamientos, conceptos, juicios, razonamientos y deducciones y cuyo resultado es la construcción de la capacidad de acción humana que gradualmente vamos alcanzado y a trabes de la cual nos desenvolvemos en el mundo. Podemos comprender que esta, asume diferentes características en cada ser humano, tiene diferentes grados de objetividad y de libertad, de fluidez y capacidad para adquirir conocimientos nuevos. En síntesis, los seres humanos tenemos distinta capacidad mental, distintos hábitos en relación a la actividad mental y funcionalidad de la mente.

La mente tiene que lograr que conscientemente logremos una integración de todos los conocimientos e impresiones asimiladas conscientemente, para conformar una visión única, en el sentido de personal, de nosotros mismos, los demás y los ámbitos o entornos próximos en que estamos inmersos en la realidad.

A través de la actividad mental logramos una profundidad de entendimiento que permite percibir las alternativas mas realistas en que podamos decidir de que forma y como desenvolvernos, sin la excesiva presión de lo instintivo y emocional, pero pudiendo tomar contacto y alcanzando un auto entendimiento objetivo al respecto de nosotros mismos y en una relación armónica con lo externo a nosotros.

Al respecto de la actividad mental podemos definir algunas características para evaluar su funcionalidad, estas son:

Lee el resto de la entrada →

by

Estructura superior de la personalidad

07-02-2012 in Psicología y psiquiatría by

Hablamos en anteriores documentos de la tectónica de la persona y de la existencia de un estrato superior de la personalidad constituido por el aspecto mental y la voluntad cuya actividad tiene por objeto los procesos psíquicos rectores o superiores de la personalidad, también describimos los procesos inferiores o primarios, con asiento en la funcionalidad del cuerpo físico y del aspecto emocional sensorial o alma humana.

Para una adecuada funcionalidad equilibrada de la personalidad, es necesario que exista un adecuado equilibrio jerárquico en el conjunto persona, entre, la actividad de los procesos rectores o superiores sobre la actividad de los procesos inferiores o primarios, pero sin perder contacto con la actividad de estos , como analizaremos mas adelante en este documento.

Esto implica que mediante nuestra voluntad, nuestro entendimiento y razonamiento mental debemos tomar contacto, identificar, adecuar y de ser necesario autocontrolar las necesidades físicas y los estados afectivos y emocionales, sin llegar a reprimirlos o negarlos conscientemente, porque esto implicaría que se conformen las bases para un conflicto psíquico, ya que de manera inconsciente, estarían presentes en nuestra personalidad y buscarían caminos alternativos de expresión que seguramente configuraran un desvío al respecto de su expresión natural.

También analizamos la necesidad de un marco de referencia moral respecto al cual referir nuestra conducta externa y nuestra expresión interna y que estaría integrado en nuestro aspecto ideal y en nuestra visión del mundo.

Lee el resto de la entrada →

Ir a la barra de herramientas