Estás navegando por el archivo de autoconcepto Archivos - Red De Autores.

by

Origen de los trastornos de personalidad

09-12-2011 in Psicología y psiquiatría by

Una ves que una persona fue diagnosticada de trastorno de personalidad conocer el origen exacto de la combinación de variables que lo desencadenaron se asemeja a una red compleja en la que es difícil determinar las causas originarias.
Obviamente en las terapias que la persona realice afloraran a la consciencia cuestiones que la persona experimento o experimenta y que evidenciaran un conflicto intrapsiquico cuya desadaptación, resultante del trastorno, es producto del conjunto de síntomas propios del trastorno.

En principio los factores constitucionales, biológicos, genéticos, temperamentales pueden tener influencia en esa red compleja que interviene en el origen de un trastorno de la personalidad, estos factores constituyen una tendencia que acompaña al individuo toda la vida. Existe lo que enunciamos en el documento anterior “el temperamento” que se denomina temperamento de riesgo y que es una tendencia que tiene un joven, que debe complementarse con una adecuada educación y asistencia psicopedagógica, con el objeto de actuar proactivamente y adelantarse a la solución temprana de posibles conflictos futuros.

La influencia del aprendizaje familiar es medular, este el que reforzara ciertas respuestas de la persona e influirá en su clima interno – Ver documento anterior “teoría de la personalidad (del cambio personal)”, estas respuestas aprendidas, dentro de un ambiente disfuncional podrán ser desadaptadas. Ver el documento anterior “el aprendizaje” en donde se analiza que estas respuestas pueden ser aprendidas no solo por refuerzo, sino también por ensayo y error e incluso por imitación de figuras primarias, las que si tienen un comportamiento patológico, servirán de influencia.

Lee el resto de la entrada →

by

Trastornos de la personalidad

05-12-2011 in Ciencias, TIC by

Antes de enunciar los patrones característicos que involucra un trastorno de personalidad según el DSM IV – Manual diagnostico y estadístico de trastornos mentales-, vamos a enunciar una definición sintética de personalidad y recordaremos los conceptos básicos definidos en el anterior documento “Teoría de la personalidad (del cambio personal)” para los cuales definiremos el estado que asumen esos factores personales en cada tipo de trastorno especificado.

Personalidad: La personalidad es un constructo psicológico que tiene su inicio en la niñez con la construcción de la relación con uno mismo, el mundo y los demás. Constitucionalmente tenemos un núcleo instintivo afectivo que en convergencia con nuestro organismo se constituye en el temperamento. Desde el núcleo instintivo afectivo se edifica la personalidad humana y es la fuente de los deseos y apetencias propias de la especie que se hereda junto con todo el patrimonio genético.

Acompañando a la evolución física del organismo y en especial con las capas superiores del cerebro, los seres humanos desarrollamos la capacidad cognitiva e inteligencia que junto con el aprendizaje familiar, social y las experiencias personales asimila formas de respuesta propias y produce transformaciones y adecuaciones a las tendencias instintivas y con ello se posibilita la adaptación a las normas en el medio social y la convivencia. La convergencia de estos factores conforman la personalidad humana, que seria la expresión de todo ese conjunto en el medio social, como un todo indisoluble que es la expresión del ser en el medio humano impulsado por sus características propias constitutivas y adaptadas a las normas sociales convencionadas.

Lee el resto de la entrada →

by

Teoría de la personalidad (del cambio personal) – Factores constitutivos básicos

01-12-2011 in Psicología y psiquiatría by

TEMPERAMENTO

Esta conformado por el núcleo instintivo afectivo en convergencia con lo fisiológico, en donde interviene la influencia biológica, la herencia genética y la influencia de base de factores relacionados a aspectos transpersonales y espirituales. Del temperamento proceden los estados afectivos, los instintos, las tendencias propias de cada individuo y las disposiciones básicas de bondad, actividad, avidez, emotividad, sociabilidad y fatigabilidad. Del temperamento derivan un conjunto de rasgos relativamente estables, determinados principalmente por la biología y que se manifiestan en las diferentes formas de reacción conductuales que tiene la persona, en definitiva el temperamento hace referencia a las características emocionales de la conducta humana y es el núcleo desde donde se construye la personalidad.

AUTOPERCEPCIÓN

Es la capacidad que poseemos de percibirnos a nosotros mismos, nuestros estados y nuestros procesos internos, nuestro estado afectivo, emociones, sentimientos y pensamientos. Es la capacidad mediante la cual tenemos una representación de lo que acontece en nuestro interno.

AUTOCONCEPTO

Es como nos percibimos a nosotros mismos en relación con el entorno y los demás. Muchas veces las conductas de los demás parten de nuestra posición interna frente a ellos en base a como los percibimos subjetivamente y en base a nuestro autoconcepto y el como percibimos nuestras capacidades humanas que dependen de nuestra autoeficacia percibida y autorreflexión de nosotros mismos en relación a nuestras experiencias pasadas y expectativas futuras. Existe la necesidad de tener en cuenta que muchas veces necesitamos una resignificación de contenidos personales si existieran conflictos recurrentes en base a como nos percibimos a nosotros mismos.

CAPACIDAD DE AUTOCONTROL

Es la capacidad que poseemos para controlar los impulsos y tendencias de base biológica y los estados emocionales que se desencadenan como respuesta ante los hechos de nuestra vida e impiden que predomine el entendimiento racional, esta capacidad interviene en el proceso necesario para modificar la conducta interna y externa con el objeto que sea coherente con lo que se establece como patrón de conducta adaptada o con los objetivos internos que nos planteamos.

CONCEPTO DE LOS DEMAS

Tendencia de cómo se percibe a los demás que esta conformada por las experiencias familiares iniciales y las experiencias fuera de nuestro hogar, tiene influencia en nuestra seguridad interna en base a nuestras capacidades, frente a los demás, en la relaciones interpersonal y sociales.

Lee el resto de la entrada →

by

El autoconcepto

19-11-2011 in Psicología y psiquiatría by

En la actualidad en muchos países puede observarse un aumento de la tasa de los indicadores de salud mental, la misma puede atribuirse a distintas causas de origen producto de factores biológicos, genéticos o ambientales, pero obviamente el aspecto psicosocial y nuestra relación con el entorno tienen una notoria influencia.

La autoestima es un aspecto de nuestra personalidad que es fundamental para una buena relación con nosotros mismos y por lo tanto para nuestra salud mental, en esta oportunidad decidimos analizar sus aspectos principales, su conformación y la relación del autoestima con las relaciones con los demás y los aspectos sociales.

La autoestima se construye desde la niñez, cuando somos niños y dependientes de los demás para vivir (familiares, cuidadores, etc), si bien somos aceptados incondicionalmente por ellos en situaciones normales, esta incondicionalidad es en parte, porque nuestras conductas o incluso nuestros gustos y tendencias son en algunas oportunidades corregidos en un proceso de aprendizaje familiar en el cual se construye nuestro aspecto formativo e ideal y los valores de nuestra conciencia. Si bien para una sana crianza esto es obviamente necesario, hay también dentro de ese proceso de crianza valoraciones personales de nuestros padres o entorno familiar y educacional que vienen acompañadas con ese aprendizaje y que producen en nosotros la necesidad de asimilación de los mismos con el objeto de ser aceptados por los demás, de esta forma los introyectamos como parte de nuestra personalidad, sin quizás constituir una necesidad real para nuestro futuro o para nuestras aspiraciones y sean incompatibles con nuestras tendencias derivadas de nuestro temperamento.

Lee el resto de la entrada →

Ir a la barra de herramientas