Omnipresencia Confuciana

06-12-2011 in Sociedad by Álvaro Frías García

Kong Fu Tse (Kǒngzǐ,孔子), nació en 551 a.c. en el seno de una familia de terratenientes noble, en un momento de desorden en China. Más tarde, se convertiría en el maestro Kong, más conocido como Confucio. La influencia de este filósofo chino, creador del confucianismo fue tal que se convirtió en una de las figuras más influyentes de la historia china, sobrepasando fronteras y dejando un infinito legado en el mundo. Sin embargo, pese a su sed insaciable de desarrollar virtudes eternas, según las cuales una sociedad debe establecer el orden y unas estructuras sociales, le tocó vivir tiempos de agitación. Confucio observó cinco relaciones esenciales entre los seres humanos e hizo hincapié en la importancia de la armonía entre ambas, aún muy vigente en la sociedad coreana en forma de lazos de amistad:

  1. Dominante – Sujeto
  2. Padre – Hijo
  3. Marido – Mujer
  4. Hijo mayor – Hijo menor
  5. Anciano – Joven
Confucio

La filosofía confuciana gira en torno al hombre junzi, quien practicaba el Yi y el Li. Junzi representaba el equilibrio entre las relaciones sociales donde el profundo respeto al alza en la jerarquía, era un pilar fundamental. Confucio asumía que aquel problema social y la existencia de personas fuera de la ley derivaban de una falta de iluminación, de ahí su ímpetu en la educación e intelectualidad, también aún palpable en la cultura oriental. Además, sostenía que todas las cosas estaban interconectadas, donde el Yin y el Yang, fenómenos no estáticos, representan la compleja relación con lo intuitivo, y las tensiones entre ellos plantea un desafío en las sociedades y personas. Confucio veía la enseñanza intemporal como la sólida base para la construcción de una sociedad que se entendía por sí misma y respetaba la dependencia colectiva.

Lee el resto de la entrada →